Lactancia compartida

Unai tomando el pecho de Azucena, amiga de su madre

En la mayoría de libros, artículos, folletos, etc. sobre lactancia se suele omitir esta información básica: a los lactantes les chiflan las tetas. Todas las tetas, muchísimo. Tanto es así que si pueden probar la leche de otras madres además de la suya propia se muestran encantados. Por otra parte a numerosas madres la idea de amamantar esporádicamente a otros lactantes además del suyo (o suyos) propio también les parece muy atractiva. De hecho para más de una es un sueño hecho realidad. Hace ya tiempo que vengo observando varias conductas en madres y lactantes que me hacen pensar que la lactancia compartida es parte de la norma biológica, lo que ha previsto la naturaleza. Una ha sido comprobar como los lactantes de más de un año, cuando están en brazos de una mujer que no es su madre pero sí de su confianza a menudo buscan el pecho con todo el descaro del mundo. Toquetean, cabecean, meten la mano, juegan…Según la naturalidad con que reaccione la mujer en cuestión tendrán o no éxito en conseguir lo que buscan, que es simple y llanamente tomar el pecho de otra madre o incluso de una abuela. También he visto como esos mismos lactantes de uno, dos o más años sonríen con deleite y admiración si alguna mujer distinta de su madre desnuda su pecho delante de ellos: la boca se les hace agua, o mejor dicho, leche. Los lactantes de menos de un año también pueden mostrar este interés por pechos ajenos, pero más raramente o con menos descaro por decirlo de alguna forma.

Unai con Paula, su madre

Otra de las conductas espontáneas que he observado es que a muchas madres que amamantan o han amamantado, en presencia de un lactante que llora les sale instintivamente el ofrecerle el pecho. Claro que la mayoría de las veces se reprimen por temor al que dirán, pero las ganas ahí están y creo que tienen que ver con esa misma norma biológica: algo que nuestra naturaleza ha previsto que hagamos espontáneamente porque es bueno para la supervivencia de la especie. Por eso me irrita tanto la frase de “te está usando de chupete“. Es justo al revés: el chupete es el sustituto del pezón. Si las mujeres entendiéramos que nuestros pezones sirven de consuelo y nutren, no sólo durante la lactancia ni exclusivamente para nuestros bebés, más abuelas, amigas, tías ofrecerían ese consuelo espontáneo a los bebés de sus hijas, amigas o hermanas. Claro que entonces habría menos viajes urgentes a la farmacia a comprar ese chupete extraviado…No hace tanto que la lactancia compartida era la norma en muchos pueblos y aldeas de nuestro país. Si tenían que desplazarse o ausentarse las madres dejaban a sus bebés lactantes al cuidado de otra mujer que también estaba amamantando para asegurar que su bebé recibiría los mejores cuidados en ausencia de la madre.

Creo que para los lactantes tomar leche de otras madres es algo espontáneo, natural, igual que succionar otros pechos incluso si estos ya no producen leche. Lo raro es no hacerlo. Pero por desgracia todavía falta mucha teta y mucha cultura de lactancia.

Con la lactancia compartida se crean los preciosos vínculos de leche: hermanos y hermanas de leche, tema que dejo para un próximo post. Os dejo dos videos preciosos: uno de Salma Hayek amamantando a un bebé en Sierra Leona, mientras cuenta la tradición de lactancia compartida entre las mujeres de su familia. Otro fantástico de niños y niñas pidiendo lo que quieren. Y lanzo dos preguntas: ¿habéis compartido vuestra lactancia con bebés de amigas, hermanas, primas etc.? Sin estar amamantando, ¿habéis ofrecido el pecho a un lactante como consuelo? ¡Contadlo!

59 comments

  1. Contaba mi abuela que mi bisabuela tuvo que irse de La Rioja a Valencia urgentemente por la enfermedad de un familiar, una época en que amamantaba a su última (y décima) hija. Se la dejó a mi abuela, la mayor de los diez hermanos, que en ese momento amamantaba a su primera hija (y tía del bebé). Me parece una historia preciosa y me imagino a mi abuela con su hija y su hermana al pecho…… precioso ¿no?

    1. YO BAJO CIRCUNSTANCIAS DIFERENTES LE DI A VARIOS BEBES DE MI LECHE MATERNA ERA TAL ABUNDANCIA QUE LA PUDE COMPARTIR Y LES CONFIESO QUE UNA VEZ LLEGANDO DE UNA BODA YA NO AGUANTABA EL DOLOR Y LOS PECHOS LOS TENIA HECHOS BOLAS MI ESPOSO TUBO QUE MAMAR PARA AYUDARME A QUITAR EL DOLOR EN ESE MOMENTO , PORQUE EL NIÑO NO TENIA HAMBRE, ESTOY FRANCAMENTE IMPRESIONADA DEL SIGNIFICADO DE ESTO, Y SE RESUME EN UNA PALABRA HERMOSA… COMPARTIR. Y ESTA PALABRA ES EN TODOS NUESTROS ASPECTOS DE LA VIDA, NO HAY QUE ATESORAR HAY QUE COMPARTIR. COMPARTIR, SONRISAS, ALIENTO AMISTAD, ADMIRACION, AGRADECIMIENTO, COMIDA, TIEMPO, AMISTAD, HERMANDAD, Y HASTA TUS PENSAMIENTOS, HASTA AVECES COMPARTIR ALGUNA SITUACION TRISTE DE NUESTRA VIDA QUE A LO MEJOR LE SIRVE ESCUCHARTE Y LE AYUDARA EN SU PROBLEMA.

  2. A mis hijos les encanta el video de “quiero teta!”, se quedan extasiados mirando. Yo creo que se sienten “comprendidos”.
    No he tenido la experiencia pero no por ganas, sino por el que dirán. Hace poco un compañero del cole de mi hijo mayor (4 años), me pidió teta cuando vio al mío hacerlo. Le hubiera dado a probar, pero su madre y yo solo nos miramos con extrañeza.
    Y en otra ocasión, la sobrina de una amiga “merodeaba” a mi alrededor con poco disimulo (tendría 2 años) pero tampoco nos animamos…
    Por otro lado reconozco que me sentiria “celosa” a la inversa, que cosa mas tonta…
    A lo mejor algún día vivo la experiencia.

  3. Es curioso porque.. ¡¡pensaba que era la única que tenía ése sentimiento!!, estoy embarazada y ni si quiera he dado el pecho, pero una amiga trajo a su bebé a casa y empezó a llorar y a buscar mi pecho (cuando él ni si quiera lo toma de su mama, sino biberones) y de repente se me pasó por la cabeza que si pudiera darle el pecho en ése momento se lo hubiera dado sin pensármelo! y me sentí fatal..como usurpadora de bebes! como sucia.. como ¿quién te crees que eres tú para dar el pecho a un bebé ajeno?… pero mi sentimiento inicial no era nada de eso sino calmar al pequeño y punto.
    El vídeo de salma hayek me ha emocionado, es tan bonito…

  4. Cuando llegué a la caseta de San Isidro vi a Paula super ajetreada con el crio en el costado. Se lo cogí y vi que tenía sueño y que estaba inquieto. Miré a Paula, me señalé el pecho y ella me hizo un gesto con la mano como de “todo tuyo”. Y Unai se enganchó al instante, me miró unos segundos y se quedó frito. Y que conste que yo hace mucho tiempo que no tengo leche.

    1. Jo, Azucena, ha sido ver la foto y saltárseme las lágrimas de ternura! Qué cosa más dulce… Qué fácil sería para las mujeres y para la sociedad si no nos hubiéramos olvidado de lo importante que es el amor y el contacto humano.

  5. Yo se lo di a mi sobrina un par de veces cuando necesitaba consuelo y la madre dormir. Ya no tenía leche, pero le dio igual.

    Yo creo que debería recomendarse también para madres que alimentan con biberón, si hubieran querido lactar. Ayuda al vínculo y a la madre a aliviar la pérdida de la lactancia.

  6. Amamanté al hijo de una amiga mientras esta estaba haciendo unos recados. Fué una experiencia muy bonita ver mamar a mi hija y al otro bebé cogidos de la mano.
    Ahora mi hermana está embarazada y claro que mis pechos estarán disponibles para su bebé cuando lo necesite o le apetezca!

  7. Jajaja, me encanta este tema porque si hay una niña descarada en ese sentido es mi primera sobrina. No con pocos meses sino ya con un par de años cuando la tomaba entre mis brazos me miraba descaradamente el pecho y tenía intención de desnudarme. Daba igual dónde estuviéramos. Recuerdo una vez que en un restaurante me empezó a despelotar diciendo “teti de la Tía Bea” entre risas y juegos. Yo todavía no he sido madre pero reconozco que me encanta ese descaro, me parece super natural y además mi hermana disfruta y me dice “a mí no me importa”. Así que debo decir que el/la primer niño/a que ha tomado mi pecho no ha sido ningún hijo mío, sino mi sobrina y me siento muy orgullosa de que así sea.

    1. Como madre de la criatura, doy fe de ese enganche que mi hija mayor ha hecho varias veces del pecho de su tía. Está enganchada en todos los sentidos a Trice así que ¿cómo no iba a recurrir a lo que para ella es la mayor fuente de amor y vínculo con una persona? A mí me parece perfecto porque mi hija así lo desea de manera natural, pero también porque nosotras estamos muy unidas. No sé si pensaría lo mismo si la situación se diera con mi suegra, por ejemplo, con quien la relación no es fluída. Pero eso daría para muchos comentarios…

  8. Mi sobrina y mi hijo se llevan sólo 2 meses. Cuando mi sobrina tenía cerca de 1 mes probamos darle mi pecho para ver si mamaba ya que el de su madre no lo cogía y ella lo estaba pasando bastante mal. Al principio he de reconocer que me chocó un poco porque sentí que le estaba robando a mi hijo su alimento, pero después de un rato todo marchó bien y me gustó mucho la experiencia.
    Ya han pasado 10 años desde entonces y ahora doy el pecho a mi bebé de 6 meses. Hace un par de días nos vimos con una amiga recién parida y sentí el instinto de ponerme su hijo al pecho, pero me corté porque no se si a ella le hubiese gustado :S

  9. Estaba en casa de mi suegra, con mi sobrino en brazos. Mi cuñada había salido, el crío se puso a llorar, hice el gesto de sacar la teta y la abuela gritó…. Noo!! Y le dió un chupete…. El crio desconsolado 15 minutos hasta que llegó la madre…

  10. Mi hijo tomó teta de mi vecina y amiga en un par de ocasiones que se puso a llorar, pues yo había salido con mucha lluvia a sacar a los perros, un de las fotos más bonitas para mi es la que le sacó el marido con los dos bebés al pecho. También salvó nuestra lactancia cuando con 3 meses de mi hijo, operaron a mi marido y yo entre ir y venir al hospital y el estrés y no conseguía sacar suficiente leche,y tuve una mastitis tremenda, y ella nos donó de la suya y nos ayudó a superar el bache, y aquí seguimos 20 meses después.
    Anécdota muy graciosa, estaban mis vecinos con los dos bebés (que se llevan sólo unos días) y llegaron unas tías de él a conocer a su niño y una dijo: “qué niño más bonito y como mama”, y en esto llegamos mi marido y yo del hospital, y mi vecina: “A que sí?, pero el mío es el que está durmiendo en la sillita”, las dos tías estupefactas y nosotras dos muriéndonos de la risa.

    Del descaro de mi hijo, hace unos meses, entramos al vestuario del gimnasio a junto su tía (mi cuñada) y mi nene al ver su pecho dijo: “Tita, ummmmmmm!, mamá mira, mamá mira: “la tita tene tetis gaaaaandes y dosssss!”, creo que el niño al ver los pechos de su tía debió de pensar, y yo conformándome con las de mi madre, me han estado timando, jejeje.

    Y una historia preciosa, el otro día en mi grupo de manualidades, una amiga de mi madre contaba que su padre recordaba haber tomado teta de su madre y de su abuela, pues se llevaba poco tiempo con su tía pequeña y su abuela aún joven (unos 40 años, y la madre del niño unos 20) amamantaba a ambos cuando hacía falta, y la lactancia duró unos 5 años o así, pues él recordaba subirse a un banquito para alcanzar la teta, conclusión hace no tantos años en las aldeas se aprovechaban los recursos y se vivía la situación con total normalidad y naturalidad.

  11. Hace poco operaron a una amiga que tiene una niña de 5 meses que estaba con lactancia exclusiva. El padre me llamó angustiado porque habían calculado que estaría menos tiempo en recuperación y la madre se había sacado leche para dos o tres tomas, y ya no les quedaba. Me pedía que me sacara leche y se la diera, pero pensar en el sacaleches me daba mucha pereza así que le dije, vente a comer a casa y pasas la tarde hasta que nos avisen de que ya puedes ir al hospital con la niña. Y esa tarde amamanté a Carmen varias veces… Es una experiencia maravillosa, mi hijo de tres años estaba extrañado y preguntaba si nos la ibamos a quedar para siempre…

  12. Una imagen conmovedora de hace unos años, me parece que fue en una playa de Cádiz: una mujer que estaba en la playa de descanso, amamantó a un bebé que llegó en patera a la playa, la mamá del bebé estaba tan agotada que no podía darle de mamar. Los servicios sanitarios intentaban darle un biberón, pero el bebé no lo quería. La señora vio lo que ocurría y ella que estaba dando de mamar, se ofreció para calmar al bebé, éste se enganchó sin dudarlo. ¡Preciosa imagen de solidaridad!

  13. a mi me dan ganas cuando veo algun bebe chiquitito llorando, pidiendo teta, y lo que le meten es el chupete a la fuerza. Pero claro si no hay confianza… Una vez medio de coña un amigo me dijo que podría darle teta a su hija, y yo le dije, hombre si ella quiere…! pero no quisieron los papas! en fin…

  14. Totalmente de acuerdo con el post. Yo he amamantado a mi sobrina de 3 años junto con mi hijo de 2 años y 4 meses en tandem y sola mientras su mami trabajaba o sólo porque a mi sobrina le apetecía mamar de su tía. Me ha pasado en numerosas ocasiones ver a bebés llorar y controlar mi instinto… lo peor para mí es cuando son niños de lactancia mixta y les veo con esas ganitas de mamar…

  15. Hola, me encantan las historias que contáis , pero yo, a no ser en situación de emergencia tipo lo de la playa o un día muy,muy concreto….no podría…quizás amamantar yo si, pero que alguien amamante a mis hijos….ummmmm, me da como la posesión …

  16. En uno de los programas de cuatro de perdidos en la tribu, no sé si en la segunda o tercera edición, mostraban un grupo de indígenas de Africa, no recuerdo el nombre de la tribu, que se iban pasando los bebes de mujer en mujer y claro de teta en teta (mamá, tía, abuela, y demás) y se enojaron porque la española no quizo ofrecer su pecho al niño. Claro que la española no entendía nada, sólo decía que estaba seca… me dió pena esa mujer, y además me pareció que debe ser mucho más fácil criar en tribu y rodeada de mujeres que te ayuden :)
    Yo nunca he tenido la oportunidad, mi hija tomó teta hasta los 3 años, y ahora está esperando que nazca su hermanita, para que vuelva la leche a las tetas… Pero no estoy en mi país, y no tengo ni más bebes, ni amigas alrededor :(

  17. Ibone, un gusto leerte como siempre…entre mi hermana y yo, la teta se comparte entre los primos indistintamente…dos niños a la vez, uno tu uno yo…sacarle la teta a la abuela, a la bisabuela y chuparsela a ver “si sale”, tambien…y esas ganas de ponerme en la teta a todo niño que llora…siempre me he reprimido, salvo con mi hermana y amigas cercanas por el tema del “que diran”, pero anda que no seria util!!! eso de marear a los niños de brazo en brazo mientras aullan o enchufarles el bibe o el chupe como un tornillo…en fin…

  18. Yo no estoy compartiendo con nadie la lactancia de mi hijo y ademas no sé si me gustaria hacerlo. Es tan especial ese vinculo entre los 2 q no quiero compartirlo. Quizas soy una egoista pero me gusta pensar q soy especial para él q no puede sustituirme. En cambio no me importaria amamantar otro niño a la vez.
    Una pregunta Ibone, mi madre o una de mis hermanas si le dan el pecho seria para consolar no? Pq ellas no tienen leche

  19. Cuando mi sobri tendría unos 18 meses, al cogerle en brazos, me metía siempre mano descaradamente, aunque ya no tomaba teta.

    Di teta a otro sobri, cuando él aún mamaba de su madre, pero me veía a mí darle a mi hija y me pedía. Me ha llegado a pedir incluso tiempo después de no tomar ya la teta de su madre.

    La que se ponía muy celosa era mi hija…

    Con respecto al placer que sienten los niños, cuando mi hija (casi 4 años) me ve desnuda, se abalanza sobre mis tetas y empieza a dedicarme todo tipo de piropos: “mis tetitas guapas, qué monas son….”. Para ella resultan una tentación irresistible!!

  20. Lo primero que quiero decir es que me encantan todos vuestros comentarios, y algunos incluso me parecen preciosas historias de amor y sensibilidad. MI hija tiene 21 meses y toma pecho, a mi me encanta el vínculo que tenemos las dos, pero la verdad es que no me sentiría cómoda si alguna otra mujer le diera el pecho, no sé…, de hecho mi hermana, que tiene dos niños a los que ha amamantado hasta los 30 meses, mas o menos, cuando todavía le daba pecho a uno de ellos ha estado dispuesta a dar el pecho a mi hija en alguna ocasión, pero yo no la he animado porque no lo tenía claro…, en cambio yo no tengo ese sentimiento por otros niños…

    Una anécdota: ayer estábamos en la playa mi marido, mi hija y yo, mi niña es muy sociable y le encanta acercarse a todo el mundo, en un momento dado veo que se acerca a una chica que estaba tomando el sol y hacía topless, la chica muy amable se incorporó y se puso a jugar con ella, yo me dí cuenta que mi hija quería algo mas que jugar, no hacía mas que mirarle los pechos, pero la verdad es que yo me sentí celosa y en cuanto pude la separé de ella…

  21. Precisamente hoy, que curioso, nació mi primera sobrina en casa. Cuando tenía pocos meses intentamos en varias ocasiones que mamara de mi, porque su madre tenía que ausentarse unas horas; pensando precisamente en que se calmara y esperara tranquila. Yo estaba amamantando a mi hijo pequeño; sin embargo mi sobrina y ahijada nunca quiso mamar de nadie más que de su madre :o(, simplemente lloraba sin consuelo hasta que llegaba… Mi hermana sí ha amamantado en ocasiones bebés de amigas. Y yo también, tengo una foto preciosa con mi hijo y la hija de una amiga mamando a la vez :o) Mi hijo pequeño también adoraba todas las tetas del mundo y las de mi otra hermana en especial, aunque ella que aun no tiene hijos nunca se animó a dejarle mamar :oD…
    El instinto de amamantar a todos los bebés del mundo es algo muy fuerte en mi..y sin embargo mi sobrina vino a enseñarme que cada uno somos como somos. Y que siempre hay que respetar la individualidad y la decisión de todos… Hay muchos bebés que no quieren mamar de cualquiera, incluso los hay que no quieren facilmente mamar de su propia madre, esto es duro de decir y más de vivir …pero no podemos ocultarlo.
    Muchas felicidades a todas las que habéis disfrutado de la lactancia cruzada y compartida; pero también para las que no le veis muy atractiva,porque consideráis que la exclusividad es parte de la magia de amamantar; incluso algunos bebés lo viven de ese modo.
    Gracias Ibone, como siempre ;o) por poner el tema sobre el tapete y dar pie a todas estas reflexiones…

  22. Yo le he dado de mamar a mi sobrina cuando tenía unos 10 meses. Mi hijo tenía por aquel entonces 16 meses. Ahora tienen 28 y 34, respectivamente, y los dos siguen mamando.
    El caso es que mi hijo nunca ha querido mamar de mi cuñada, pero mi sobrina se engancha a cualquier teta de confianza que se le ponga por delante. Ha mamado de su madre y de sus dos tías: la hermana de su madre y la hermana de su padre (o sea, yo ^_^). La hermana de mi cuñada tiene dos niñas y la pequeña también ha sido de engancharse a toda teta que le pone a tiro. Mi cuñada tiene una foto preciosa haciendo tándem con su hija y con su sobrina pequeña cuando tenían 9 y 6 meses respectivamente.
    Siempre he pensado que mi sobrina es una niña muy afortunada porque siempre ha tenido una teta que llevarse a la boca :)

  23. Mi hija ha sido amamantada por mi prima, y con mucha frecuencia, con mi cuñada.

    Personalmente, dí “de probar” a una niña de 6 años y medio, hija de unos amigos. Esta niña, trilliza, nació junto con sus hermanos a las 27 semanas de gestación y su madre no les amamantó. Ahora tiene un priimito de unos pocos meses, y al preguntarle a su tía (hermana de su madre) a qué sabía la leche y si la podía probar, se lo negó.
    Así que cuando me vió a mí amamantando a mi hija de 3 años y me lo pidió, le dije que le preguntara primero a su madre si podía. La madre, quizás con más curiosidad que reparo, accedió, y así la nena mamó de mi pecho durante unos segundos. Su cara se llenó de felicidad, y rápidamente gritó ¡sale leche y está buena!!!. No se me olvidará su cara de satisfacción y de curiosidad satisfecha.

  24. Jeje!! Las hijas de mis amigas solo la prueban pero sin mamar asi que como quieren probarla me tengo que apretar la teta para q salga el chorro disparado y ellas abren la boca. Vamos que ni una vaca¡. Y mi sobrina con 9 años la kiere en cuchara dice que sabe a leche de soja con un poco de vainilla

  25. Genial Ibone! Pues no hr tenido la oportunidad fe disfrutar de algún momento así, aunque en más de una ocasión me he quedado con las ganas de ofrecerlo. Nunca se sabe, quizá este por venir ese momento. Mientras mid hijos comparten la tetita.

  26. Yo no m he visto en la situación de poder amamantar a otro bebé pero sí me sale el instinto cuando veo a un bebé llorar desesperado y q no le hacen caso, el cuerpo me pide cogerlo y ponérmelo al pecho. Mi peque siempre que yo no he estado ha pedido la teti a mi madre, de pequeña la abuela se las dejaba chupar aunq lógicamente no tenía lehe, y ahora q ya casi tiene 3 añitos si se despierta de la siesta con mi madre le encanta eestar un ratín agarrada a sus tetas. A mi madre (es joven y de la cultura del biberón) la sorprendía mucho este comportamiento y pensaba q era “vicio” por la teta, pero su instinto le juega malas pasadas y siempre se las deja…jaja

  27. Jajajja, si justo, acabo de llegar de Colombia (vivo en España) de visitar a mi familia, y tenía a mi sobrino de 4 meses en mis brazos y empezo a llorar porque tenía sueño y mi hermana estaba en la ducha. Me pareció lógico ofrecerle mi pecho y comió y se durmió. Eso sí la siguiente vez, sin sueño cuando le ofrecí, “me pilló” y me rechazo. También mi prima-hermana que tiene una nena de 5 meses, lo intentaron, nosotros lo vemos normal, ya que nuestras madres también lo hicieron con nuestros hermanos de la misma edad, en algún momento de trabajo o porque alguna estaba tomando medicinas. Me causa gracia que la gente se escandalice sobre todo porque es muy cierto lo del instinto, oyes a un bebé llorar y sobre todo, si es de tu familia, lo único que se me ocurre es sacarme la teta. Yo es que le digo a mi marido que soy de “teta fácil”. Un abrazo, excelente artículo.

  28. Yo si que he amamantado a un par de peques, y ha sido súper gratificante. Pero es cierto que no hay cultura de esto; las dos veces fue esporádico, por “celos” o miedo de sus madres. Pero hemos anadeado muchos caminos, y este también lo andamos

  29. Muy bueno …. yo no he compartido… pero…. trabajo en una maternidad…. y mas de uno y de dos veces…. me han entrado ganas de “sacar la teta” cuando lloran por una dificultad en el agarre al pecho…. y pienso yo….¡¡¡con lo fácil que es !!!
    Y por otro lado… mi pequeño de 16 meses es muy selectivo… no te creas que le gustan otras tetitas… le gusta la de mama…

    http://www.mamaculebro.com

  30. Gracias por vuestras historias tan bonitas!!!!!!!!! Me he llenado de energía leyéndolas!!
    Yo tengo una hermana de leche, y mi abuela también. Pero se ha ido perdiendo la costumbre, ojalá se retomara, porque es precioso.
    Gracias Ibone

  31. Para ganar algún dinero durante mis años universitarios cuidé un niño. Era un bebe precioso, adoptado con apenas 1 mes y mimado, querido y consentido por todos los que le rodeaban. Recuerdo como le daba biberón pegadito a mi cuerpo y mirándole a los ojos. No era un gran comilón y solía llorar mucho cuando llegaba la hora de la comida. Un día que lloraba desconsolado me entró una gran angustia, sentía que nunca iba a dejar de llorar. Nunca lo he contado por respeto a su madre y por vergüenza, pero desnudé mi pecho y antes de darme cuenta lo tenia enganchado. Nunca antes había tenido la posibilidad de mamar y allí estaba, chupando como un auténtico experto. Fueron 3 o 4 succiones nada más, pero paró de llorar.

  32. Cuando nació mi pequeño Isidro me dio HELLP y tuvieron que ingresarme 24 horas en la UCI, la ginecóloga me dejo darle el pecho un rato antes de bajarme porque no podrá estar conmigo, mientras me bajaban solo le decía a mi familia que por favor no le dieran biberones y que no le dejaran solo en la cunita. Mi hermana amamanto a mi hijo durante ese tiempo, se quedo toda la noche en la clínica con el. Luego tardo en subirme la leche una semana y mi hermana seguía viniendo a casa a darle el pecho un par de veces al día, y una amiga muy cercana que tiene un bebe 3 meses mayor le dio el pecho y me dejo leche para que despues de cada toma le diera un poco por si se había quedado con hambre.
    Yo tenia sentimientos encontrados ya que, aunque me alegraba mucho de que estuvieran ahí las dos para que mi hijo comiera, se me partía el corazón y lloraba cuando le veía al pecho de cualquiera de las dos, supongo que seria porque yo no tenia leche aun y me sentía un poco fracasar.
    Pero me alegro tanto de haberlas tenido a mi lado

  33. Hola. navegando encontre este lindo sitio. Quisiera compartir con ustedes mis experiencias similares. Tal vez se sorprendan por que soy hombre. pero fui amamantado en mi niñez por mi prima y vecina. En primera instancia mi prima vivio un tiempo en la casa. Mi padre y mi mama trabajaban casi todo el dia. Tenia 5 años y mi prima me compatia su lactancia con el bebe. Fueron lindos momentos que nunca olvidare por su gratitud y cariño que me tenia. Siempre fui un niño servicial y eso me llevo a que mi vecina tambien me amamantara. En agradecimiento al ayuadrle en los mandados y quehaceres del hogar. Ellas de buen corazon tambien cuidaban y dieron pecho a otros bebes. por ello para mi es lo mas natural y el dia que sea padre me agradaria que mi esposa tambien lo hiciera como gesto de amor.

  34. Ibone, ¡cómo me gusta que sigas rompiendo tabúes! parece mentira que este tema sea todavía un tabú en nuestra sociedad, pero esto es otro tema…
    Te cuento que intenté una vez, estando por primera vez solo con mi pequeño sobrino de 7 meses, ponerle al pecho para ver si le calmara de esta manera. Y no, no fue posible, me miró y no sabía que hacer con mi pecho. El ha sido amamantado durante solo 2 meses y tampoco a exclusiva…y me temo que fue por esto. Me dio mucha pena, ya que veo a mi hija con 2 años y media comportándose exactamente como tu lo describes: cuando está cansada y en brazos de otra mujer, pues con una mano siempre busca la “tetita”, de hecho lo expresa perfectamente “quiero tocarte tu tetita” y las mujeres se suelen quedar muertas de susto (menos mi suegra, que se ha acostumbrada ya, jeje)
    Creo que es lo más natural del mundo compartir la lactancia, y usar nuestras tetas para lo que son: para amamantar, calmar, dormir y consolar a bebés, y no solo nuestros. Siempre pensé que da pena que aunque demos el pecho varios años, no deja de ser una etapa muy corta en nuestras largas vidas y me reconforta saber que aún después pueden servir para calmar a un bebé, aunque no tengamos leche ya.

    pero luego hay otra historia, que en su día me dio mucho que pensar:
    una mujer que trabaja de doula me cuenta que acompañó a una mujer en un parto hospitalario. Resulta que el bebé nace por cesárea y un obsoleto protocolo impide que madre y bebé puedan estar juntos durante la primera hora. Creo recordar que ofrecen al padre quedarse con la criatura. El bebé termina finalmente en brazos de la doula y ella le ofrece el pecho- tiene un hijo pequeño y por lo tanto leche- y le da la primera toma. Recuerdo que no me creyó rechazo esta historia, me pareció muy desagradable. Primero porque entendí que no fue con el consentimiento de la madre, cosa que no me gustó nada, ya que la madre no estaba muerte, ni en coma, sino simplemente presa de un obsoleto protocolo hospitalario. Segundo que creo que la labor de la doula en este momento no es amamantar a este bebé sino conseguir que madre y bebé puedan estar juntos- aunque reconozco que tal vez es imposible, siempre es fácil hablar desde fuera, ya lo se. Tercero; creo que la primera toma debería dar siempre la madre, especialmente por el calostro, cosa que la doula no tenía, ya que su bebé ya era mayor. En fin, no me gustó nada. Recuerdo el relato de la doula contando con ilusión dar el pecho a este bebé, y yo solo pensaba que me pareció una falta de respeto hacía la madre, y hacía el bebé que se merecía el calostro de su propia madre y que me pareció insustituible.

    Lactancia compartida si, pero con respeto.

  35. Yo he dado pecho a mis dos hijas y en alguna que otra ocasión, para poder ducharme tranquila si mis niñas lloraban al separarme de ellas le pedía a mi hermana que les diera el pecho. La primera vez se mostró reticente diciendo que ella no tenía leche, pero yo le expliqué que el pecho no sólo sirve para alimentar. En cuanto ofreció el pecho a mis niñas, estas se enganchaban la mar de felices y hasta se quedaban dormidas. A mi hermana le encantó la experiencia y tiene fotos de ambas cogidas a su pecho. Nos resultó curioso que ambas lo hicieran (se llevan 6 años de diferencia) y tras leer el artículo comprendo que no es más que un comportamento totalmente normal en niños y en mujeres (sean madres o no). Ahora que son más mayores y ya no toman teta, miramos esas fotos con nostalgia y hasta con humor. Fué una experiencia muy bonita que le recordamos a menudo a las niñas.
    Muchas gracias por tan maravilloso artículo.

  36. mi mamá y su hermana tuvieron a sus hijos mayores y (10 años después) a sus hijas menores con pocos meses de diferencia, yo (que soy la mayor) las recuerdo dando de mamar una a la bebé de la otra, indistintamente y sin mayor problema y ellas dicen que también lo hicieron conmigo y mi primo, los mayores…
    yo lo haría sin problema, si a la otra mamá no le molestara…

    1. Cuando Mario tenía unos dos años una amiga llevó a su hijo mayor a un espectáculo y me dejó a su bebé de apenas dos meses precisamente porque sabía que yo daba el pecho a mi hijo; es rara la sensación de volver a sentir una boquita sin dientes a tu pecho… Lo que si me pidió es que no lo comentara, porque al padre de la criatura no le parecía bien.
      Para mí fué precioso, pero mi peque no veía claro que alguien mas tomara sus tetas…. y también preguntaba si se iba a quedar para siempre!

  37. Estube una semana ingresada y mi hija se quedo en casa con la abuela .una vecina se ofrecio a dar teta a mi hija …con toda la confianza del mundo …pero mi madre la trato de loca .

    Cuando tengo que salir de casa siempre la digo a mi.madre que la de teta que aunque no tenga leche la niña se duerme …pues imposible …

    Asi que me queda la ilusion de amamantar a mi sobrino

  38. sí, yo también tengo ese instinto, veo un pequeño llorar y pienso que sería tan sencillo calmarle, pero ni se me ocurre proponerlo, seguro que me tratan como a una loca. Y si tengo confianza con una mujer y yo por lo que sea no puedo hacerlo no me importaría que le diera de mamar, si a la niña le aptece claro :)

  39. Hola. Lindo espacio para expresar nuestras experiencias. Soy mami primeriza y el instinto maternal esta a flor de piel. Estoy compartiendo la lactancia con mi sobrino meses mayor que mi nene. Es una experiencia maravillosa el poder alimentar con amor a nuestra hijo y sobrino. Y por mi no habria inconveniente en compartir mi leche con otros bebes. Es una accion altruista. Simplemente ver el ejemplo de Salmita Hayek. Tengo una hermosa foto que tengo amamantandolos. Quien guste compartir estos bellos momentos en fotografia con gusto las comparto. Mi correo: sarahi_mom@hotmail.com

  40. Hola, cuando nacio mi sobrina yo amamantaba a mis hijos de 1 y 4 años. Mi cuñada tuvo problemas en los pezones que se le pusieron en carne viva. La niña tenía pocos días y le di de mamar mientras ellos fueron al hospital. Al final le criaron con biberón, pero fue tan bonito poder tranquilizar a esa niña. Y desde luego que es algo que te sale cuando oyes llorar a niños, sale decir ‘quiere teta’ y no ‘tiene una rabieta’ o ‘esta raro’.
    Mi hijo pequeño dejo la teta con 3 años y ahora con 5 algunas veces se arrima y me pide una chupada. Yo le dejo y se va mas contento que unas castañuelas. Que no me cuente nadie que es malo… Hace unos años, yo estaba muy saturada y fui a hablar con un psicologo. Despues de contarle lo que me pasaba, cuando se enteró que daba el pecho a mi hijo con mas de 2 años, me dijo que no quería dejar crecer a los bebes y como crecían ese era mi problema. No me tomé la medicación y no volví más. Cambié de médico. No sabía que estaba diciendo ese ‘doctor’

  41. Tengo una amiga con un bebé lactante. En las contadas ocasiones en que tuvo que ausentarse varias horas, el niño lo pasaba muy mal. La última me lo quedé yo, con la tranquilidad de que podía ofrecerle el pecho. Pero él estuvo toda la tarde tan tranquilo que no hizo falta y me quedé con las ganas!!!
    Por cierto, mi niña va a cumplir 4 años y todavía “toma” teta a pesar de que ya no tengo leche. Lo sé porque se lo he preguntado, y a ella no le importa.

    1. Y es verdad, le chiflan las tetas. A mi me las toca todo el rato y se le ponen ojitos de enamorada. El otro día mis niñas le pidieron a mi madre que les enseñe las tetas, pero ella no lo consintió…

      1. Ibone;
        jajaja,siempre yendo mas allá…..me encanta!!,solo te diré que en uno de mis talleres,una de las mamis me pidió permiso para alimentar a su sobrino,mientras su hermana tenía una ingurgitación tremenda,y no se enganchaba a su teta.
        Yo le dije,no me tienes que pedir permiso ni a mi ni a nadie,haz lo que tu instinto de tía-madre te diga,a mi personalmente me parece estupendo y un gran consuelo para tu sobrino y tu hermana.
        El sobrino tiene un año y sigue tan feliz con la teta,de su madre y jaja,a veces de su tia.
        Besos

  42. Yó soy unα madre, quє en realidad respeta mucho las desiciones de dar de mamar o nσ, a мι ℓσ quє мε sucedió actualmente es qué tengo unα hija dε 12 años y estoy embarazada dε (8 meses), ℓσ quє sucedió fue quє мι hija мε pidió probar Lα leche quє tomaria su hermanito(a) pues nσ sabia quє hacer sí decirle quє si o decirle quє nσ quє es grandecita, ρєяσ мι instinto dε madre εl lazo dε amor quє мε une hacia мι hija fue мαs fuerte quє ℓσ quє podrian pensar ℓσs demás y le dije quє sí quє estaba biεn pues en realidad son pocos ℓσs hijos grandes quє piden ser amamantados στrɑ vez y Grɑcιɑs a este foro nσ мε siento culpable pues gratos besos y abrasos dε мι parte..

  43. Yo le di a mi nena hasta los 20 meses, pero además done leche en el hospital para unas gemelas prematuras que su mamá no tenía, y cuando me sacaron la leche para analizarla ese biberon se lo tomó la nena de una chica que esperaba para entrar a la consulta del pediatra y no tenía leche propia, a mi me sobraba y como era muy espesa era perfecta, y cuando mi hija tenía 13 meses trabajaba en en unas piscinas públicas y una clienta venía con todos sus hijos, 7, el más pequeño con 15 días, su mamá no tenía leche y era alérgico a todas las de farmacia, le daban un compuesto acuoso que ni por asomo le calmaba el hambre, al tercer día de oirlo llorar por hambre le pregunte a la mamá si le parecía bien que probase a darle el pecho a su bebé, ella por supuesto estuvo encantada con la idea, así que en mi hora de merendar cogí al bebé y alli mismo en el césped le di de mamar, no solo le sentó bien sino que además se durmió como un rey, como yo tenía leche de sobra a partir de ese día durante todo el verano le suministre reserva de leche para que le durara hasta los seis meses y aún así mi nena se hartaba a beber, en otras circunstancias habría podido ser ama de cria, que lástima que eso ya no se lleve, ahora estoy buscando otro bebé y cuando venga si mi leche es igual de abundante mi niña quiera probarla, eso si la quiere en vaso,jajajajaj…..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s