Por qué soy lactivista

Ilustración de Inés Burgos para el libro Hermanos de leche

Porque cuando tuve a mi primer hijo me dí cuenta de que en seis años estudiando medicina no me habían enseñado nada sobre lactancia, aunque sí sobre fórmulas artificiales. Porque amamantar a mis hijos me reconcilió con mi cuerpo y me ayudó a sanar las heridas de tres partos muy traumáticos. Porque las madres de Via Láctea me ayudaron de forma gratuita y generosa cuando mi bebé estaba atado en una incubadora y ni siquiera nos permitían tocarle, ahí sentí la importancia de los grupos de apoyo madre a madre. Porque todavía no sabemos la cantidad de sustancias maravillosas que lleva la leche materna. Porque la lactancia es gratuita, ecológica y portátil. Porque demasiadas madres ven truncado su deseo de amamantar por culpa de la ignorancia de los profesionales, o aún peor, del marketing de las leches de vaca que vende la industaria farmaceútica. Porque la lactancia es un abrazo continuo, que asegura millones de caricias  y facilita la crianza. Porque creo que la psicología evolutiva tendrá que ser reescrita partiendo de los niños y niñas que han sido amamantados durante años, y sólo entonces podremos empezar a conocer las secuelas del destete temprano que la mayoría de nosotros sufrimos. Porque creo que las madres que desean amamantar merecen muchísimo más apoyo y reconocimiento del que reciben. Porque siento mucha tristeza cuando veo mujeres jóvenes con los pechos llenos de silicona y lamento que no hayan podido crecer en una cultura que celebre la lactancia. Porque deseo que otras madres y niños y niñas puedan disfrutar tanto de la lactancia como yo y mis hijos. Porque me encanta seguir aprendiendo e investigando sobre lactancia. Porque he visto como la lactancia puede prevenir e incluso curar algunos trastornos mentales. Porque se tergiversan y no se difunden los riesgos que tiene la lactancia artificial…etc etc. Podría seguir durante horas y horas, pero lo puedo resumir en una: porque dar de mamar es AMAR.

Para celebrar la Semana Mundial de la Lactancia Materna todas las entradas de este blog versarán sobre lactancia desde hoy hasta el siete de agosto.

25 comments

    1. Carla, yo no he podido amamantar a mi bebé y me hubiera gustado. No veo en las palabras de Ibone nada que me haga pensar que mi hijo será un “monstruo” o un “enfermo”, sólo veo cómo describe los beneficios que tiene amamantar. Es cierto que no es lo mismo dar el pecho a tu bebé que no, y eso, inevitablemente, tiene unas consecuencias. Es algo que no necesito que nadie me lo diga y no me sorprendo al leerlo porque lo intuyo como madre, lo sé. No por no decirlo, no sucederá. Se crea una carencia que no puede ser cubierta por otra cosa, se puede más o menos paliar, pero siemrpre queda una parte descubierta.

      Mi problema fue que tenía frenillo y nadie supo ayudarme, ni enfermeras, pediatras, médicos, matronas, madrina de lactancia,… Ahora estoy relactando en diferido.

  1. Carla, el problema es que prácticamente nadie critica una madre por dar el biberón, pero una madre que da el pecho tiene que aguantar críticas y comentarios desagradables continuamente; y mucho peor si la lactancia es prolongada (como en mi caso , cinco años de lactancia)
    Ese es el problema…

    1. Estoy tan de acuerdo Azahara, y te comprendo, aunque mi hija tiene 8 meses y ya me critican… imagínate… lo que me espera, pero yo a mis amigas q dan el biberon desde el primer día, q cogen a sus bebes del cuello y los sientan para dar el biberon jamás les he criticado.
      Cada cual es libre de elegir la alimentación para su bebé, solo debemos respetarnos, yo te admiro Azahara, pues a mi me gustaría seguir con la lactancia hasta que mi bebé lo decida, de momento llevamos 8 meses maravillosos, cosa q con mi hijo mayor no pude conseguir.

      Me encanta leeros, y me encanta este blog.

  2. Como médico, actualmente ejerciendo como pediatra de primaria, no puedo demonizar la leche artificial… pero sí contar mi experiencia: Veo a los niños de lactancia artificial cerca de 4 veces más que a los niños criados con lactancia materna, ya sea por otitis, por faringitis, por bronquiolitis, por gastroenteritis, por dermatitis…. y otras cuantas “itis”. La lactancia materna es un seguro contra la enfermedad, como dice Ibone, no sólo física sino mental. Y los profesionales no lo enfatizamos lo suficiente, y no nos formamos para garantizar que una madre que quiere amamantar consiga hacerlo. Respeto a las madres que no quieren amamantar, pero tienen que conocer los riesgos a los que exponen a sus hijos y los riesgos a los que se exponen ellas mismas. Y, por supuesto, acompaño a las madres que realmente no PUEDEN amamantar… que son un muy muy pequeño porcentaje, en mi consulta menos del 5% (por cirugía mamaria mal hecha, por problemas neurológicos que no permiten la succión adecuada del niño, y una con hipogalactia verdadera que continúa con lactancia mixta). No hay que demonizar la leche artificial, pero sí hablar de sus riesgos y que, desde luego, no es comparable de ninguna manera con la leche materna. Por eso yo también soy lactivista!! Como siempre, un placer leerte, Ibone!!

    1. Felicidades Teresa! Cómo hacen falta pediatras como tú! Yo asisto a un grupo de apoyo a la lactancia acá en México y he escuchado un montón de historias de madres que llegan angustiadas diciendo que tienen que destetar porque su pediatra les dijo. Y si tú escucharas las patrañas que les dicen! Créeme que es difícil encontrar pediatras que apoyen la lactancia. Saludos!!!

  3. No veo que haya en este escrito de Ibone demonización alguna sobre la lactancia de fórmula, únicamente defensa de la lactancia materna. Ayer leí que sólo un tercio de niñas y niños de todo el mundo se alimentan de la leche de su madre. Esto es un chollo para las grandes corporaciones de la farmaindustria y un revés para el desarrollo saludable, es un negocio a costa de los derechos de los bebés a la mejor alimentación y del derecho de las madres a la información veraz y a ser adecuadamente acompañadas en especial al inicio de la lactancia.

    Gracias Ibone por recordar a Vía Láctea. Ha pasado mucho tiempo desde que comenzamos hace 25 años en la ayuda de madre a madre, gratos e inolvidables recuerdos que incluyen tu paso por Zaragoza y la huella que has ido dejando.

    Nunca hemos menospreciado a las madres que finalmente dan leche de fórmula, las hemos acompañado igual en su trayectoria, buscando el mejor modo de construirse como madres y en el deseo de hacer lo mejor para sus bebés. Más allá del biberón están esos millones de besos y abrazos gratuitos que además de placer proporcionan vínculo afectivo, sentido de pertenencia y referencias de la propia identidad.

    Aún así, y desde esos respetos particulares, hay que seguir recordando el valor universal de la lactancia materna, el gran aporte que significa en términos de crecimiento saludable, el derecho a que las mujeres estemos bien informadas y acompañadas desde el sistema sanitario y a no recibir publicidad engañosa que induzca al abandono de la lactancia.

    La lactancia materna, a pesar de los esfuerzos desde instancias internacionales y locales, a pesar del trabajo voluntario de muchísimas madres en todo el mundo, a pesar de que está demostrado el valor biológico intrínseco de la leche de madre, continúa siendo un reto y una asignatura pendiente. Habrá que seguir trabajando para defender los derechos de madres y bebés a la mejor alimentación posible, que además es personal (también transferible) y gratuita.

  4. Ibone me parece preciosa tu entrada y no has demonizado nada, siempre tenemos que arrastrar con lo mismo, las madres que no dan el pecho porque no han querido se sienten culpables toda su vida, algo en su subconsciente les dice que no han hecho bien, estoy segura. Las que no han podido, pero “de verdad” lo han intentado con todas sus fuerzas merecen todos mis respetos o lo han logrado después de una lactancia frustrada, al principio es duro, pero es duro por la falta de apoyo e información, en realidad es tan fácil como la vida misma, pero claro, en esta sociedad desnaturalizada todo se pone en contra y hay que luchar y luchar. Solo digo que las que no amamantan porque no quieren sin intentarlo, ellas se lo pierden, porque es la experiencia más bonita que hay y hagan lo que hagan, nunca podrán tener esas sensaciones y esa unión con sus hijos, es la naturaleza, no me lo invento yo, además lo estoy viviendo y miro a mi alrededor y me doy cuenta de la gran diferencia a nivel emocional que existe. Viva la lactancia materna!!!!!

    1. una cosa es dar el pecho y otra volverse locas con la lactancia como hacen muchas madres. los mamiferos dejan de amamantar a sus crías cuando éstas ya tienen dientes. me parece una imagen hermosa ver a una mujer con su bebé pero niños de tres y cuatro años es grotesco. yo personalemte agradezco no tener recuerdos de la teta de mi madre en mi boca. y quien quiera separar la sexualidad del resto de las cosas en el mundo en que vivimos vive a espaldas de la sociedad.

  5. hermoso tu post!! viva la lactancia materna, yo crie asi a mi hija mayor y ahora a mi bebita de 3 meses, ambas estan fuertes, saludables y felices.
    claro las que amamantamos nos atacan con miradas acusadoras cuando lo hacemos en publico, pero no me importa le estoy dando lo mejor a mi hija

  6. Hermoso post. Creo que las madres tenemos una especialidad en sentir culpa, de lo que hacemos, de lo que no hacemos, de lo que no sabíamos antes, de lo que nos enteramos después, de lo que nos dicen y de lo que no nos dicen. Creo que necesitamos reunir fuerza, aprender de lo que hicimos ayer y dejarlo en su lugar para concentrarnos en el amor, la entrega que necesitamos dar hoy. De otra manera a cualquier artículo o información le achacamos que “nos haga sentir culpables” por hacer o no hacer. Y no es la información la que necesariamente está enfocada a eso. La responsabilidad del hacer o no hacer, haber tenido o no haber tenido la información, haber escuchado a algún médico o no, es nuestra, con el nivel de conciencia que teníamos en ese momento. Las madres siempre hacemos lo mejor para nuestros bebés con los elementos con los que contamos en ese momento, en ese espacio, más no se puede hacer, se hace lo que se puede siempre.

    1. Totalmente de acuerdo, Oriana. Por eso suele ser difícil hablar de ciertos temas como los beneficios del parto natural, lactancia, crianza con apego, etc. Uno teme herir susceptibilidades, pero es importante compartir información, porque siempre habrá otros hijos por nacer y más camino por recorrer. Saludos!

  7. Me encanto el post Ibone!
    y el comentario del medico Teresa también. Creo que es importante que se aumente el énfasis de las ventajas de la leche materna y la lactancia a demanda y se deje a la leche de fórmula para las mamás que verdaderamente no pueden amamantar.
    un beso

  8. Ibone: q alegría leer tus palabras. tengo 2 niños y he disfrutado profundamente la lactancia.
    El primero fue prematuro (33 semanas) y estuvo internado sólo una semana. Aún así se prendió al pecho y nunca conoció una mamadera. De hecho, descubrimos que era alérgico a la proteína de la vaca hasta después del año, cdo intenté darle yogurth. Con mi segundo hijo tuve una mala experiencia por escuchar a un pediatra estúpido y no confiar un poco más en mí misma (dale 10 minutes de cada pecho cada 4 horas… un verdadero imbécil) y así Vito, que era más vaguito para tomar q mi 1° hijo, comenzó a no subir de peso. Le enchufaron suplemento. A los 3 meses, me cansé de las mamaderas y le dejé sólo teta. Y disfrutamos hasta los 22 meses.

  9. Ayer en la revisión de los 6 meses la pediatra me dió la enhorabuena por continuar con lactancia materna. SEIS MESES!!! No debería en ningún caso ser la excepción. Mi niño está estupendo, enorme y sobre todo sanísimo y feliz.Y yo más aún. Tenemos algo entre nosotros que nadie más tiene, es el calmante más eficaz, el mejor alimento y además estoy encantada, ya que mi peso es menor que antes del embarazo y como lo que me dá la gana.Y no lo tengo fácil. Hago guardias de 24 horas, con lo que implica (neveras portátiles, viajes del papá con el peque, mamas ingurgitadas cuando no me puedo sacar…)pero pienso seguir.
    Un beso

  10. Me encanta darle el pecho a mi hija de dos años y medio. Soy feliz por ello porque se que le estoy dando un regalo para toda su vida.

    Por otro lado,no se trata de demonizar a las madres que dan el biberón pero la sociedad no esta acostumbrada a ver madres dando el pecho y es una pena, se nos ve como raras o como algo obsceno darlo en publico.

    La naturaleza es muuuuy sabia, no nos creamos mas listos que ella.

    Un saludo

    http://Www.disfrutandojuntos.blogspot.com

  11. Mi niño tiene ya 18 meses y seguimos. A pesar de que por su corazoncito que tuvieron que operar, no pude amamantarlo al nacer (falta info para las mamas que no podemos immediatamente amamantar), me saque la leche desde el primer dia, y aqui seguimos, hasta que el quiera.

  12. Ah, olvide decir, yo amamanto a mi niño por la calle porteandolo, o sentada en cualquier sitio, y la gente nos mira, si, pero no percibo que sea mal, ni he recibido comentarios de que sea algo malo. La gente se sorprende, pero no creo que miren mal. O sera que yo estoy tan contenta cuanod amamanto a mi niño que ni lo veo

  13. Creo que Ibone ha hecho un perfecto resumen de lo que es ser lactivista y creo que lo más importante es como ha dado en el clavo con el tema de la falta de formación que tienen los profesionales médicos sobre lactancia. Falta de formación o ignorar directamente lo que ya saben. La LM no les paga congresos médicos como si hace Nestlé -por poner un ejemplo-.
    La información es vital para amamantar, desde acabar con bulos como los de 10 minutos en cada pecho cada 3h, que aún hoy se repiten en las consultas de pediatras… y no sólo estos, también los que critican la lactancia prolongada (esto de “prolongada” ya es erróneo), el amamantar en público -museos donde te invitan a salir -cosa que no hacen si das el bibe-, etc.

  14. Desde El Bagul dels Jocs defendemos la lactancia materna, valoramos la importancia de la leche artificial como herramienta en los casos en que no se pueda o quiera amamantar, pero sobretodo valoramos el poder de la información veraz y actualizada sobre las dos opciones de lactancia para que las madres puedan decidir, conociendo todos los detalles, qué opción deciden para alimentar a sus hijos.

    ¡La información nos hace libres! nos da la opción de conocer, valorar pros y contras según nuestras necesidades o deseos, para así escojer la mejor opción.

  15. Ibone, solo decirte que me ha encatado tu post… soy madre de tres niños… Hay muchos que te aconsejan lactar pero son muchos más los que te remiten al biberón, el desconocimiento y la ignorancia son muy grandes con respecto a esto, y la sociedad, en ocasiones, presiona muy negativamente… Con mi primera hija no tuve la maravillosa oportunidad de amamantarla, es adoptada, llegó a nuesro hogar con solo 3 semanitas de nacida y, aunque varias amigas me aconsejaron ir a un centro de nacimiento natural de mi ciudad para que me ayudaran a estimular mis glándulas y que comenzaran a producir leche, fui una tonta y una cobarde, por mi problema de tiroides me dió miedo hacer uso de hormonas y me lo perdí, solo tomó leche de fórmula, la verdad que viendo en retrospectiva, me arrepiento pero, ya tiene 7 años y nada puedo cambiar… cuando después quedé embarazada (milagro!!! ya que se suponía que no podíamos tener hijos) tuve a mi segundo hijo y lo amamanté 9 meses (así lo quiso él) pues se aburrió del pecho al comenzar a comer verduras :-( … y con mi tercera bebé, y ya viviendo en otro país, el pediatra jamás me puso límites, sino que me alentaba a continuar, me decía: mientras no estés trabajando y no te compliques, no dejes de darle el pecho… esta bebita fue amamantada hasta casi el añito y puedo decir que hay verdaderas diferencias en cuanto a la salud de la primera y la tercera… Un saludo! Y arriba la teta!!! ;-)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s