¿Nacer por cesárea?

En varios de los comentarios al post sobre  las secuelas cerebrales de las cesáreas programadas me tacharon  de alarmista. Por si acaso tuvieran razón  voy a intentar explicar un poco mejor a que me refiero. Lo primero es aclarar que soy psiquiatra infantil y que uno de mis principales hobbies, por extraño que parezca, es intentar comprender como funciona la química de nuestro cerebro. Llevo ya años estudiando, leyendo e investigando sobre el tema, y más en concreto sobre la neurobiología del apego. Una de las cosas que me ha sorprendido en todo este tiempo es la nula atención que ha recibido el cerebro en el parto. Es decir, muchas de las intervenciones que se realizan en el parto se hacen en teoría para prevenir o evitar que al cerebro del bebé le falte oxígeno, porque se sabe esa falta de oxígeno (hipoxia) en el parto puede dejar secuelas neurológicas de por vida. Así que muchas cesáreas se hacen ante la más mínima sospecha de “riesgo de pérdida de bienestar fetal” o “sufrimiento fetal“. Además se ha extendido la idea (errónea) de que las cesáreas son “más seguras para el bebé” y de que los bebés nacidos por cesárea “sufren menos y salen más guapos“. Pero no voy a dedicar esta entrada a hablar de la medicalización del parto sino al cerebro en el parto. El parto se ha estudiado desde muchas perspectivas, pero que sucede en el cerebro, o mejor dicho en los cerebros: el de la madre y el del bebé, durante el parto ha recibido mucha menos atención. Por lo que voy aprendiendo (juntando piezas de aquí y allá, como quien hace un puzle no de mil sino de infinitas piezas) durante el parto suceden muchísimas cosas en ambos cerebros, procesos importantes e irrepetibles.

El  siguiente vídeo puede resultar interesante. Es un parto que sucedió en el 2010 en un hospital alemán. Son las primeras imágenes obtenidas mediante resonancia magnética nuclear (RMN) de un parto normal. La madre había parido anteriormente otros hijos sin problemas y aceptó parir en una máquina abierta de RMN con cascos para no oír el tremendo ruido de la resonancia. Pararon la máquina en el momento en que salió el bebé, y madre y bebé se fueron a su casa sanos y sin ningún problema aparente dos días después. Lo podéis ver a continuación:

El vídeo sirve para visualizar por primera vez en la historia de la medicina el cerebro del bebé atravesando el canal del parto. Lo interesante es que se ve cómo se estruja la cabeza al bajar, como vuelve a subir y vuelve a bajar hasta que finalmente sale. En cada uno de esos movimientos el cerebro como digo se estruja un poquito, por explicarlo de forma sencilla. Los huesos del cráneo del bebé no están cerrados para esto: para poder moverse en el canal del parto sin problema y permitir el crecimiento posterior del cerebro, fundamental en nuestra especie. Cráneo y cerebro del recién es todo muy blandito: en el vídeo parece como si el cerebro fuera de blandiblup. El tema es que en cada estrujamiento de ese cerebro se liberan muchísimas sustancias químicas, neurotransmisores y hormonas cerebrales de los que aún sabemos muy poco. También se liberan en la glándula suprarrenal que tiene el bebé hormonas del estrés en grandes cantidades. Todo eso hace que el bebé salga listo para respirar por sí mismo y sobrevivir. En el cerebro esas hormonas hacen que el bebé despierte: pasará las dos primeras horas de vida en un estado de alerta tranquila. Lo más alucinante es que si miramos lo que ya sabemos sobre esas hormonas nos encontramos con que los bebés vienen listos para amar y ser amados.

Pero, volviendo a las cesáreas programadas, ¿qué sucede si extraemos a un bebé del útero mediante cesárea programada? Su cerebro no va a ser estrujado antes de nacer. Ni tampoco su glándula suprarrenal va a liberar esas hormonas “buenas” de estrés, ni sus pulmones van a ser comprimidos cual esponjas… ¿Qué pasa entonces? Sabemos que tienen más riesgo de tener dificultades respiratorias, alérgicas, etc.  Pero, ¿y en el cerebro? Esa es la pregunta que yo me hacía en el post de las secuelas cerebrales de las cesáreas. La respuesta es: no lo sabemos aún. Investigarlo es muy difícil: el cerebro de la especie humana puede tardar  casi veinte años en terminar de desarrollarse. En muchos experimentos con animales en laboratorio se ha comprobado como manipular con hormonas durante el parto produce alteraciones en la conducta que se manifiestan al llegar a la edad adulta. Investigar con humanos sería posible por ejemplo siguiendo a una cohorte de niños y niñas nacidos por cesárea programada hasta la edad adulta y comparándolos con otra muestra similar de nacidos por parto fisiológico. Algo muy largo y costoso. Lo que quiero decir es que aunque veamos a un recién nacido por cesárea programada con un aspecto estupendo al mes de vida o a los tres años eso no significa que no haya alguna secuela que no sepamos ver en su cerebro. Tal vez no la haya, ojalá. O tal vez la haya y la veamos años más tarde. Pero en la naturaleza casi nada es gratuito: cuanto más sé al respecto más difícil me resulta imaginar que no pase nada en el cerebro del recién nacido si le privamos del parto y le sacamos por cesárea programada días o semanas antes de la fecha en que tenía que nacer.

Portada Nacer por cesáreadefinitivaNo pretendo ser alarmista. Creo en la plasticidad de nuestro cerebro y en la enorme capacidad de reparación de nuestra especie, tal vez no haya secuelas, o tal vez las secuelas sean mínimas o muy leves y se curen con algunas prácticas de crianza, o con el tiempo, o con la alimentación, o con tratamientos que aún no imaginamos… Pero insisto: no lo sabemos aún.

Nosotros, el equipo de investigación que codirijo, acabamos de publicar en Early Human Development los resultados de nuestro estudio que señalan diferencias en la respuesta a la separación materna en los recién nacidos por cesárea frente a los nacidos por parto vaginal. Pero no sabemos qué significado pueden tener esas diferencias, ni si se mantienen en el tiempo o no. Hará falta que otros investigadores lo intenten replicar y comprueben si esto es así o si lo nuestro fue un hallazgo casual. Investigar es así: una tarea lenta, minuciosa, que requiere dedicación, paciencia, pensamiento crítico, pasión y prudencia a partes iguales.

Por último comentar que con la editorial Ob Stare hemos reeditado ¿Nacer por cesárea?, el libro que escribí junto al obstetra Enrique Lebrero en el 2005. La edición viene con una página web: http://www.cesarea.org y una portada que pretende ser una reivindicación  del papel del padre en la cesárea, para que entiendan que pueden participar en el nacimiento de sus bebés por cesárea. ¿Nacer por césarea? La respuesta está en la portada. Sí, hacer cesáreas sólo cuando sea estrictamente necesario, esperando a que se inicie el parto (así los cerebros reciben al menos parte del baño hormonal), permitiendo la presencia del padre o acompañante, respetando a la madre y al bebé, sin separarles rutinariamente. Evitar cesáreas innecesarias, vivir cesáreas respetuosas.

20 comments

  1. Enhorabuena por vuestro trabajo. No sabemos practicamente nada acerca del cerebro humano,pero gracias a investigaciones como estas algún día estas cosas se aclararan. Está claro que el papel del cerebro tiene mayor inportancia de la que se le ha prestado hasta ahora, por ejemplo también en el tema de las enfermedades…sin pausa pero sin prisa. Muy interesante!

  2. Esta claro que todo lo que no es natural no puede hacer muy bien, sobretodo para los bebes… Tengos dos hijos, los dos nacidos por cesarea(creo q se podian evitar) ojala hubiese podido tenerlos por parto natural… No echo la culpa a nadie, ni a mi ni al personal medico, solo espero que en futuro la cosa cambie, la gente sea mas conciente, Admiro Ibone por su trabajo. Adelante! Muy buen blog

  3. Gracias Ibone por su claridad y precisión al describir su nota, me parece que a quien debe educarse desde ya es al personal médico, que se ha “adueñado” del escenario y también al de enfermería, que aunque cada vez más desplazados, pueden aportar a mejorar la atención del parto. Iniciamos muy bien el año con esta lectura. Abrazos

  4. Brillante post, Ibone. Yo sí creo que las cesáreas y las intervenciones médicas en el parto tienen consecuencias. Intervenir “por si acaso” es lo peor que se puede hacer, porque se puede estar causando un perjuicio más grave que el que se trata de evitar (sobre todo si no existe). Algunos pueden tener miedo a la verdad, pero yo a lo que tengo miedo es a que no aprendamos de nuestros errores. Como ya han apuntado más arriba, solo espero que en el futuro las cosas cambien.

  5. Ibone, como siempre me parece muy interesante lo que escribes, después de leer éste sobre la cesárea, la pregunta es : mi hijo no tuvo cesárea porque el médico con el que parí si puede las evita, pero fueron los forceps lo que le sacaron y después se pasó una semana en una incubadora para hacerle un cultivo, creo que eso dijeron,por que la pediatra dijo que habia tragado líquido amniotico.Supongo que con los forceps tampoco hizo lo que hace un cerebro bebé al nacer, o si? cuando le ví su cabeza era muy alargada.
    Que tengas un año hermoso,lleno de amor, salud y prosperidad.Te envío un abrazo.

  6. Me ha gustado leer lo que has escrito. Mi segunda hija nació por cesárea porque tenía un tumor en el culito que no le dejó colocarse bien. Le rogué al médico que me dejará poner de parto cuando mi hija escogiera y poder hacer todo el trabajo de parto, como si fuera a nacer por el canal de parto. Así fue, la cesárea era inevitable pero nosotras hicimos todo lo que pudimos.
    Tenemos mucho trabajo que hacer hablando desde el corazón con nuestros médicos, para que ellos paren el reloj y nos dejen hacer.

  7. Querida Ibone,
    sigo leyendote y me regocijo de buenas sensaciones, gracias por tu apoyo y labor en acompañar a los bebes intrauteros por medio de tus escritos y trabajos, eres un apoyo para aquellos padres que deseen ser conscientes de sus procesos maternales y en especial en el momento del Nacimiento de sus hij@s.
    abrazos.

  8. A veces no estamos bien informados, es bueno encontrara tantas cosas en internet, hay partos q ya estan el la semana 40 y jamas se presenta dolo y la placenta se madura, habemos quienes no tenemos otra opción y para q esperar a pasar un martirio tratando de q sea natural cuando no lo será, solo pedir a Dios q no sufran de nada.

    1. Muy buen artículo, mí hijo nació a las cuarenta semana estuve horas intentando parir el médico me ayudo mucho pero al final tuvieron que hacerme cesárea, el nació con el cordón en el cuello pero bien nada grave. No pude estar con el hasta pasado ocho horas luego corrí a lactar y darle mi amor y calor. Pienso que el tiempo que estuvo para poder nacer hizo que su cerebro pudiera activarse también mi esposo y yo creemos mucho en la crianza con apego y esto ayuda mucho a los que nacen por cesárea. Creo en el parto natural y pienso que si hay que hacer cesárea deberían dejar a la madre y el bebé intertar parir para por lo menos esto active el cerebro del bebé y tenga beneficios, bueno eso es lo que pienso. Me gusta todo lo que pone es de gran ayuda.

  9. Tengo 3 hijos. Con lo dos primeros estuve de parto y despues de 6 horas me hicieron cesarea por PBF. Todo fue bien y ellos estaban bien. Sin embargo con la tercera decidieron hacerme una cesarea programada. Fue bien pero a los dias empezó a despertarse muy asustada, con un llanto y mirada de terror. Mi instinto me hacia pensar q tenia un trauma al nacer antes de estar preparada y ahora sé q no me equivocaba… La pena q me da cada vez q se despierta asi y pensar q podria haberlo evitado… Nunca fuí partidaria de las cesareas programadas pero ahora lo soy menos q nunca. Mi hija esta sufriendo cuando se podria haber evitado…

  10. Hola. A mi si me ha afectado muchísimo su articuló. Mi útero no aguantaba contracciones y no me quedo mas q cesárea programada y ahora estoy desoreozada pensando q le he hecho un daño irreparable a mis bbs. Ojala y de verdad. Me dieran una esperanza para reparar cualquier daño. Es horrible pensar q mi hija sufra x eso. No solo digan lo malo. Digan q se puede hacer al respecto par

  11. Me parece que te fundamentas en supuestos..lamentablemente no hay pruebas que apoyen o refuten lo que dices. Ademas el parto natural deja a mas del 50%de las mujerescon alfun grado de intinencia de orina o fecal que no se ven en el post parto inmediato..el parto por cesarea reduce la hormona del stress y en que caso puede ser negativo para un feto no tenerla?

  12. A partir de la semana 34 de embarazo, empezé a tener problemas con la preclampsia. En la semana 36 me ingresaron para controlar mis tensiones, al día siguiente me inducían el parto pero como mi cuerpo no respondió al tratamiento de oxitocina, me practicaron una cesárea de urgencia. Hasta leer este artículo desconocía los pormenores de la cesárea y sinceramente por la experiencia vivida, estoy totalmente en contra de ella, es lo más frío del mundo. Durante casi 9 meses piensas, aunque lo justo, en como será tu parto, en la sensación que tienes que sentir cuando te ponen a tu bebé encima nada más nacer… un largo etc de incognitas e interrogantes que no obtendrían respuesta hasta el día del parto. Pero en cosa de 5 minutos, te ves que te van preparando para llevarte al quirofano y lo que en principio iba a ser cosa de horas, todo acabó en poco más de media hora. Me queda esa espinita clavada que espero quitar con mi siguiente embarazo. Besos

  13. Gracias por este post, soy psicóloga educativa y reciente mama. Estoy segura de que algunos problemas de aprendizaje que se detectan en la edad escolar tienen su origen en el momento del parto. Quizá una cesárea no sea una amenaza tan grande como un parto natural pero tiene consecuencias en el bebe que se van a ver con los años

  14. Pingback: Parir és poder |

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s