La SEGO y el futuro de la medicina fetal

segoLa semana pasada he estado en Bilbao participando como ponente en el 33 Congreso de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia), invitada por la sección de Psicosomática. Confieso que de entrada me generaba cierta ambivalencia ir al mismo. Primero porque la SEGO todavía no se ha disculpado públicamente por las ofensivas viñetas de su boletín que desencadenaron la conocida Revolución de las rosas. Segundo porque eché un vistazo al programa del congreso y me encontré con la pestaña “Presentación de documentos avalados por la SEGO”, es decir, documentos que se pretenden científicos avalados por una sociedad de médicos ginecólogos y obstetras. Copio el título de los tres primeros:
– “Efectos de la cerveza durante la menopausia”
– “Compendio de salud íntima de la mujer: higiene íntima”
-“Los electrolitos para el tratamiento del estreñimiento de mujeres-embarazadas”
¡Uf! _ pensé_ ¡No sé si podré soportarlo!  La sombra de la industria farmaceútica es alargada…¿Alguien se imagina en el congreso de la sociedad de urología española, una ponencia sobre “Higiene íntima masculina” o una ponencia sobre “Cerveza y calvicie” por poner sólo dos ejemplos? Pesé a esas reticencias opté por acudir y me alegro de haberlo hecho. Comparto lo bueno que he vivido primero, luego viene lo malo.
Lo bueno:
Muchos obstetras haciendo autocrítica. En las ponencias sobre parto escuché a muchos ginecólogos criticando las disparatadas y diversas tasas de cesáreas de nuestro país. Alguno en un arrebato de sinceridad cogió el micro y dijo: “los ginecólogos hemos perdido el rumbo, si seguimos así dentro de poco sólo serán necesarias buenas matronas y cirujanos abdominales que sepan hacer cesáreas…” Varios hicieron referencia a como a casi ningún obstetra le gusta estar en el paritorio, casi todos prefieren estar en otras consultas altamente especializadas. Me gustó ver que la Estrategia de Atención al Parto Normal ha tenido y seguido teniendo impacto. Varias ponencias hablaban de parto vaginal después de cesárea, de versión externa para evitar la cesárea por nalgas, o incluso de atender partos de nalgas vaginalmente. Todo ello en hospitales públicos estatales. Obstetras como Manuel Fillol diciendo en voz alta y clara que la SEGO tiene que retirar ya el documento de consentimiento informado para parto vaginal después de cesárea, ya que es a la inversa: ofrecer una cesárea por cesárea anterior es mala praxis.
Más cosas buenas. Una ginecóloga se acercó a saludarme y me dijo que ella había leído mis trabajos sobre violencia obstétrica. Inmediatamente me encogí esperando “la bronca” pero no fue así. Para mi sorpresa ella y otros compañeros según dijo compartían la reflexión y preocupación sobre la situación y la violencia obstétrica en los paritorios. Y muchos haciendo todo lo posible por mejorar la atención a las mujeres.
Lo negativo, o más bien lo preocupante:
¿Hacia dónde va la medicina fetal? La impresión que he sacado en este congreso es que los obstetras están volcados en la detección temprana de cualquier malformación o problema fetal, pero de momento casi lo único que pueden ofrecer en esos casos es la interrupción del embarazo. El invitado “estrella” en este congreso era Kipros Nicolaides, uno de los mayores expertos a nivel mundial en medicina fetal. Ahora centrado en desarrollar herramientas para detectar ADN fetal en sangre materna desde el primer trimestre, con el fin de decir a las madres si el bebé tiene o no alteraciones genéticas. Orador brillante, a mí me pareció que su charla estaba cargada de una ironía que rozaba el cinismo. El mismo reconocía sin pudor que estas pruebas son para mujeres ricas, a las que poder ofrecer esa interrupción del embarazo del bebé “no idealmente sano” cuanto antes.
La verdad es que en esta y otras charlas la vivencia de la mujer y el psiquismo del bebé brillaron por su ausencia. Como psiquiatra sentí que para la obstetricia moderna las mujeres todavía somos contenedores de fetos, a los que ellos se encargan de vigilar para no permitir que ningún imperfeto llegue a término. Sí, estoy exagerando, lo sé, pero tengo que compartir mi preocupación al respecto.
Otra de las peores cosas del congreso en mi opinión fue la ponencia del presidente de la SEGO José María Laílla sobre “Bioética en obstetricia y negación al tratamiento”. Me parece increíble que para un tema tan importante en vez de traer a una experta o experto en la materia pongan al señor Laílla, y que terminó insinuando que en ocasiones la obligación de salvaguardar la salud del bebé puede estar por encima del derecho de autonomía de la mujer. Temblando de miedo me quedé.
Más cosas. Los stands expositores en su mayoría dedicados a dos temas: tecnología para seguimiento de embarazo y suplementos o parafarmacia que poder recetar a todas las mujeres, embarazadas, menopaúsicas etc…Los documentos sobre higiene íntima o cerveza para menopausia o cerveza sin alcohol para madres lactantes me produjeron vergüenza ajena la verdad.
No pude asistir a todo el congreso. La última jornada era de puertas abiertas con el título “la SEGO por y para la mujer” estaba centrada en la lucha contra el cáncer de mamá. Yo como mujer le pido a la SEGO que deje de ocuparse de nuestra higiene íntima y se preocupe más por el respeto, la escucha y la erradicación se actitudes misóginas dentro de su propia sociedad.

El Parto Es Nuestro: impacto y contribución de nuestro activismo

epenluz“…esta asociación civil ha tenido un impacto absolutamente crucial en la reforma del sistema de salud obstétrica durante los últimos diez años en España.”

¿Está mal que lo digamos nosotras? La verdad es que es difícil resumir o plasmar todo lo que los doce años de activismo “epenero” (de EPEN; acrónimo de El Parto Es Nuestro) ha logrado en este país. Imposible, igual que es inabarcable la lista de personas de todo tipo que han contribuido, la infinidad de madres, padres, matronas, pediatras, enfermeras, obstetras, doulas, consultoras de lactancia…Y tambien profesionales de otros ámbitos aparentemente poco o nada relacionados con el parto: cineastas, arquitectas, electricistas, filósofas…

El caso es que lo hemos intentado, y hemos publicado un artículo que resume el impacto de nuestro activismo, no sólo en la atención al parto sino en la democracia deliberativa. Para ello Stella Villarmea, Profesora de Filosofía de la Universidad de Alcalá, analiza el impacto de EPEN en el debate, utilizando la teoría de las controversias de Dascal para profundizar en como ha evolucionado el mismo.

La principal contribución de la asociación El Parto es Nuestro consiste en haber conseguido que un tema, el de la atención al parto, que inicialmente se abordaba como una mera discusión, pase a ser tratado posteriormente como una disputa y, finalmente, ser considerado como una controversia.

El artículo lo hemos publicado en un monográfico de la revista Dilemata dedicado a la maternidad,  se puede leer completo y descargar gratuitamente en el siguiente enlace:

El parto es nuestro: el impacto de una asociación de usuarias en la reforma del sistema obstétrico de España.

Cuando los sujetos se embarazan: filosofía y maternidad. Revista Dilemata 18, 2015.

El cuerpo de la madre. Ana Casas Broda.

Ana Casas Broda. Kinderwunsch

Ana Casas Broda. Kinderwunsch

Imágenes del cuerpo a cuerpo con la madre. Un cuerpo aparentemente inerte con el que los niños juegan, pintarrajean, del que toman leche. Una madre triste que habla de sus carencias como niña, del suicidio de su padre, de la ausencia de sus objetos de la infancia, de la falta de madre. Sombra azul oscura. La gota de leche al estrujar el pecho. El juego de los niños como salvación breve de la madre. La angustia como compañera silenciosa. Ausencia de compañero, vacío de padre.

Una exposición potente, la del trabajo “Kinderwunsch: niños y deseo” de la fotógrafa mexicana Ana Casas Broda. Absolutamente recomendable, en estos tiempos en que el cuerpo de las madres no está presente en la imagen pública, o si lo está es convenientemente photshopeado para esconder las huellas del paso de las criaturas por nuestros cuerpos.  Exponiendo el cuerpo a cuerpo con la madre, la lactancia prolongada, la soledad pese al abrazo.

anacasasbroda2

Ana Casas Broda. Kinderwunsch.

 De la web de su autora:

Kinderwunsch es un libro donde textos y fotos construyen una narración que explora la complejidad de la experiencia de la maternidad y de la relación entre mis dos hijos y yo. Kinderwunsch se desarrolla durante siete años. Su columna vertebral es este tejido en constante cambio de las relaciones entre nosotros en el proceso de convertirme en madre y de la construcción de la identidad de ellos. Como en mis trabajos anteriores, el cuerpo y la casa son ejes fundamentales del proyecto.

Kinderwunsch se desarrolla durante siete años y se volvió un proyecto cada vez más complejo. Construimos escenarios en los que se realizan acciones. A veces eran ideas de mis hijos, otras imágenes que surgen de mis fantasías. La foto depende de la acción y siempre es un descubrimiento.

Me interesa trabajar con las vivencias desde la frontera entre la cotidianidad y las acciones que se realizan para la cámara. La fotografía como una forma vital de intervención en la realidad, la tensión entre la acción recreada y la espontaneidad como un espacio que devela aspectos esenciales de las relaciones. La fotografía como una búsqueda de apariciones de una realidad no siempre visible. Me fascina el umbral entre la realidad y su imagen en el que se mueve la fotografía, ese enigmático espacio que elude las interpretaciones, singular para cada espectador.

Se puede ver dentro de PhotoEspaña, en el Circulo de Bellas Artes de Madrid, hasta el 30 de agosto.

Morir cuando la vida empieza

libromorirMorir cuando la vida empieza. Conocer y despedir al hijo al mismo tiempo” es un librito que acaban de publicar  Silvia López y Maria Teresa Pi-Sunyer dos psicólogas que llevan años acompañando a madres y padres  en el difícil momento de la muerte perinatal.

El libro recoge la experiencia de los grupos de apoyo al duelo y las reflexiones de las profesionales. Hay sobre todo testimonios: voces de madres y padres, palabras de hermanos. Me ha parecido una joya de libro: aunque es pequeño no le falta nada, es precioso. Está escrito desde la escucha, el acompañamiento respetuoso y el cariño a las familias que se encuentran con el peor dolor de sus vidas cuando se preparaban para todo lo contrario.

Creo que es una lectura imprescindible para todos los profesionales que trabajan en el cuidado y la atención perinatal.

Lo edita Circulo Rojo.

Ecopsicología perinatal

1000005-1Cuando el pasado diciembre lanzamos la formación en Salud Mental Perinatal Terra Mater no imaginamos la acogida tan estupenda que tendría la iniciativa. Desde enero venimos proponiendo un seminario mensual, revisando la psicología perinatal desde una perspectiva ecopsicológica.

¿Qué significa, lo de ecopsicológica? La ecopsicología trata de comprender la relación de los seres humanos con la naturaleza, partiendo de que todas las personas necesitamos tener una relación sana con un entorno natural saludable.  La salud humana, tanto la física como la emocional y la espiritual, es dependiente de la salud del planeta y de todos los ecosistemas que lo habitan.

TERRAMATEREl dolor y la pena que sienten muchas personas cuando se destruyen por ejemplo los espacios naturales donde jugaron en su infancia, o se tira el arbol que siempre estuvo delante de su casa, son sentimientos profundos que han sido poco escuchados en la psicología tradicional y que tienen que ver con es “inconsciente ecológico” que definió Roszak como  “la necesidad de establecer un vínculo empático con la naturaleza, es un aspecto central de la consciencia humana (Roszak 1992)”.

Llevándolo al terreno perinatal empezamos siempre por la fisiología y la neurobiología, intentando comprender que ha previso la naturaleza con sus millones de años de evolución y perfeccionamiento constante, para la crianza de la especie humana. Desde ahí es más facil comprender hasta que punto la cultura actual occidental o incluso la medicina pueden interferir o hasta perjudicar en la creación de los vínculos tempranos y las severas consecuencias que todo ello tiene. Revisar la neurociencia perinatal también nos lleva a potenciar la fisiología como herramienta terapéutica, de forma similar al modelo que plantea la ecoterapia. La ecopsicología del recién nacido supone comprender que, como dice Nils Bergman, el cuerpo de la madre es el nicho del recién nacido, el lugar donde desarrolla todas sus conductas a la perfección.

Estudiar estos temas a fondo me está permitiendo poner un poco de orden en mi conocimiento y, como siempre, darme cuenta de ¡lo poco que sabemos! Estoy estudiando mucho, disfrutando de poder compartir y aprender con las alumnas (más de cien y de toda latinoamérica) y agradeciendo la oportunidad de trabajar desde este perspectiva con Isabel Fernández del Castillo y Nils Bergman.

Os dejo el video de la clase introductoria al seminario que dimos con Nils Bergman, por si os interesa profundizar en este tema.

 

Requiem por niña ahogada

imagenniña¿Qué hacer con esas manos? se preguntaba Luis Sepúlveda hace unos días ante esa imagen del cuerpo de una niña africana flotando en el Mediterráneo.

Intento responder de forma sincera. A ratos me imagino a esa niña y a su madre, a su familia, huyendo. Naufragando en la huída. No sé si mirar la foto es “hacer”. Qué hacer es la pregunta que más se repite ultimamente en mi entorno.

A veces me parece que mi corazón también viaja en una patera.

Aceptar los privilegios que por mi nacimiento en esta parte del mundo me fueron concedidos es fácil o difícil, depende de como se mire. Qué hacer con la injusticia como íntimo dilema cotidiano. A la vez la responsabilidad de ser feliz con lo que misteriosa o absurdamente me ha tocado.

Convocar a la alegría. Confiar casi a ciegas.

Seguir luchando por las niñas y los niños, mientras beso los piececitos  tan preciosos de mis pequeñas sobrinas. Callar no es otorgar. Abrazar. Hablar con las plantas, sembrar otras flores. Encender más velas, aceptar la congoja. El martirio no puede ser tu elección. Caminar por las cimas, volver a los bosques, escuchar la naturaleza.

Imaginar el naufragio. Hundiendote, llorar. Con tus hijos en una patera. Eras tu, soy yo. Mañana quien sabe. No entiendo nada, no sé apenas nada. Ser sincera me cuesta, aunque lo intento. Elegir bien las palabras, ser precisa si puedo. Niñas ahogadas flotan en el mar que amo. La miro y sigo. ¿Se puede adoptar un cadaver que flota en el mar? Un collar de margaritas. Volver a la orilla, mirar al cielo. En el horizonte siempre los mismos: los más crueles, los que tampoco fueron amados. Los más dañados y dañinos.

Batallas imposibles, invisibles. La piel más salada que las lágrimas. Tengo que confiar, tengo que sonreir, tengo que ser feliz. No queda otra.

Llorando besaré también las manos y los pies de esta niña. Suspiro hondo. Volveré a flotar en el mismo mar de mi infancia.  No dejaré que me mientan los que hablan de construir más vallas o hundir las barcas.

Te enseñaré a nadar, mi niña.

 

 

 

 

A Sheila Kitzinger, GRACIAS

SHEILA“Las mujeres que sufren partos traumáticos a menudo utilizan el mismo lenguage que las víctimas de violación”

La cita de Sheila Kitzinger está extraída de un artículo suyo con un título que para mi es magistral:

El parto como violación: hay que terminar con la obstetricia del “por si acaso.

(Birth as rape: There must be an end to ‘just in case’ obstetrics) que publicó en la revista británica de matronas (British Journal of Midwifery 14(9): 544 – 545, Sep 2006) y que logré con la inestimable ayuda de Jesusa Ricoy.

Creo que ese título en si mismo es todo un manifiesto para la erradicación de la violencia obstétrica, que ilustra muy bien la lucidez de Kitzinger, su valentía y su compromiso con las mujeres y los bebés. Le cito siempre y hoy, sabiendo que falleció antesdeayer, como activista del parto respetado no he podido dejar de escribir esta entrada para darle las gracias de todo corazón.

Muchas gracias Sheila por tu entrega, tu activismo y tus enseñanzas. Por nombrar el sufrimiento en el parto de tantas mujeres y tantos bebés, por denunciar que el parto con violencia es una violación, por tu defensa del parto respetado. Descansa en paz.

 

El agotamiento de las matronas

CompassionFatigue-300x199

“Es casi milagroso que tantas matronas trabajen tan duro para cuidar a las madres en un sistema que no valora ni la matroneria ni la maternidad”.

Mavis Kirhham, matrona, investigadora y profesora en Reino Unido.

El agotamiento y sufrimiento de las matronas es épico. Muchas, la inmensa mayoría, entraron en la profesión con vocación de cuidar a las madres, de ofrecerles los mejores cuidados posibles. Demasiado a menujdo se encuentran que esto es casi imposible dadas las pésimas condiciones y altísimas exigencias de su entorno laboral. Como señalaba una matrona de forma anónima en un periodico británico:

No puedo trabajar de manera individualizada con la mujer cuando estoy atendiendo a tantas mujeres a la vez. Me resulta casi imposible ofrecer cuidados de calidad a las mujeres y sus bebés cuando tengo que atender a tantas. No siempre puedo ser empática y amable cuando tengo hambre y estoy agotada porque no hay nadie que me releve. Personalmente me resulta devastador, ya que fue precisamente el cuidar a las mujeres, el darles unos cuidados de alta calidad y seguros y con compasión lo que primero me motivo a ser matrona
La realidad es que a menudo mi trabajo me deja agotada, frustrada e insatisfecha, y asi no puedo hacer el buen trabajo que se que soy capaz de hacer…Me enfada y me entristece mucho que la única solución parece ser que deje mi trabajo y abandone mi profesión, un trabajo que conozco y se hacer bien…No puedo seguir trabajando así, agotada, frustrada, con miedo…

Carta de una matrona británica

Mavis-1024x680Ahora trabajo intentando comprender la relación que se establece entre matronas y embarazadas o parturientas. cada vez me parece más importante y necesario que la sociedad cuide y reconozca el valioso trabajo de las matronas. Mientras preparo el seminario que impartiré la semana próxima sobre este tema (La salud mental de las profesionales del nacimiento) he conocido el trabajo y las reflexiones de una profesora y matrona británica, Mavis Kirkham, que me ha parecido magistral.

En esta conferencia que os dejo a continuación la profesora Kirkham detalla y analiza las dificultades que encuentran las matronas británicas, como la mayoría eligen trabajar con jornada reducida no para cuidar a hijos o padres mayores, sino para poder cuidarse ellas y poder afrontar las dificultades de su strabajo, y como muchas abandonan la profesión. Algunas incluso señala Kirkham optan por convertirse en doulas después de años trabajando como matronas, curiosamente. Kirkham termina urgiendo a que cuidemos a las buenas matronas, y nos pide a todas las madres que cada cosa que veamos que una matrona hace bien o que nis gusta la digamos, que expresemos mucho más a menudo el reconocimiento y agradecimiento que la sociedad suele negar.

De todo esto hablaremos en el seminario del próximo miercoles 15 de abril (programa disponible aquí)

Si sois matronas y entendeis bien el inglés no os perdáis la charla. A continuación os dejo también el programa del curso.

Curso La Salud Mental de los profesionales del nacimiento

¿Como me afecta el trabajar atendiendo partos?
¿Como me influyen el miedo, la emoción o la sexualidad del parto?
¿Como me cuido antes o después de atender un parto?
¿Como me siento si me pongo en la piel del bebé?
¿Qué herramientas tenemos para trabajar las y los que atendemos partos?

En este seminario haremos un recorrido por los estudios que abordan todo lo que sucede en el parto desde el punto de vista de los profesionales que lo atienden, y la relación tan especial que se establece con la parturienta y el recién nacido. Mediante la revisión de estudios científicos, la discusión de prácticos y el análisis de historias y testimonios profundizaremos en el impacto del parto en los profesionales. Con todo ello facilitaremos herramientas prácticas para el autocuidado, la prevención del síndrome del burnout y el empoderamiento profesional desde el respeto al nacimiento.
Programa:

1) Cultura organizacional y atención al nacimiento. Relación profesional con la parturienta.
2) Empatía e intuición como herramientas invisibles. Los conflictos entre profesionales en la atención al parto.
3) Stress traumático secundario en profesionales de la atención al parto y síndrome del burnout. “Compassion fatigue”. Introducción al concepto de violencia obstétrica.
4) Herramientas para el autocuidado, la prevención y el empoderamiento profesional de matronas y obstetras. Atender partos de forma saludable.
15 de abril 2015. Presencial y online.