Mover el útero

Y en ese trayecto personal que recorrí con entusiasmo y desespero conseguí algo: ser capaz de mover, conscientemente, mi útero; abrirlo, contraerlo y relajarlo a voluntad.

Carla Romero

Podemos mover el útero de forma voluntaria. La primera vez que se lo escuche a mi admirada Casilda Rodrigañez me pareció todo un descubrimiento. Luego lo experimenté yo misma y siempre que he podido he compartido este conocimiento con otras mujeres. Ahora estas palabras de Carla Romero (compañera sexóloga que lleva muchos años ayudando a otras mujeres a conectar con su útero) me han recordado la necesidad de seguir difundiendo esta información y este artículo que recientemente me pasó Casilda: el endometrio se mueve a oleadas a lo largo del ciclo en el útero no gestante.

La magnífica exposición de imágenes “pulpos y medusas” que Casilda ha ido recopilando es muy esclarecedora y didáctica. Imprescindible difundirla y seguir creando espacios de autoconocimiento para todas y todos. El útero se puede mover voluntariamente y las contracciones placenteras también facilitan la desconocida y mal llamada “eyaculación femenina”: todas podemos ser mujeres fontana. En algunas culturas antiguas los chamanes sabían que el útero era el órgano de la intuición que nos permetía percibir los fenómenos más sutiles…Sigamos difundiéndolo.

Para saber más:

Pulpos y medusas

El útero: ese gran desconocido

8 comments

  1. Buenos días Ibone: sigo con mi pequeño placer mañanero de leerte antes de que llegue el tropel de pacientes. He tenido la suerte de crecer con un útero bastante libre, sin tabúes y tuve la suerte de comprobar en el parto quun útero libre pare solo, sin necesidad de nada más, pero áun así ¡cuánto he aprendido con todas vosotras! Ahora mis relajaciones son con el trabajo de Mónica Felipe. Gracias por concretar tantos aspectos en este pequeño artículo.
    Desde Asturias
    Clara

  2. Yo también creo que se puede. Nos hemos olvidado de sentir nuestro propio cuerpo, pero sí que se puede. Qué pena, haber perdido tanto en nuestra sexualidad y haber dejado que nos roben el placer de la maternidad, desde que concebimos hasta que nuestros hijos se destetan. Como Casilda, pienso que el mundo sería diferente si las mujeres pudiéramos conectar con nuestro instinto verdadero.

      1. Hola Carla, estaría muy interesada en acceder a esta información, me he encontrado con esta entrada tras leer a Casilda Rodríguez y estoy muy interesada en el tema. Al intentar acceder al link con los ejercicios me pide una invitación al blog… ¿sería posible acceder a esa información? Gracias y saludos

        Patricia

  3. Me alegro de que sigamos aprendiendo tanto y podamos compartirlo en este medio tan accesible que es la web, Ibone.
    Sigo escribiendo, tratando de organizar mis ideas, mis reflexiones, las cuestiones que lanzo al aire y los ejercicios que tengo para que sean cada vez más mujeres quienes los conozcan.
    Afortunadamente, ahora podemos encontrar bastante información sobre este tema. Sólo nos falta seguir difundiéndolo, intercambiando nuestras experiencias personales, para que podamos cambiar nuestra forma de sentir, pensar, vivir nuestros cuerpos y relacionarnos con nosotras/os y con el mundo.

    Un fuerte abrazo,
    Carla R.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s