Haloperidol y meperidina intraparto

haloperidolEscribo esta entrada desde la preocupación, y la dirijo a todos y todas las que atienden partos en este país (o en otros). Por favor, si un día os enseñaron que era una buena idea administrar a una parturienta meperidina (dolantina) con haloperidol quitaros esa idea de la cabeza. No lo hagais más: es una barbaridad.

Cuando hace unos años me enteré de esa práctica no daba crédito. “Se usa para los pródromos de parto”, me decían las matronas. “La dolantina para el dolor y el haloperidol como antiemético”. Es decir, el haloperidol se da intraparto para quitar las nauseas que puede dar un opiáceo: la meperidina (dolantina). Como digo, no me lo podía creer, ¡dar haloperidol en pleno trabajo de parto! ¡cuando el cerebro del bebé está bajando por el canal de parto y se está preparando neurohormonalmente para el primer encuentro, es decir, para el período sensitivo! Qué barbaridad.

Una amiga enfermera muy querida hizo su tesina de fin de grado sobre el tema y no encontró ninguna evidencia que aprobara el mantener dicha práctica. De hecho el haloperidol no es muy buen antiemético, y los efectos secundarios superan con creces los riesgos en esta indicación. Incluso encontramos un caso publicado en el que se describía como una mujer nada más dar a luz tuvo una distonía aguda, (página 229, una mujer de 20 años a la que se consideró de riesgo por haber tenido escaso seguimiento obstétrico, le dieron este cocktail y tuvo una distonia con crisis oculogiras en pleno parto, todo un horror).

Yo pensaba que la práctica ya estaba erradicada…Ilusa de mi, el otro día unas amigas matronas me comentaron que se sigue utilizando y al buscar en internet he encontrado varios protocolos hospitalarios que siguen abogando por su uso. Como este del Hospital Universitario Central de Asturias, este del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada (página 13) o este otro del Hospital Doce de Octubre de Madrid (página 65, disponible en la web de la IHAN).

Por desgracia a la mayoría de las parturientas  a las que se les ha administrado haloperidol estando de parto no se les ha informado (lo cual ya es una forma de violencia obstétrica), con lo cual es casi imposible estudiar si esto ha afectado de alguna manera a los bebés.

Las náuseas y vómitos son normales en el parto, dar meperidina y haloperidol juntos para los pródromos es una forma de “matar moscas a cañonazos” que en ningun caso ha demostrado ser inocua. Palabra de psiquiatra.

20 comments

  1. Si la cosa se pone muy mal con los vómitos (yo eché hasta los higadillos durante 17 horas) ¿no hay primperam de toda la vida? Digo yo, vamos, por no meter un antipsicotico… Y eso me hace pensar en la alucinosis que viví en el post parto…

      1. vaya algo así como “y cómo sabes que es bombero?? pues por el casco, las botas, la manguera…” jaja vaya tela.
        Gracias Ibone por esta información, a mí me pusieron las dos cosas y me siento estafada con cuatro años de retraso :S

      2. Cito: “Incluso encontramos un caso publicado en el que se describía como una mujer nada más dar a luz tuvo una distonía aguda, (página 229, una mujer de 20 años a la que se consideró de riesgo por haber tenido escaso seguimiento obstétrico, le dieron este cocktail y tuvo una distonia con crisis oculogiras en pleno parto, todo un horror).”

        También hay determinados casos de mujeres que mueren en los (tan nombrados ahora) partos en casa y no por ello generalizamos, no? En fin… este fármaco, por la experiencia que tengo, no se da porque al profesional le apetezca callarle la boca a la paciente, sino porque éstas piden analgesia al no soportar los dolores de parto, y se ha estudiado que,como cualquier fármaco, tiene sus contraindicaciones y efectos adversos, que no son,ni muchisimo menos,frecuentes.

    1. A mi no me gusta que pongan esa medicación, soy matrona y no la he puesto nunca. Pero opino como el compañero que no tiene rigor científico. Alarmante si, mucho. Yo tambien puedo contar casos clínicos injustos, pero por favor no asustar a la gente sin la evidencia correcta.

      Y otro apunte, todo profesional sanitario tiene la obligación de informar de la medicación que va a asministrar, si no es así, porque hay cosas que hacemos de rutina, debéis preguntar e incluso negaros a que os pongan cosas que desconocéis.

      Y sobretodo, si no confiaís en el personal que os atiende, buscar otro! Lo mas importante sois vosotras y vuestro bebe.

    2. Disculpame pero mi hermana lo tomó por alucinaciones y mil cosas.. y es un fármaco FUERTÍSIMO, me quedé a cuadros cuando leí que se lo daban a una mujer en el parto, es un medicamento muy muy muy fuerte!!!

    3. Es que si te hubieras molestado en pinchar y leer los enlaces resaltados en rojo, te habrías encontrado con referencias de artículos en PubMed (evidencia científica, y eso, porque PubMed es una base de datos que tiene unos 23 millones de referencias a literatura científica biomédica). A mí me parece perfectamente argumentado.

      Yo lo que no acabo de entender es lo que se hace con las mujeres y los bebés en el parto hospitalario. Se sabe que el cerebro del bebé está todavía por desarrollar cuando nace, que ese momento es esencial y que las semanas siguientes al nacimiento lo son también. Durante todo el embarazo estamos que no podemos hacer nada, ni tomar nada, ni alcohol, ni drogas, ni medicamentos, por si afectan al bebé. Pero en el parto nos ponen hasta atrás de drogas varias, barra libre, si saber con certeza si afectan o no. Incongruente. Peligroso.

  2. Hay tantas cosas que se usan sin demostrar previamente los riesgos… ya pasó con la talidomida, con las radiografías en el embarazo, ahora con esta medicación, con mucha de la oxitocina sin necesidad en algunos hospitales, las ecografías sin indicación médica (a las que se oponen los ginecólogos franceses por no haberse demostrado su inocuidad…)

  3. Yo soy un claro ejemplo. Me admknitraron dolantina y haloperidol juntos. La siguiente matrona que vino se echó las manos a la cabeza. No tenia vomitos ni nada parecido. Esto ocurrió en puerta de hierro en julio de 2012. Mucho hospital amigo de la infancia pero para mi gusto nada respetado que para eso fui ahí. Una desilusión.
    En respuesta al comentario de que no hay fundamentación dire que es medicación psiquiatra y eso ya lo dice todo. Como no fuera pprque no dejaba de gritar sin la epidural no entiendo nada

  4. Ojiplática me quedo… Me ofrecieron ese cóctel en el Salnés, único hospital respetuoso de Galicia, cuando pedí algo para el dolor (es una larga historia), en abril de 2013. También es verdad que me distrajeron todo lo posible y, finalmente, no me administraron nada. Menos mal…

  5. Yo no entiendo de medicina y de hecho ni se si me administraron esto en mi parto al pedir algo para el dolor.
    Reclamar que se justifique el artículo con evidencia cuentifica, cuando lo q se expone es q se administran antipsicoticos y opiaceoas a una parturienta me parece, cuando menos, extraño y, sinceramente, ofensivo.
    Intuyo q a nadie se le pasaria por la cabeza tratar una esquizofrenia con aspirinas infantiles…pero yo no se de medicina…
    Disculpad la ortografia, me va fatal con el movil…:-/

  6. Hace 31 años, en mi primer parto, oxitocina, haloperidol… Tras 12 horas, atontada, si mi marido, incapaz de empujar, parto vaginal con ventosa.
    3 años después, segundo parto , más fácil: pedí que no me pusieran nada y lo hicieron !! Todo fué genial. Mi cuerpo (no mi cabeza) sabía cuando tenía que empujar, vaya diferencia…
    Y a los 3 años el siguiente, también sin nada, aunque a la gine que me tocó no le hizo gracia y me soltó un “no me dirijas el parto !!
    La mujer que va a parir debe ser informada y hay que contar con su opinión, por supuesto, pero también hay momentos muy difíciles que requieren más intervencionismo, cada caso es distinto…
    Me encanta que te ocupes de este momento tan importante desde el punto de vista psi

  7. Se utiliza en los pródromos. Cuando el bebé ni por asomo está bajando por la pelvis. Se habla siempre con pediatría, en previsión de que según la fase del parto, el recién nacido no nazca afectado por el fármaco en cuestión. Si una mujer no puede o no quiere epidural, pero no consigue controlar el dolor con otros métodos igual de aceptables, es una herramienta más. Desde luego, siempre con su consentimiento y bajo unas pautas determinadas. No seamos extremistas.

  8. Yo, a los que defienden el uso de este fármaco, les pediría que me argumentaran, por favor con evidencia científica clara, ya que acusan a la autora de no darla, cuáles son las razones por las que a alguien se le ocurre administrar un antipsicótico a una parturienta. Y no me vale lo de como antihemético, porque antiheméticos hay a porrillo, y el haloperidol no es un antihemético, sino un antipsicótico. Y sobre todo, por qué narices se administra sin consultar a la madre ni recabar su consentimiento informado. Porque lo de “se habla con pediatría” tampoco me vale, a no ser que la que pare sea la “pediatría”.

  9. Soy enfermera, a mi en mi primer parto me lo pusieron, sin decirme que era, te irá muy bien para el dolor, me dijeron acto seguido de ponerlo vomito que flipas, y además el dolor sigue estando ahí no se va con ese ttº en teoría tan efectivo.
    Acabé en cesaréa urgente por sufriemiento fetal, mi hija cambio de posición durante el parto poniendo la frente hacia arriba, no olvidaré nunca esa contracción y el movimiento que ella hizo.
    Acabe en cesaréa urgente por sufrimiento fetal.
    Casi un año después me enteré de que era eso que me habían pinchado, casi me da algo cuando me enteré.
    ¿como se les ocurre? ¿ como no me informan de lo que me van a poner?
    es verdad que tenía mis miedos y que a lo mejor tenia que haber estado más atenta a lo que pasaba a mi alrededor y más siendo de la profesión.
    no sabeis cuanto me arrepiento, cuanta inocencia había en mis palabras cuando pedí algo para el dolor.

  10. Algunos apuntes (perdón por el desorden respecto al texto):

    “No encontró evidencia…” eso es frecuente en pautas clásicas. Por ejemplo, el lavado de manos tampoco dispone de estudios aleatorizados que lo respalden, ni el empleo de guantes en el quirófano, ni tampoco el uso de un paracaidas al saltar de un avión (interesante artículo a este respecto en BJOG escrito por un epidemiólogo y un ginecólogo).

    *Cabría señalar aqui que la evidencia sobre los riesgos maternos y en especial neonatales del parto domiciliario en comparación con el asistido en un centro (ya sea por matronas o por médicos) es cada vez más abundante y sobre los aspectos más diversos del parto (convulsiones neonatales, sangrado, muerte materna y fetal, necesidad de traslado urgente…). El que quiera que busque un poco en pubmed, que no es difícil y ademá reciente.

    “¡dar haloperidol en pleno trabajo de parto! ¡cuando el cerebro del bebé está bajando por el canal de parto y se está preparando neurohormonalmente para el primer encuentro”. Incluso las guías más clásicas recomiendan que la administración de haloperidol se aleje del nacimiento de ahí que se emplee en fase de pródromos (que puede preceder en más de doce horas e incluso días al parte) y apenas se usa en la fase de expulsivo.

    “Las náuseas y vómitos son normales en el parto”. No debemos confundir frecuente (acepción empleada para normal) con bueno. Las caries son frecuentes y lo normal es morir por una apendicitis si no te operan, lo que no quiere decir, que por frecuente que sea, sea bueno o que deba permitirse. Primero por lo incómodo y segundo por lo insalubre de la deshidratación y pérdida de iones en un momento de esfuerzo físico tan importante como es el parto.

    “Palabra de psiquiatra”. Eso es lo que se llama un flagrante sesgo de personificación. Pues hace creer que lo dicho es más (o menos´, según el caso) válido en lugar de refutarlo con datos. Por llevar el ejemplo al ridículo (reductio ad hitleriam): “¿tú prefieres los perros a los gatos? ¡Ah pues Hitler también pensaba igual! Respuesta que pretende sentar una opinión y sin embargo, eso no hace que el amor a los perros sea algo malo en absoluto (por cierto o no que sea).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s