Salud mental perinatal: International Marcé Society en Swansea

marceswansea univLa semana pasada he estado en Swansea, Gales, asistiendo al congreso bianual de la Sociedad Marcé Internacional, dedicada a la investigación y promoción de la salud mental perinatal. La sede del congreso era el campus de la Universidad de Swansea, un lugar privilegiado con una playa preciosa enfrente.

Desde el punto de vista científico el resumen del congreso es sencillo (el programa lo he subido aquí): cada vez es mayor la evidencia de que los trastornos mentales tanto en el embarazo como en el puerperio son bastante frecuentes, generan un enorme sufrimiento y dañan y alteran considerablemente el desarrollo de los bebés. Montañas de estudios lo confirman una y otra vez: ahora se está viendo como la ansiedad materna en embarazo altera la expresión de algunos genes en el feto, o como la depresión posparto a su vez favorece las depresiones infantiles. En este congreso se ha vuelto a hablar mucho de como detectar los trastornos a tiempo, de como tratarlos y especialmente de que hacer en los países empobrecidos. Y como novedad, cada vez se habla más de la salud mental de los padres.

Personalmente me sigue llamando la atención la constante fragmentación del conocimiento. En estos congresos de salud mental perinatal casi no se suele nombrar el parto: parece que no influyera para nada, ni la lactancia. Por otra parte, en los congresos sobre atención al parto casi no se menciona la salud mental de las madres en el embarazo y puerperio, como si sólo importara el parto y que el bebé “salga bien”.

suomimarceY luego están los estudios, algunos muy interesantes pero que también me generan mucha ambivalencia. Sin ir más lejos, Stephen Suomi, Jefe del Laboratorio de Etología Comparada del NICHD estadounidense dió una charla fascinante sobre las conductas maternales de los monos rhesus y las investigaciones que llevan a cabo en su laboratorio. Al mismo tiempo, ver que siguen experimentando, separando a monitos de sus madres y criándolos sin madre para ver las secuelas que esta ausencia de madre les deja luego en la conducta…Me parece descorazonador, ¿realmente es necesario seguir haciendo este tipo de experimentos? Los monitos criados sin sus madres tienen una mirada tan triste que nos cuestiona a todos, pienso yo.

Para mi sorpresa las cosas están cambiando y cada vez son más frecuentes las conferencias en las que los investigadores comparten sin reservas sus motivaciones personales. El rector de la Universidad de Gales abrió el congreso dando la bienvenida, contando su historia personal con la depresión desde los 18 años y como era consciente ahora de la profunda relación que en su caso había entre sus depresiones y el estado anímico de su madre durante su embarazo.

La profesora Louise Howard también en su conferencia (Marce Medal,  ‘What is evidence based perinatal mental health care and is it achievable? A personal perspective’)  compartió su historia: dos depresiones posparto. En ambos casos tardó bastante en darse cuenta de lo que le pasaba y eso que para entonces ella ya era una experta psiquiatra.

La charla que más me conmovió la dió este padre: Christopher Bingley. Su mujer se llamaba Joanne (Joe) y llevaba media vida trabajando como enfermera especialista en salud mental en el sistema público británico, el NHS. Después de varios abortos de repetición intentaron la adopción: les dijeron que sería dificil que lo lograran por su obesidad. Finalmente, cuando menos lo esperaban, Joe quedó embarazada. Dió a luz a su hija Emily en febrero del 2010. Poco después comenzaron las dificultades con la lactancia, la bebé lloraba y pensaban que Joe no tenía suficiente leche. Ingresaron en el hospital y para resolverlo los profesionales le aconsejaron que se extrajera leche con un extractor doble (un sacaleches eléctrico) cada poco para aumentar la producción. (Sólo de pensarlo me dan escalofríos). Al verle tan agobiada su marido le sugirió  que dejara la lactancia y pasaran a la alimentación con leche artificial y así lo hizo. Poco después la depresión de Joe empeoró considerablemente: se sentía muy culpable de no haber podido amamantar a su niña. Su estado se fue deteriorando poco a poco, pero ninguno de los profesionales que le atendió en el sistema público de salud percibió la gravedad. Le diagnosticaron una depresión posparto y le recetaron medicación. El 27 de abril cuando le visitaron a domicilio Joe pidió que le ingresaran, pero no lo logró. Tres días después se suicidó tirándose a las vías del tren: su hija apenas tenía diez semanas.

Chris Bingley habló de sus sentimientos de culpa, de su dolor, de su shock inicial, de su tristeza…y también de su enfado al comprobar en cuantos puntos el sistema le había fallado a su esposa, en cuantas ocasiones en esas diez semanas las cosas no se habían hecho como decían los protocolos de salud mental, en cuantas maneras aquel suicidio se podría haber evitado. Ha creado una fundación en memoria de Joe Bingley y ahora es un activista de la salud mental perinatal. Su mensaje para los profesionales e investigadores alli presentes no podía ser más elocuente: “Por favor, tenednos en cuenta a los padres. Habladnos de las señales de alarma, informadnos de lo que son las depresiones posparto, explicadnos como ayudar a nuestras mujeres, haced que las cosas funcionen“.

En nuestro país por desgracia todavía estamos a años luz del sistema público británico en lo que a salud mental perinatal se refiere, ¿cuantas Joes tendrán que fallecer para que se implanten programas de prevención, detección y tratamiento adecuados? Ojalá no fuera ninguna, pero me temo que no será así. Ni siquiera tenemos una sola unidad de hospitalización psiquiátrica madre-bebé en todo el país…Desde la Sociedad Marcé española un cada vez mayor grupo de profesionales estamos intentando que las cosas cambien: el trabajo que tenemos por delante es enorme, pero también imprescindible.

 

 

 

 

9 comments

  1. Precisamente en el WPA hubo el lunes una ponencia sobre el programa de salud mental materno infantil de Castilla la Mancha y hablaban de la existencia de “unidades canguro”

  2. Gracias,me encantan tus escritos y además escribes muy requetebien,creo que es fascinante tu trabajo,sigue así que te estaremos todos muy agradecidos,un beso enorme

  3. Gracias, que tremendo y que esclarecedor lo que cuentas.
    Los profesionales le dan importancia a los testimonios y las experiencias, no solo a los datos: hay herida? no, sangra? no, aguanta? entonces no es tan grave.
    Y no solo los casos más estremecedores. Cuantos malos tratos infantiles tienen origen en las depresiones postparto. que poca atención se le presta.
    A ver si conseguimos ponerle un poco de corazón a lo que le corresponde: al fin y al cabo, son nuestras familias, nuestros hijos.
    Gracias por vuestro trabajo.

  4. Hola Ibone, me he quedado impresionada con tu artículo… por todas las cosas que me tocan. En primer lugar, como psicóloga, he visto como mujeres que han tenido embarazos no deseados han desencadnado enfermedades psicosomáticas como desmatitis “sin causa” -según dicen ellas que los médicos le dicen-, o han cargado la culpa de sus males a sus hijos.
    La salud mental en los progenitores es fundamental, durante el embarazo, durante el parto -aplicando técnicas de respiración, relajación, escucha interna…- y después del parto.

    Lo de la experimentación animal, me parece una salvajada, la verdad. Hay muchas situaciones que ya da la vida de forma natural donde se podrían basar esos estudios sin maltratar animales: estudios longitudinales de niños huérfanos de un padre, madre, o ambos.

    Por otro lado, el caso que cuentas de la mujer que se suicidó después de una depresión portparto, aunque por otros motivos yo me he puesto en manos de una terapeuta porque mi hija tuvo un problema al rato de nacer, y la terapia me ha ayudado, privada, porque mientras mi hija estaba en la uci, debatiéndose entre la vida y la muerte, no ofrecieron ni la opción de hablar un rato con un psicólogo, y eso que había muchos padres y madres en mi misma situación. La terapia la hacíamos en la sala de lactancia del Virgen del Rocío -después presume de ser un buen hospital- las madres que usábamos sacaleches, -yo no pude dar de mamar a mi hija por sus secuelas… -y pese a todo esto, he sobrevivido porque he cuidado mi salud mental.

    Un abrazo.

  5. Buf…me ha dado escalofríos leer la historia de este padre. Cuantas emociones silenciamos, cuantas situaciones de este tipo quedarán sin ver la luz…yo siento que he vivido un síndrome de estrés postraumático, y todavía 2 años después del nacimiento de mi hija vivo en un estado de postparto eterno. Gracias por facilitarnos información y consuelo.
    Un abrazo

  6. Muchas gracias por el resumen. Me quede pensando en la ultima historia que yo sospecho que en mi país ha de acontecer con frecuencia. Me refiero a que las mujeres padecen depresión y no es detectada ni por ende tratada. Ahora que yo he estado pensando últimamente que no solo ella puede tener malestar sino también el padre, sobre todo aquellos que no estaban “preparados” con su rol. Veo que escriben mucho sobre las mujeres pero yo pienso que tambien serviria mucho revisar los casos como familias e incluir en las futuras investigaciones el rol de los hombres…
    Por otra parte, del parto que es un tema para mi muy interesante es cierto que casi nadie lo retoma
    Me queda la duda del porque? En fin … Saludos desde México

  7. Buenas noches Ibone,suelo seguir tu blog y esta noche buscaba en concreto relación entre tipo/vivencia de parto y depresión postparto. Como tu estoy sorprendida de que no se relacionen. Cómo es posible? soy matrona residente y tengo muy claro que un factor predisponente, si no gran responsable es el tipo de parto que ha sufrido que no vivido muchas veces la mujer. Es para mi tan intuitivamente evidente la relación que existe en destrozar un proceso biológico sincrónico perfecto la mayor parte de las veces, privar a la madre de todo activismo y protagonismo en su parto, destrozar el perfecto circuito hormonal a base de oxitocina sintética, y otros despropósitos…y el desarrollo de la depresión post parto. Necesitamos estudios que los relacionen.
    Muchas gracias por tus reflexiones. Son de gran ayuda, apoyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s