Bebés comprados, vientres subrogados: memoria y violencia obstétrica (II)

Picture3

Lo peor que le puede pasar a un recién nacido es que le separen de su madre.

Nils Bergman, neonatólogo.

Estas palabras de Nils Bergman me vienen a la mente cada vez que oigo hablar de “vientres de alquiler” y “maternidad subrogada“. Conceptos que en la mayoría de los casos (salvo contadísimas y altruistas excepciones) considero ejemplos de violencia obstétrica extrema basados en la explotación de los cuerpos de mujeres en situación de dificultad económica. En la India por ejemplo los datos de la madre que gesta el bebé no quedan recogidos en ningún lugar. En las páginas de maternidad subrogada además se publicitan los “genes caucasianos”.  Con frecuencia el parto se programa o se realiza la cesárea en la fecha de conveniencia para los futuros “padres”. Y sí, como psiquiatra infantil me sigo preguntando (como ya comenté en el post anterior sobre Memoria y violencia obstétrica) ¿qué huella quedará en estos bebés que ni siquiera podrán saber quien fue la mujer que les gestó? 

newlifeindiaLa pionera Ley Venezolana de Violencia Obstétrica señala como tal “obstaculizar el apego precoz del niño o niña con su madre“. Por mucho que se facilite el piel con piel con el padre nada más nacer, ¿como será crecer con esa ausencia de madre?, ¿y la falta de cuerpo a cuerpo con la madre?

¿El derecho a ser madre o padre puede estar por encima del derecho a la propia identidad? Para mi está claro que no.

En los últimos días varias noticias se han hecho eco del drama de estos bebés, a menudo gestados desde el deseo narcisista y egoísta de hombres que sin ningún pudor opinan que ellos pueden ser “madres y padres” como dijo Ricky Martin en la portada de Vanity Fair hace algun tiempo. La odisea de los quintillizos; Más por vientre de alquiler que por adopción; La factoría de bebés del millonario japonés …Se suceden las noticias sin debate apenas, parece que fueran anécdotas triviales. La psicóloga Gabriella Bianco, a la que admiro, ha sido de las pocas profesionales que ha escrito con profundidad sobre este tema.

Me parece importante recuperar estos párrafos del manifiesto que hace unos años elaboramos un grupo de mujeres y hombres de la red Amaryi, e insisitir en que maternidad y paternidad no son lo mismo.

japones1Manifiesto para la recuperación de la maternidad

La maternidad es una sucesión de procesos que acontecen básicamente de forma simbiótica entre dos seres: la madre que concibe, gesta, alumbra y da de mamar, y la criatura que es gestada, parida y amamantada. Hay una continuidad fisiológica, emocional y psíquica en todo el desarrollo. Por eso no es lo mismo la madre que el maternaje o los cuidados que otra persona pueda darle a la criatura.
No es lo mismo maternidad que paternidad.

No hay igualdad entre maternidad y paternidad; hay apoyo mutuo y solidaridad. La igualdad entre maternidad y paternidad en la práctica, entre otras cosas, significa la sustitución de la lactancia por el biberón (por eso los intereses mercantiles hacen publicidad de torsos masculinos con bebés en brazos), y equivale a sacar a la criatura de su habitat. Por eso, este tipo de igualación va en la dirección de profundizar la falta actual de maternidad, y de seguir manteniendo la violación de los derechos materno-infantiles. La paternidad, así como cualquier forma de maternaje, deben contemplarse como una extensión de la maternidad. Y sería un contrasentido que el maternaje desplazara a la maternidad cuando su función es sostenerla y apoyarla. Con todo, la necesaria implicación afectiva de los padres en la crianza y su colaboración equitativa en las tareas domésticas, tiene un profundo sentido para nuestro género humano, ya que propicia la reconciliación y el desarrollo de los enormes recursos biológicos y culturales que tenemos a nuestra disposición para recuperar el bienestar social perdido.

22 comments

  1. Ibone… Hay mujeres que optan por vientre de alquiler..por que sólo hablas de paternidad? Y madres que optan por provocar se la lactancia a la hora de adoptar. Hay muchos casos. No te centres en hombres contratando un vientre de alquiler.

    Enviado desde mi iPad

  2. Estoy de acuerdo con Pilar.
    Me parece que te has ido a casos concretos y lamentables… sin mencionar otros muchos.
    Y por otro lado me duele mucho que se deje como papel del padre al del mero apoyo. Gracias a Dios cada vez más padres se implican hasta las últimas consecuencias con sus hijos y en algunos casos, en que la madre por un motivo u otro no está o no quiere estar, demuestran ser mejores padres que muchas madres. Menospreciar eso me parece un error. Al contrario, creo q habría q revisar el roll que damos a los padres.

  3. Cada vez que escucho hablar en los medios de comunicación del tema con una naturalidad pasmosa e incluso como un derecho, me estremezco. En la maternidad subrrogada o el vientre de alquiler existe un intercambio de dinero (no se hace gratis) y detrás de ese intercambio existe una parte pudiente y otra parte necesitada, que ofrece sus entrañas a cambio de dinero.

    Pensad que mujer con el estómago lleno se ofrecería a pasar por una gestación y un parto de un niño que no es suyo. Y si os parece tan normal, imaginad a vuestra hija embarazada de un bebé que no ha engendrado a cambio de dinero.

    No es normal, no es humanitario y no es justo. Puede que una pareja desee fervientemente tener un hijo, pero no es justo utilizar a otra persona sin recursos para satisfacer muestros deseos por muy nobles que sean.

  4. Ibone…me has parecido muy valiente sacando este tema.
    Yo soy mama adoptiva de un precioso niño al que pude dar de mamar nada mas darnos lo con 8dias de vida de su madre biológica que lo dio libremente sin intercambio de dinero y con leyes por medio,que si no se trataría de compra de un ser humano.Y por que lo hice…porque como dice y cita Nils Bergman…la separación de un bebe de su madre biológica trae unas consecuencias..una herida que trae posibles consecuencias emocionales en el tiempo.Esto te lo advierten ya desde que te estas preparando para adoptar…
    Yo no se qye tipo de preparacion psicologica estan recibiendo estas personas que optan a este tipo nuevo de maternidad y paternidad…Las consecuencias se veran en el tiempo.Porque no todo el mundo sabe ni esta preparapara ni llamado a ser padres por adopción…
    Y si,no pasa nada por reconocer que maternidad y paternidad…no es igual..Si es que a nivel hormonal ya la Naturaleza marca unos cambios psicoemocionales tanto en padres como madres…diferentes…pero que en su conjunto van encaminados a que queden cubiertas todas las necesidades fisicas y emocionales de nuestros hijos…y eso no es nada malo.

  5. Estoy de acuerdo con las estradas de Pilar y Carolina en que este no es solo una cuestión de hombres homosexuales. Y también, porque no estoy de acuerdo con el rol que adjudicas a todos los padres y a la paternidad de mero apoyo, y sobre todo con el rol que adjudicas a todas las madres. Creo que hasta que no admitamos que las mujeres puedan ejercer la maternidad como ellas quieran seguiremos imponiéndoles mandatos de género sobre que es ser buena o mala madre. No considero que una madre que no desee amamantar sea peor madre, ni tampoco a la inversa.

    1. No voy a decir que una madre que no de el pecho sea mala madre. Juzgar no es algo que me guste pero estarás de acuerdo conmigo en que un hombre no puede dar el pecho. Esta claro que cuidar y dar cariño a su hijo lo puede hacer perfectamente.

  6. Los casos expuestos estremecen, sin duda alguna. Ahora bien, estigmatizar la subrogación como vía para la maternidad/paternidad en casos en que por otras vías es imposible, me parece una generalización que como todas las generalizaciones, pierde de vista parte del asunto. Pensad en las parejas homosexuales masculinas, la adopción internacional les está vetada en casi todos los países y en España se les pone al final de la lista. ¿Qué opciones les quedan?. Pareja heterosexual en la que el embarazo esté contraindicado por temas médicos. ¿Por qué no una subrogación?. Contacto piel con piel desde el nacimiento. Y si es posible y deseado se puede inentar inducir lactancia materna incluso. En fin, tema muy doloroso para muchas parejas, y dejando claro que la maternidad/paternidad no puede ser un capricho

    1. Pues porque no puedes hacer feliz a una mujer, haciendo pasar a otra por un embarazo y un parto a cambio de dinero. A mi me gustaría tener más neuronas y tengo que vivir con lo que tengo. El fin no justifica los medios. En tanto y cuanto exista un intercambio de dinero, la mujer pobre será la que aporte el vientre y la rica jamás.

    2. Estela, creo que el error del enfoque está en que no existe el “derecho” legal o de propiedad a ser padre o madre, más de traca en los casos de personas que recurren a estas maternidades/paternidades mercenarias en los que no existe ni siquiera un problema de fertilidad. Existe el derecho de un niño a ser gestado y cuidado en las mejores condicionesa priori, aunque luego la vida no sea perfecta ni idílica.

      Hay una cosa que se llama acogimiento familiar donde aunque no se es “propietario” de un niño se le puede brindar todo el cuidado, amor y educación que un centro de menores jamás podrá dar. ¿Por qué no se opta más por esta opción cuando hay 40.000 niños institucionalizados tan solo en España? Alquilar el cuerpo de una mujer para realizarle una estimulación ovárica y después para que geste a un bebé es colaborar con la prostitución, me da igual que las dos partes quieran, no es ético. No está bien separar de forma planificada y mercantilizada a un bebé de la única madre que ha conocido. Es una irresponabilidad, además, por ambos contratantes. Tampoco lo es tener a un embrión congelado durante años en un frigorífico de una clínica o seleccionar cuál será tu próximo hijo y cuál se eliminará (luego hablaremos de piel con piel, empatía, lactancia, calor humano y contacto madre-hijo en estos casos…).

      Aceptar que una mujer te venda sus óvulos por dinero, aún sabiendo los riegos para su salud causados por la estimulación ovárica, la pérdida de identidad de los hijos, la separación de los vínculos genéticos a posta (como bien ha explicado la mamá adoptiva más arriba, la adopción no se vende ni se planifica apriori, como en estos casos, a pesar de que existen casos también de mercadeo de niños en la adopción internacional) es apoyar la prostitución, una prostitución de mucha más trascendencia que la que la que se produce en los prostíbulos.

      Por otro lado, el que dona o vende su semen, óvulos o embriones también es un irresponsable. No se responsabiliza ni se quiere hacer cargo de los hijos que nazcan de sus genes. Es decir, por ejemplo, una madre inseminada puede fumar o beber o realizar prácticas de riesgo para el bebé durante toda la gestación y el “donante” se habrá lavado las manos del asunto. Nadie evaluará la idoneidad de nadie. Se podrá argumentar que eso tampoco ocurre en las parejas que tienen hijos biológicos, pero la diferencia está en que esas parejas son responsables de sus hijos, los “donantes” o “vendedores” son irresponsables, niegan toda responsabilidad y les da igual lo que les pase o cómo sea su vida. Puede que sea buena o puede que no sea tan buena. Ellos nunca lo sabrán.

      Por no hablar del anonimato, que hace todo el proceso todavía más perverso. Menos mal que en muchos países se está acabando y los niños, gracias a que de adultos se han movido y han luchado por un cambio en la legislación, pueden tener derecho a la verdad y la identidad, si quieren ejercer su derecho.

      O por no hablar de que en muchos países ni siquiera está regulado el número de hermanos y hermanas que puede tener un niño gestado con las técnicas de reproducción mercenaria. ¿Una madre tiene derecho a tener un hijo que sea genéticamente suyo y un niño no tiene derecho a tener un padre y hermanos genéticos con los que poder relacionarse de la manera que sea?¿Por qué los genes importan sólo para lo que nos interesa a los adultos?

      En unos años los niños serán adultos, hablarán y nos encontraremos de todo. A mí desde luego no me haría ninguna gracia que me hubieran creado en un laboratorio, con frialdad y sin pasión, como un mero objeto de consumo adultocéntrico.

      Mis deseos no pueden ser irrefrenables, mi libertad acaba donde empieza la de los demás, en este caso los niños y niñas. Y a veces a los adultos nos toca pasar el duelo de tener que reprimir nuestros deseos irrefrenables, cuando se trata de no dañar a terceros. Yo no abogo por la ilegalización de estas prácticas bárbaras, creo que tienen que ser legales, ser reguladas y desaparecer poco a poco por la simple ética. Más que nada porque, como en otros negocios ilegalizados, si no hay un cambio de conciencia la gente lo va a seguir haciendo igual en un mercado negro, o viajando a otros países.

      Mientras, las causas de la creciente infertilidad, el retraso de la maternidad, la dificultad para encontrar una pareja que desee tener hijos siendo jóvenes sin ser investigadas, analizadas y reflexionadas.

  7. Pues yo solo espero que a las madres que amamantamos y que hemos decidido cuidar personalmente de nuestros hijos en los primeros años de vida , se nos respete.

    Y que las feministas de género nos respeten. Cada mujer que ejerza sus prioridades cómo mejor pueda o quiera.

  8. ¿Y que hay de las mujeres que deseamos tener un hijo con nuestra pareja pero que simplemente nuestro vientre no lo permite? Nuestros óvulos son fértiles pero nuestro vientre no permite que se implante firmemente y que crezca. ¿No podemos recurrir a un “vientre en alquiler”? ¿Te parece que es algo malo querer dar vida a nuestro hijo ayudándonos del vientre de otra mujer si el nuestro simplemente no lo permite? ¿Porque eso me convertiría en una mala persona o una mala madre? ¡Deseo tener a mi hijo en mis brazos pero mi vientre simplemente no lo permite aunque mis óvulos se fertilicen! ¿Está mal querer buscar un vientre que si permita vivir, crecer y formarse a mi hijo? ¿Porque lo ponen como algo “malo” o “indeseable”? ¡No deberían generalizar una situación así! Hay de casos a casos, creo yo.

    1. Si existe un intercambio de dinero, la otra mujer pasará un embarazo y un parto ( que en algunos casos puede tener riesgos) no por propia voluntad, sino a cambio de dinero. Hay muchas connotaciones éticas en este tema.

      Imagina que la mujer que cede su útero sufre una eclamsia, una rotura de placenta (esto me sucedió a mí, en el embarazo), un parto traumático. Prestar un útero es prestar las entrañas y esto no se puede comercializar.

      Si fuera algo tan sencillo, una amiga o incluso tu propia hermana se prestaría encantada para hacerte feliz, pero la realidad es …. que no es así. Ninguna mujer con una economía saneada se prestaría a algo semejante, ni dejarían que sus hijas alquilaran su vientre.

      El deseo de ser madre no justifica los medios.

    2. El problema es hacer realidad un deseo implica la utilización mercantilista del cuerpo de otra, incluidos los riesgos que esto conlleva, es decir si la mujer no tuviera una necesidad económica jamás alquilaría su útero. Lo hace por dinero simple y llanamante.

      Tenemos una mujer del primer mundo en la mayoría de los casos que alquila un útero de una mujer sin posibles.

      Ceder el útero es ceder las entrañas si fuera algo tan sencillo física y psicógicamente, una amiga o incluso tu propia hermana “te harían el favor” pero la realidad no es esa. Ninguna mujer se queda embarazada del hijo de otra para hacerle un favor.

      Piensa además que el embarazo y el parto se puede complicar para la madre y el bebé: diabetes, eclamsia, rotura de placenta. Los deseos por muy nobles que sean chocan en este caso con la dignidad del ser humano.

      1. Se ha dado más de un caso en que ha sido la madre o la hermana de la mujer con problemas la que ha gestado a su hijo, así que no generalices. Y no es lo mismo utilizar a mujeres de países subdesarrollados a las que la miseria empuja a convertirse en vientres de alquiler, que hacerlo en países como USA en los que las mujeres que optan por hacerlo tienen información, saben a lo que se arriesgan y optan por gestar el hijo de otros libremente, lo mismo que podrían haberse dedicado a otra cosa.
        Si quieres que te respeten en tus decisiones, respeta tú también las de los demás y mira cada caso en particular.
        Por cierto, ¿dónde compras tu ropa? Te lo digo porque si lo haces en ciertas cadenas comerciales o en mercadillos, tienes que saber que esas gangas que encuentras tan baratas y que te ayudan a economizar han sido confeccionadas por esas mismas mujeres asiáticas y norteafricanas en condiciones de semiesclavitud, mujeres atadas en jornadas interminables atadas a la máquina de coser por un salario de miseria.
        ¿Qué juguetes ofreces a tus hijos? Porque la mayoría, incluso los de marcas más conocidas, están elaborados por otros niños por un salario todavía más miserable que el de las mujeres.
        ¿Sabes que el ordenador desde el que escribe necesita para funcionar coltán, un mineral muy escaso que está provocando guerras y matanzas en África?
        En resumen, que todo el bienestar occidental está basado en la explotación y la miseria de dos tercios de la humanidad.
        No quiero justificar con esto el uso de mujeres explotadas como vientres de alquiler en esos países, pero sí hacerte una reflexión para que antes de atacar de manera radical a los demás te mires tú misma y entiendas que no eres de mejor pasta.

  9. A eso exactamente me refería, Susan. Respetemos todas las ma-paternidades, la de la madre lactante y la que no, la que vuelve al trabajo y la q cuida en exclusiva de sus hijos, la que tiene la suerte de poder engendrar y gestar y la que necesita técnicas de reproducción asistida, con donación de gametos o con útero subrogado. Y de todas las maneras de ganarse la vida posibles, si una mujer puede ayudar a otra con problemas a ser madre y a la vez conseguir dinero para cuidar de sus propios hijos, ¿dónde está el problema?. La mayoría de las gestantes americanas no son precisamente pobres incultas que viven en la miseria.

  10. En general, no sólo en este tema sino en muchos otros, mi sentir más profundo es que los intereses de los niños, su bienestar, no está por encima de todo lo demás. Cuando hablamos de derechos legales siempre prevalecen los derechos de los adultos, de los padres, de las madres, etc… Desde el punto de vista de un bebé, niño/niña, se mira de manera secundaria en la mayoría de asuntos que les afectan directamente. Mi sentimiento es que los niños en occidente aún son ciudadanos de segunda categoría, como las mujeres en medio mundo y como hasta no hace tanto tiempo aquí también. Gracias Ibone por tu reflexión necesaria.

  11. Y otra pregunta que hay que hacerse.. que consideráis ser madre? La que da sus genes, la que gesta o la que ama y cuida del niño el resto de su vida? Que separación consideráis mas traumática??

  12. Maternidad subrogada: substituir o poner a alguien en el lugar de otra persona, en este caso a la madre. Se escucha mucho que madre no es la que pare, si no la que cría, y aquí no se le permite a la madre que pare criar, en base a una cuestión fundamental que es la falta de aceptación de la persona que quiere ser madre/padre sin poder serlo, y que para ello utiliza sus recursos económicos para lograrlo. Aceptar mi realidad parte de la base de tomar conciencia de que no todo en mi vida me es posible, a pesar de mi condición económica, aceptar mi realidad parte de la base de tomar conciencia de que mi vida es posible,a pesar de mis dificultades económicas. Materializamos el cuerpo de las mujeres y a los propios seres humanos que nacen, los mercantilizamos y no se cuestiona, porque el deseo del que quiere y no puede es más fuerte, y porque finalmente el dinero, nos da la felicidad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s