No al catering frío

IMG-20141221-WA0001Hoy os hago dos preguntas.

Primera pregunta: 1) ¿Qué prefieres comer:

a) comida cocinada una o dos horas antes en el mismo edificio donde tu comes?

b) comida cocinada hace unos días (hasta 21!) a cien kilómetros de donde tu comes, traida en camión, calentada en un microndas industrial en el mismo edificio donde tu comes?

Segunda pregunta: 2) ¿Qué prefieres que coman tus hijos o hijas en su colegio:

a) comida cocinada una o dos horas antes en la misma escuela?

b) comida cocinada hace unos días (hasta 21!) a cien kilómetros de la escuela, traida en camión empaquetada en bandejas, conservada en una nevera enorme, calentada en un enorme microndas industrial  en la escuela?  (Para instalar el microondas ha sido preciso desmontar la cocina de la escuela, como la comida viene servida en bandejas no es posible repetir o pedir más cantidad).

Todas las personas a las que he hecho la pregunta prefieren en ambos casos la opción a). Sin embargo la Consejería de Educación de Castilla León apostó hace algun tiempo por la opción B. No sabemos porqué razones (aunque es fácil imaginar que alguien se vaya a lucrar con el cambio), pero pretenden eliminar las cocinas de las escuelas rurales y sustituirlas por neveras, microndas y camiones.

Ahora las AMPAS de las escuelas públicas  se han organizado y piden firmas para apoyar la protesta y conseguir que se paralice la medida. Como bien señalan:

“Los comedores escolares son algo más que un comedor, son lugares de encuentro, educativos,  y de transmisión de valores nutricionales, sociales y ambientales.

En el ámbito laboral y de desarrollo local, el traslado del lugar de elaboración de la comida fuera del centro conlleva  la desaparición de las cocinas en los colegios, lo cual supone la desaparición también de al menos un puesto de trabajo en cada centro educativo (generalmente personal laboral de la Junta). Pero esto no se queda aquí, ya que estas grandes empresas, por motivos de disminución de costes, compran la materia prima para elaborar los menús a miles de kilómetros de los comedores escolares a grandes proveedores, dejando de comprar la carne, la fruta, el pan… a los proveedores locales, lo que repercute de manera directa en el tejido rural, con el perjuicio que esto supone para el ámbito rural, cada vez más depauperado, ignorado y expoliado.”

Creo que tienen toda la razón del mundo, y que lo qué comen los niños en la escuela va más allá de donde está cocinada la comida. Las escuelas necesitan tener cocinas, y los niños poder participar mucho más del proceso educativo que conlleva la alimentación. Si quieres apoyar la protesta firma por favor en este enlace:

Suspender la implantación del cátering frío en los colegios de las Merindades

Para saber más: NO al cátering frío

 

7 comments

  1. El curso pasado impusieron el mismo cambio en muchos colegios públicos de Cantabria, pese a la oposición de los colegios y las AMPAs. Por suerte este año la racionalidad ha vuelto y, al menos en el nuestro, han vuelto a la misma empresa local de antes. De la diferencia en la comida, ni hablamos, daba cargo de conciencia enviar a los niños al comedor a comer eso.

  2. Como usuaria obligada del catering frío (fue el acuerdo al que se llegó para dar de comer a los profesionales que hacíamos guardias en los centros rurales), ya he firmado con toda conciencia. ¡Por favor, que se evite que los niños (me gustaría que se le evitara a cualquier ser humano) coman esa MIERDA!!!! Un abrazo, Ibone. Como siempre, gracias por tu activismo!!!

  3. En mi caso, en el colegio de mi hijo, en Toledo..no solo sirven catering frío, sino q no ponen el menú completo ( a los padres se nos cobra integro y a precio de restaurante) osea, macarrones sin tomate, pollo sin ensalada, cocido sin caldo ( solo unos garbanzos).Hemos tenido entrevistas con la directora y presentado quejas…a los pocos días, se repite.Por supuesto el cole se ahorra un dinerito importante.Y para me INRI lo hacen con los de infantil, que son menos creíbles y no afinan tanto al distinguir o contar alimentos…El comedor es de visita casi obligatoria puesto q el horario es partido y por supuesto concertado.

  4. Yo soy madre de una niña de 16 meses, algún día tendrá que ir al colegio, aunque su condición, tiene parálisis cerebral y disfagia, hará que no tenga esos problemas directamente. No obstante, si tengo más hijos, me precocupa cómo está de complicado el tema escolar por las conversaciones que tengo con otras madres. Sistema de puntos para entrar en los colegios, el tema de los comedores… y yo me pregunto, ¿Qué ha pasado para que cambie tanto? Cuando yo iba al cole, en los años 80 y 90 no había comedores, -eso era para las películas norteamericanas- ni había que juntar puntos para entrar. Y éramos la generación del babyboom, ahora hay menos niños. Yo no quiero que mis hijos coman en comedor, quiero que coman en casa, y para eso hará falta más medidas para conciliar la vida familiar y laboral, pero de verdad, no sólo que tengas que elegir entre estar con tu familia O trabajar.

    Es increíble lo que están haciendo con la educación de nuestros hijos e hijas.

    1. Hola Carolina, “que ahora hay menos niños” es una cantinela muy repetida, una de esas frases repetida hasta la saciedad, para que parezca una verdad. ¿Si hay menos niños por qué se construyen más y más colegios?,¿ por qué se denuncia que la ratio de las aulas es elevada? ¿Por qué algunos barrios tienen escasez de centros educativos? ¿Por qué esa competencia por una plaza en un colegio? No es cierto que haya menos alumnado.

      Y sobre los comedores escolares: es una pena y una verguenza que se fomenten los catering frente a una comida recién hecha en tu propio centro. El olor en cada caso es totalmente diferente.
      Por desgracia es una tendencia de todas las administraciones autonómicas educativas. Ahí no hay ideologías. Me alegro por los sitios que han recuperado la sensatez y a vuelto a cocinar en los propios centros.
      Un saludo

  5. Querida Ibone:
    Siempre leo tus posts y me gustan, me mueven y me conmueven. Hoy quise comentar porque soy nutricionista comunitaria (me especializo en comunidades) y adhiero a tu postulado. Creo que ni siquiera alegando cuestiones de salubridad e higiene – porque eso se resuelve capacitando al personal y dotando del equipamiento necesario- es aconsejable dar catering frío a nadie, menos aun a niños. Es muy valido que se perjudican puestos de trabajo y la compra directa a pequeños proveedores. Repercute también en que se idean menus generales que no condicen con el gusto de cada comunidad y se pierde el valor de la cocina regional per se.
    Ojalá no siga esta situación.
    Abrazo enorme desde Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s