En el río de Jaca

Volvimos a encontrarnos en Jaca, once años después del primer curso de maternidad organizado por Via Láctea. Regresamos a lo básico, a hablar de la ayuda madre a madre y de los grupos de apoyo. Reflexionábamos sobre la creciente medicalización de la lactancia y su alto coste, sobre como la ayuda que antes se encontraba en los grupos ahora parece que haya que buscarla en una consultora de lactancia, previo pago económico y de cómo ahora muchas madres salen de esas consultas con diagnósticos: antes todo eran cándidas, luego todo fueron mastitis, ahora parece que todo son frenillos que hay que cortar.

Casa de la Luz

Casa de la Luz

Escuchamos a mujeres que contaron como su parto habia sido una experiencia sanadora y empoderadora. Madres ayudadas por otras madres. Una decía:

Me preguntó cuanto tenía que pagarnos por nuestra ayuda. Le dije que nada, que yo ya tengo mi trabajo y mi salario, que esto de ayudar a otras madres con sus partos y lactancias no lo hago para ganar dinero. Porque si lo hiciera para ganar dinero tendría que cobrar muchísimo. Porque esto lo hacemos para seguir creando red o tejiendo urdimbre, para que un día ella también pueda ayudar a otras madres. Luego nos hizo un regalo impagable: estar presentes en su parto…

El curso este año ha sido muy corto y algo distinto. Muchas ausencias (algunas dolorosas) que nos hacen pensar en el futuro de este espacio de encuentro. Otras presencias, matronas que buscan precisamente estos encuentros para poder sanar las heridas que acarrean como resultado de trabajar en paritorios todavía violentos. Hablamos de adultocracia, de la magia de la leche, de la Casa de la Luz…Jugamos a diferenciar por el audio o la imagen si es un polvo o es un parto: gracias a las matronas valientes.

rio.JACAEntre clases y clase nos encontramos en el río. Nos bañamos y hasta nos rebozamos en el lodo, preciosa arcilla verde. Qué placer reír con las amigas. Creo que el año que viene nos veremos en Asturias. Larga  vida a los cursos de Jaca.

El brillo de la vida

Jacalostral

La vida mientras tanto

 

 

2 comments

  1. que pena no poder estar en Jaca este año…me coincidían los días con los de el taller de verano que doy en el cabo de Gata cada año.
    Con lo que me gusta a mi estar rodeada de mujeres savias (sage-femme) Aunque las fechas me las dá el cortijo intentaré poder ir el año que viene.
    Por cierto había una de las mujeres que había parido con Choni, asi que me acordé de vosotras…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s