Aprendiendo de las doulas

redperinatal

Encuentro final de alumnas diciembre 2015

Acompañamiento sin juicio, apoyo emocional, escucha, ayuda práctica en la maternidad, incluso desde antes de la concepción. En momentos que con frecuencia son de crisis vital, de mucha soledad, de batacazo, de ambivalencia o de tristeza. Eso es lo que ofrecen y hacen las doulas.

Hace años que conozco muchas doulas estupendas y algunas son muy buenas amigas mías, igual que tengo muchas amigas matronas maravillosas. Pero desde que en enero comencé a impartir la formación en salud mental perinatal abierta a cualquier persona interesada me he convencido aún más si cabe de la importancia y necesidad de la presencia de las doulas en este país, especialmente para el acompañamiento emocional en embarazo, parto y puerperio y en el duelo. A lo largo de este año y en esta formación en la que han participado matronas, enfermeras, médicas, psicólogas, educadoras, periodistas, trabajadoras sociales etc. y muchas doulas hemos profundizado en la psicología y psicopatología perinatal. Las aportaciones y reflexiones de las doulas participantes han sido un lujo, la verdad. ¡Gracias!

Hay ya bastantes estudios y datos que demuestran y avalan que en las dificultades emocionales que muchas mujeres encuentran en la perinatalidad el apoyo de una doula puede ser crucial por ejemplo para prevenir un trastorno mental perinatal. O puede facilitar enormemente que la mujer acuda al recurso sanitario adecuado. O hacer que se necesiten menos intervenciones en el parto.

En algunas escuelas de matronas norteamericanas ya se están planteando el contar con doulas voluntarias en la formación de matronas, como cuentan en este estudio. En el sistema sanitario público británico un estudio muy reciente ha demostrado que con el apoyo de doulas voluntarias mejoran sobre todo las tasas de lactancia y el estado psicológico y emocional de las madres. (El programa completo está en un libro que se puede descargar gratuitamente)
Por eso cuando veo que en nuestro entorno algunas matronas siguen recopilando firmas contra las doulas siento tristeza y algo de vergüenza ajena. Ojalá esas matronas tuvieran la oportunidad de trabajar con algunas de las doulas que yo conozco y admiro, creo que cambiarían su parecer. Hay tanto trabajo por hacer, las mujeres y los bebés están tan necesitados de cuidados de calidad, especialmente las que se encuentran más solas o en situación de vulnerabilidad o riesgo.

Yo voy a seguir aprendiendo de y con las matronas, pero también de y con las doulas, al igual que de las psicólogas o cualquier otra profesional de la perinatalidad. Creo que todas tenemos muchísimo que contarnos y enseñarnos, y que la atención ideal pasa por los equipos multidisciplinares, donde la salud mental no quede ignorada. Y estaría bien que los y las que tanto critican a las doulas se leyeran los estudios científicos primero.

5 comments

  1. Gracias por este post. Me formé como doula, pero aún no me siento capaz de acompañar. Me produce una tristeza infinita esta campaña de desprestigio cuando hay muchas mujeres y madres que se enfrentan a verdaderos problemas y nadie parece mirar por ellas. Hace poco leí a través del Facebook, en la página “Una matrona en el Centro de Salud – Área VI”, lo siguiente: “Las mujeres embarazadas cuya atención depende del Área VI de Asturias no tienen servicio de Matrona en sus respectivos centros de salud. Esto supone que han de esperar a la recta final del embarazo (dos semanas antes de salir de cuentas) a que una matrona/matrón las vea en el hospital comarcal y les explique detalles que ya deberían saber desde el inicio de su gestación. También se ocupa de los cursos de preparación al parto.
    En el caso concreto de Llanes durante este año no ha habido ninguna atención hacia las madres embarazadas. No es un acto reprochable hacia los trabajadores del Centro de Salud, puesto que la persona que se encargaba de asesorar y dar clases de preparación lo hacía por cuenta propia, sin obligación alguna. Si los usuarios no nos movilizamos para conseguir un trato equitativo al del resto de usuarios de Asturias, no podremos contar con un servicio que vele por nuestra salud y la de nuestros hijos”. Esta situación tan lamentable sí que me parece que merece una recogida de firmas. Pero algunas matronas deciden perder el tiempo en otras cosas como acusar que los profesionales que nos defienden es porque obtienen un beneficio económico a través de nosotras. Mucho miedo y mucho desconocimiento, no hay más.

  2. Saludos. Llevo leyendo puntualmente tu blog desde mi maternidad, y lamentablemente no puedo estar de acuerdo. Con esto no quiero hacer de menos a ninguna doula, ni cuestionar las decisiones individuales de las mujeres que las contratan. Lo que me lleva al desacuerdo es precisamente que las doulas existen porque nuestra sociedad ha eliminado los apoyos sociales naturales a la mujer; y del mismo modo hemos relegado a las matronas (por algo ya no las llamamos comadronas) a una figura de “médico a medias” que no se sabe muy bien para qué sirve y a la que muchas madres sólo conocen en el momento en que entran en un paritorio.

    Me produce un enorme dolor que hayan desaparecido las abuelas, las amigas, las hermanas, los amigos y los hermanos, y en muchos casos las matronas de área. Sé que las mujeres que se forman como doulas no tienen la culpa de esto, pero me preocupa que la única respuesta que como sociedad estemos dando a esta pérdida de identidad grupal sea crear una profesión. Otro elemento que se compra… si se puede pagar.

    En mi embarazo nunca me planteé contratar una doula porque tengo tribu: una madre que me acompañó en la crianza, una matrona de centro de salud que me preparó antes y después del parto; dos matronas en paritorio de hospital público que me guiaron de forma respetuosa y también proactiva. Me acompañó en el parto mi esposo que es el padre de mi hija, como me acompañó en el parto y la crianza. Y estamos rodeados de amigos que participan activamente en este proceso. Y sé por contacto directo con otras madres que soy, en tantos sentidos, una excepción…

    Vuelvo a repetir que mi cuestionamiento no es hacia las mujeres que deciden formarse como acompañantes profesionales de la mujer. Pero creo que debemos cuestionar un sistema médico y social que las ha hecho necesarias a base de destruir la profesión de matrona y la identidad misma de la maternidad.

  3. Reblogueó esto en Dar a luz acompañada de una Doulay comentado:
    Ibone Olza se describe como activista por los derechos de los bebés, madres y padres en la primera infancia. Co-fundadora del foro Apoyo Cesáreas y de la Asociación El Parto es Nuesto. Médico psiquiatra dedicada a la salud mental perinatal.
    Desde su experiencia y profesionalidad escribe sobre las Doulas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s