Amniofagia: ¿inducción natural del parto?

El 31 de diciembre recibí este mensaje de una alumna en mi móvil:

“¡Hola Ibone! Di a luz el día 27 a una niña preciosa.
Lo que en verdad te quería contar es que rompí aguas a las 3 a.m. sin tener contracciones y me asaltaron todos los miedos de tener un parto inducido como el anterior, así que me fui al terreno animal, recogí liquido amniótico en un vaso y me lo bebí.  No se si fue por ese súper componente inductor pero a las 8 a.m. había nacido Icía en un parto natural, súper potente…”

En uno de mis seminarios compartí este dato: en el líquido amniótico hay varias sustancias que facilitan la progresión del parto. La más interesante es el POEF: (Placental Opioid-Enhancing Factor). Una sustancia que potencia el efecto de los opioides que produce nuestro cerebro, es decir, que favorece el alivio del dolor de forma potente y rápida. Además el POEF parece potenciar la conducta materna tras el parto.

Hace años escuché que cuando hay una rotura de bolsa al final del embarazo tomar el propio líquido amniótico (siempre que sea claro) puede ser la manera más eficaz de inducir el parto y de evitar las temidas inducciones artificiales. En el líquido amniotico hay oxitocina y prostaglandinas (que favorecen las contracciones uterinas y la dilatación cervical), junto con el POEF, eso puede favorecer que se desencadene el parto de forma rápida y que encima avance de manera relativamente indolora. Es decir, que el POEF tal vez sea el analgésico endógeno para la inducción natural. Lo de lamer o beber el propio liquido amniótico lo hacen muchas mamíferas antes o después del parto, al igual que ingerir la placenta. Además en el líquido amniótico hay lactógeno placentario en altas dosis, algo que probablemente facilite que la lactogénesis se inicie precozmente tras el parto.

En mujeres no ha sido estudiado, pero yo llevo escuchados ya unos cuantos testimonios de mujeres que tras romper bolsa ingerieron su propio líquido (o bien lamiéndolo de sus dedos o bien recogiendolo con un vaso) y poco después tuvieron partos estupendos.

¿Conocéis más casos? Si es así os ruego lo compartais en los comentarios. Igual así logramos que alguien con el tiempo y los recursos necesarios pueda hacer una investigación rigurosa. ¿Será la amniofagia la mejor manera de inducir un parto con sustancias endógenas tras la fisura o rotura de bolsa de líquido amniótico? Siempre que este sea claro (sin meconio) parece interesante explorarlo…

 

 

 

 

23 comments

  1. Ibone, me he quedado sorprendida con esto. Cada día aprendo algo nuevo contigo.

    Ayer una amiga que se plantea la maternidad precisamente me decía que lo que temía del parto era el dolor y tanta intervención médica. Ojalá en el futuro los médicos sólo miren y estén alertas por si pasa algo solamente.

    Un abrazo.

    1. Hola Ibone! Si que ha sido estudiada su composición en hembras humanas por canariasbiomedica. Dr Sergio Sanchez, su estudio bromatológico sobre la Placenta y el liquido amniótico esta en la revista cientifica Gen-T. Que bien que hables de esto tu que tienes tantas seguidoras y nombre de confianza. Yo lo descubrí despues de mis partos pero despues de hablarlo en mis talleres sobre acompañamiento a la placenta, ya van unas cuantas mamis que entusiasmadas lo tomaron, su gustito es saladito y rico dicen <3. Si lo toma el bebé durante 9 meses seria ideal que en los hospitales antes que nada lo aconsejaran, no crees? cultura de remamiferización nos iria estupendo. Un abrazo!

  2. Ibone, en una,fornacion que yo hice con Cristina Alonso, de Luna Maua, nos comentaba que así era, simplemente con oler el líquido amniótico…hay mucho mucho por saber aún.
    Igualmente se desencadenan con más facilidad los partos en presencia de otro parto…las hormonas, el sistema límbico y nuestro cerebro más mamífero..
    Millones de gracias por todo lo que compartes.

  3. Hola ibone, en el primer parto, me salió intintivo tocar la cabecita de mi hija mientras coronoba y lamerme las manos , el en el segundo la bolsa se rompió a las 37-38 y tb lo hice en bastante cantidad. En mi caso no funcionó.

  4. Yo rompí aguas a las 2h de la madrugada la noche del martes al miércoles. El miércoles después de comer tuve algunas contracciones pero pararon. A las 21h vino la matrona a verme a casa (yo tenía cita para monitores a la 9h del jueves por la mañana). Comprobó que el bebé estaba bien, pusimos las cartas sobre la mesa para barajar todas las opciones, y se marchó pendiente y en contacto hasta nuevo aviso. “Invoca a las contracciones” se fue diciéndome… y probé a beber líquido…
    No me daba ninguna aprensión. Deseaba tener contracciones. No tenía nada que perder. No quería llegar a monitores, con estreptoco positivo y la bolsa rota 31 horas hubiera hecho para entonces.
    Recogi con un vaso un poco de liquido (transparente desde el principio) sobre las 22:30h, a las 24:30h estaba de parto, y a las 7:20h mi hijo nació en casa.
    Fue un parto fisiológico fácil, y una experiencia transcendental para mí.

  5. Querida Ibone. Muchas gracias por difundir este tema tan interesante. En febrero del pasado 2016 presenté la tesis doctoral sobre el tema INFLUENCIA DE LA REINCORPORACIÓN ORAL DE PLACENTA AUTOLOGA EN LA EVOLUCIÓN BIOQUIMICA SANGUÍNEA Y LÁCTEA”. Además de la información que has facilitado en este post, publicamos los datos recopilados de 20 mujeres que han ingerido su propio líquido amniótico y 60 mujeres que ingirieron su placenta. Cada vez hay más evidencia científica que demuestra el efecto beneficioso de su ingesta. Esta tesis confirma que las mujeres que ingieren su propia placenta tienen 11 Aminoacidos en sangre más elevados y mayor actividad de vitamina K, esencial para evitar hemorragias postparto. Te felicito por tu trabajo de divulgación. Un cordial saludo para todos. Dr. Sergio Sánchez. Canarias Biomedica.

      1. Hola Isabel. Estamos en espera de recibir permiso de la Universidad de Yale para poder publicar unas copias de pantalla de su buscador de antropología que aparecen en la tesis. En cuanto tengamos todo resuelto lo informaremos en http://www.canariasbiomedica.com .Espero que sea pronto, pues de la publicación esperamos obtener ayuda para seguir investigando. Un cordial saludo.

    1. Hola! Soy Matrona de Chile, y me interesa sobremanera conocer los detalles de esta investigación, también ingerí mi placenta encapsulada. Nos guiamos más por lo conocimientos ancestrales que por evidencia dura, arrastrando montón de prejuicios por haber tomado esta decision, yo si sentí beneficios para poder recomendar la
      Practica se me hace vital estar al tanto de los
      Nuevos estudios.

    2. Creo que afirmar que esta hipótesis “confirma” los beneficios de su ingesta es un poco aventurado. Por lo que he buscado, la tesis no es pública y no he podido leerla, pero dudo mucho que hayas hecho un estudio analítico o un ECA, por lo que imagino que habrá sido un observacional y como tal este tipo de estudios no confirma nada.

  6. Muy interesante Ibone, de haber da sabido hace antes de mi parto posiblemente lo abría hecho. Tuve una de esas situaciones en las que inicias con ruptura de membrana amniótica sin estar en trabajo de parto.
    En mi caso fue una ruptura prematura a las 36.3 semana de embarazo y ni mi bebé ni. mi cerviz estaban listos para iniciar trabajo de parto. Así que esperamos hasta que a las 68hrs empecé en trabajo de parto activo y 8hrs después nacío mi bebé. Durante 2hrs tuve un dolor insoportable que casi me hacía desfallecer por la ausencia de líquido para amortiguar los movimientos de mi bebé mientras descendía por mi cuerpo. Fue un parto en casa totalmente natural, sin inducción, sin desgarros y con libertad de movimiento.
    Mi bebé nació 76 hrs después de la rotura de membranas y sin ninguna secuela o complicación. Y la partera con quién me asesore me comentó que ella había esperado hasta 7 días con ruptura de bolsa amniótica.
    Mi aprendizaje de todo esto es que tenemos sobrestimado el asunto de la rotura de bolsa y que esperar sin intervenciones y con ciertas precauciones podría ser la mejor solución ante estos casos.
    Lo único que cambiaría de mi parto fue el intenso dolor de las últimas horas, y si la POFS lo alivia con gusto tomaría mi líquido amniótico para aminorar el dolor, pero sigo creyendo que el reto real sería dejar de tenerle tanto temor a la ruptura de membranas.
    Gracias por la información, buscaré más al respecto.
    Saludos

  7. Hola! Dentro de unos días, mi pequeño cumplirá un año, cumpliremos un año.
    Eran las dos de la madrugada y sentí como rompí aguas, en ese momento no tenía ninguna contracción. Lo teníamos todo preparado para ingerir el líquido, sabíamos los beneficios y no teníamos ninguna duda. Lo habíamos hablado mucho con nuestro homeópata y nuestro equipo de parto en casa, así que así lo hice, tome todo el que pude. Comencé con contracciones sobre las 8 de la mañana y a las 20,47 nuestro primer hijo estaba en mis brazos tras un parto potente, amoroso y respetado.
    El doctor Sergio Sánchez de Canarias Biomedica baso su tesis doctoral justamente en la ingesta de líquido amniótico y de placenta, por si quieren consultarla.
    Un saludo!

  8. Doy fe!! Acabo de parir… parto natural, sin epidural, sin inducción, intenso pero no doloroso.. Brutal! Gracias Ivone por descubrirme esta receta mágica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s