Honduras: las valientes en peligro de extinción

Laura Zuñiga Cáceres es la hija pequeña de Berta Cáceres

Este lunes tuve la suerte de poder conocer y escuchar a Laura Zuñiga Cáceres, la hija menor de la llorada Berta Cáceres, en un coloquio organizado por Amnistía Internacional dentro de su campaña dedicada a las valientes defensoras de los derechos humanos que a menudo se juegan la vida en su activismo imprescindible.

Me emocionó mucho escucharla. Laura contó como se crió con el activismo en casa: el COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras) se fundó hace ahora vienticinco años, cuando ella ni siquiera tenía un año. Creció viendo como su madre Berta al igual que muchas otras personas de su comunidad se dejaban la piel denunciando la agresión a sus pueblos y sobre todo a su entorno natural, los preciosos bosques y selvas hondureños.

Laura nos acercó a la historia que han vivido en Honduras. Como desde el movimiento de base fueron construyendo políticamente, avanzando en la compresión de que era necesaria una reforma completa del país, más cuidadosa con las mujeres y los niños y las niñas, con los indígenas y con la tierra. Su madre Berta Cáceres andaba muy involucrada con el proyecto de reforma constitucional.

En los años 2008 y 2009, hubo asambleas autoconvocadas de mujeres y menores. Los niños pedían que se incluyera su deseo de “que nadie nos pegue”. El borrador de constitución incluía la Madre Tierra como sujeto de derecho. Entonces llegó el golpe de estado en 2009 y a partir de ahí las amenazas y persecución fueron constantes. Muy simbólicamente la primera ley fue la prohibición de la píldora del día después. La segunda, la ley de concesiones mineras que abrió la puerta al extractivismo más salvaje. A partir de ahí comenzaron a llegar grandes empresas extranjeras dispuestas a construir presas y minas con altísimo coste medioambiental a precio de ganga.

Los indigenas se movilizaron con todas sus fuerzas y lograron parar algunos proyectos. Berta fue encarcelada, acosada, difamada. Le acusaron de no querer el progreso de su pueblo, de estar loca, etc. Le ofrecieron dinero, muchísimo, a cambio de dejar la lucha. No aceptó. El precio que pagó Berta Cáceres, como muchos otros activistas, fue la propia vida. Todo por la defensa de los ríos y los bosques, que como bien dijo su hija Laura, es la defensa de la vida.

Ahí siguen. Su lucha por la naturaleza, por la tierra, es en realidad por todos, para todos nosotros, para nuestras hijas y nuestros nietos, para que este planeta siga siendo un lugar habitable y rico. ( Esa lucha se parece bastante a la que muchas otras personas lidian a diario en nuestro país para evitar que industrias ganaderas y mineras contaminen impunemente acuíferos, aunque aquí  la lucha no suponga un riesgo tan alto de perder la propia vida)

Nunca podremos agradecerselo lo suficiente, me temo. Pero nos toca ya ser más conscientes, comprender que cada céntimo que invertimos por ejemplo puede estar yendo a financiar proyectos en países como Honduras, y que parte de la financiación puede acabar siendo destinada a pagar sicarios que asesinen a gente como Berta. Como ella decía: Despertemos, ¡ya no hay tiempo!

Lloré escuchando a Laura, lloré por Berta y su familia, por todas las personas que han dado su vida, por el dolor de tanta injusticia…Y me reconforta como su gente la nombra, el día que mataron a Berta es ahora el día de la siembra de Berta,  a ella no la mataron, la sembraron…y vendrán miles de Bertas Cáceres.

Gracias Laura, gracias Copinh. Con amor, desde Casa Berta, barrio Esperanza.

(Mural pintado por mi hijo en la fachada de nuestra casa)

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: