amigas

Insomnios cotidianos

Vivo en una calle sin coches, llena de gatos. Con pequeñas casas bajas y humildes, a un lado, y bloques feos y sin balcones al otro. Un trozo de pueblo viejo ahora rodeado de barrios de ricos en Madrid. Esperanza, se llama.

La otra tarde falleció mi vecino en su casa, al anochecer, tras noventa años de vida, los últimos sin memoria apenas. Su mujer se había negado a llevarle a una residencia a pesar de lo tremendamente difícil que era cuidarle. “¿Cómo voy a abandonarle ahora si llevamos toda la vida juntos?” me decía ella. Sólo accedió a que fuera a un centro de día unas horas por las mañana, “así al menos puedo hacer la compra y la comida“.

El niño, como ella le decía,  salía cada mañana para ir al centro de día en su silla de ruedas y ella le despedía con un beso en los labios. Coincidíamos muchos días, a veces se me saltaban las lágrimas viéndolos.

Ahora mis tres vecinas son viudas, la más joven tiene 88 años. Charlamos por el patio de par de mañana, a mediodía, al anochecer. Me cuentan muchas historias, me preguntan por mi, por mis hijos, por mis padres. Me hablan de un tiempo en el que no se podia conversar de patio a patio por la cantidad de ruido que hacían los niños, montañas de niños de todas las edades que en pandillas pasaban la mayor parte del día en la calle. Vestigios de una vida en extinción. De un tiempo, de una comunidad. Ahora casi no se ven niños, menos aún pandillas.

No puedo escribir sus nombres, tendría que preguntarles, me da pudor. No sé como hablarles de lo que significan para mi, de lo que me dan, de lo que su presencia cotidiana me aporta. Aunque ahora que lo pienso son las que mejor lo entenderían.

Escribo en mis ratos de insomnio, pienso en la gente que me sigue  y me lee y que a veces me sonríe o me abraza. En todas las historias comunes y aparentemente mínimas. En los íntimos desastres y en los insomnios cotidianos. A veces pienso en lo que me espera fuera. En este reconocimiento que ahora me llega y en el que a la vez me cuesta reconocerme, ese personaje que es iboneolza. En lo que la gente imagina de mi o de mi vida, en las cosas tan hermosas que me dicen, en mi soledad cotidiana mientras sigo intentando domesticar al enemigo interior, tan tóxico a veces.  Hay cosas que me pasan que me parecen muy difíciles de gestionar, de aceptar. Entonces me aferro a este trozo de patio, a mis plantas que ya no se me mueren, a mis vecinas, a mi perro compañero de largos paseos.

La buena noticia es que han vuelto mis ganas de escribir.

Feliz Otoño desde Esperanza.

La primera tienda roja

Faltaban pocos días para que cumpliera los once años cuando tuve mi primera regla. La verdad es que me hizo poca gracia. Mi madre dijo que había que celebrarlo y nos llevó a mi hermana y a mi a merendar a una chocolatería. Recuerdo que yo estaba algo enfurruñada: no me apetecía celebrarlo ni hablar del tema, no quería contárselo a nadie. Tardé muchos años en comprender lo rompedor que había sido el detalle de mi madre ofreciéndome una celebración. Ahora pienso que no he sabido agradecérselo todo lo suficiente. En aquellos inicios de los años ochenta celebrar la primera menstruación debía de ser algo inédito. Y sí, mamá: me hiciste un regalo enorme (este y muchísimos otros).

Afortunadamente ha dejado de ser un rareza y cada vez son más las mujeres que deciden celebrar la primera menstruación de sus hijas de una u otra manera. Este sábado tuve la suerte de poder participar en una de estas celebraciones: la primera tienda roja de Sofía, que con once años acaba de recibir su menstruación.

Su madre, mi querida amiga Claudia, lo preparó con cuidado y amor. Un espacio acogedor cubierto por una tela roja con forma de vulva, un círculo de niñas y mujeres donde pudimos compartir nuestras historias en torno a la primera regla y, sobre todo, CELEBRAR todo lo bueno que tiene ser mujer y ser cíclica.

La preciosa Sofía nos leyó su relato en primera persona. Me impresionó su facilidad pasmosa para describir el torbellino emocional que le habían supuesto esos primeros días y me emocionó su bienestar con la transición, ¡qué bien preparada estaba!.

Sus palabras al finalizar (después de ver la deliciosa película Monthlies: la luna en ti para adolescentes) fueron estas:

¡ojalá todas las niñas puedan tener una fiesta así al tener la regla!

Me hizo sonreír. Hace uns pocos años, cuando mi propia hija tuvo su regla, me llevé un buen disgusto: no me lo dijo hasta que no lo averigué yo misma. Según ella: “¡no te lo dije porque sabía que me ibas a hacer una fiesta y yo no quería!” Aunque ahora nos reímos al recordarlo juntas, confieso que me costó digerirlo, no podía dejar de pensar que algo debía haber hecho yo mal…

Así es la vida. Creo que aunque vayamos siendo mucho más abiertas en todo lo referente a nuestros cuerpos, siempre  seguirá habiendo niñas listas para celebrarlo desde el primer día por todo lo alto y otras que necesiten que pase un tiempo antes de poder compartirlo. Todas somos diferentes, y todas somos cíclicas. ¡Qué sigamos encontrandonos en  las tiendas rojas!

PD: Os dejo el trailer de Monthlies:

 

 

 

El banco de la amistad

Este mes se cumplen treinta años de mi primer viaje a Canadá. Yo tenía entonces 16 años, me disponía a pasar un año entero con una familia a la que no conocía.  Ibamos con AFS Intercultura, una veterana asociación que promueve la paz en el mundo facilitando el intercambio entre jóvenes de todo el mundo. En el vuelo de ida con otros cincuenta jóvenes de todo Europa me senté con Ruth Verhey, una chica alemana, y allí comenzó una amistad de esas que, sólo con el tiempo lo comprendes, es uno de los regalos más preciosos que te ha hecho la vida.

Esa misma vida que nos ha ido pasando con intensidad abrumadora tantísimas veces a las dos, recolocándonos mientras criabamos tres hijos cada una y compartíamos vocación por aliviar el sufrimiento propio y ajeno, ahora nos vuelve a reunir. Hace ya unos cuantos años que Ruth vive en Zimbabwe. Allí ella, psicóloga experta en trauma, y el psiquiatra Dixon Chibanda crearon hace una década The Friendship Bench. Un proyecto de atención y ayuda a las más excluidas de los más excluidos: mujeres con trastorno mental grave, seropositivas en su mayoría. Para atenderlas formaron a mujeres mayores de la comunidad, abuelas casi todas, en apoyo psicológico y terapia cognitiva básica. Estas mujeres sabias escuchan a las que sufren sentadas en un banco en el parque, algo más fácil y menos estigmatizante que acudir a la consulta de un psiquiatra o psicólogo, lo que de todas formas era inviable para ellas.  Para financiar el proyecto además comenzaron a reciclar bolsas de basura convirtiendolas en bolsos: las Zee Bags.

El proyecto ha ido creciendo y ahora, cuando se han investigado sus resultados, se está demostrando que como intervención es muy eficaz y probablemente extrapolable a muchos otros contextos. (Algo que a mi me interesa especialmente de cara a desarrollar programas de atención a la salud mental perinatal).

Viajo a Zimbabwe a conocer The Friendhsip Bench y a celebrar nuestra amistad, segura de que también nosostras nos sentaremos en algun banco del parque a aliviar nuestras cargas y reirnos de nuestros pesares, como hemos hecho tantas veces en estos últimos treinta años. ¡Ya os contaré!

Coño potens o la próstata de las mujeres

http://www.pnitas.es/

AUTORA DE ILUSTRACION: P.NITAS http://www.pnitas.es/

Sería tan sencillo decirles a todas las niñas y niños en el colegio que los cuerpos de ambos géneros tienen la capacidad de eyacular, que ambos tienen un órgano para hacerlo…Ahorraría muchos quebraderos de cabeza a muchas personas que llegan a sus primeras experiencias sexuales básicamente aterrorizadas por la falta de información. Sería estupendo sencillamente contar la verdad sobre el cuerpo humano a las personas que lo habitan.

Diana J. Torres.

Las mujeres tenemos próstata y muchas eyaculamos en el orgasmo: pequeños o grandes charcos. También espontáneamente, más frecuentemente a partir del séptimo mes de embarazo. La eyaculación NO es pis.

Diana J. Torres, que se define como punki, lleva años dedicada a investigar este asunto. Lo ha hecho con mucha rigurosidad y una mente científica privilegiada que ya quisieran muchos académicos y catedráticos. Ha plasmado sus conocimientos en un librito magistral, ameno y divulgativo, citando todas las fuentes: desde los textos médicos remontándose a Hipócrates o antropológicos hasta las mujeres mayores que acuden a sus talleres de eyaculación. Ha buscado, cuestionado, pensado, discurrido. Y todo eso sin subvención ni ayuda apenas, por amor al arte o más bien por amor al propio cuerpo. Lo ha hecho tan bien que yo creo que merece un premio importante, uno gordo, aunque evidentemente no esté en mis manos el dárselo. En cualquier caso su obra Coño Potens es imprescindible para todas y todos los que queremos conocer nuestros cuerpos de mujeres. MAGISTRAL y espero que lectura obligada en lo sucesivo en las carreras de ciencias de la salud como mínimo. No es justificable ya acabar medicina o enfermería sin saber que las mujeres tenemos próstata y eyaculamos, me parece a mi. Diana J. Torres además de publicarlo lo difunde gratuitamente en internet, al igual que las presentaciones de sus talleres.

Muchas preguntas se derivan de su apasionante lectura, algunas también las plantea ella. Desde el punto de vista médico dos me intrigan especialmente:

  1. ¿Qué pasa con el cáncer de próstata en las mujeres? ¿Cuántos canceres de cervix/útero /ovarios pueden ser en realidad cánceres de próstata no diagnosticados? Recientemente por ejemplo se está viendo la relación del PSA (antígeno de la próstata) con el síndrome de ovario poliquístico.
  2. ¿Qué pasa con la próstata de las mujeres en el embarazo? Diana recoge testimonios de mujeres que refieren eyaculaciones espontáneas sobre todo a partir del séptimo mes. ¿A cuantas se les diagnostica erróneamente de rotura de bolsa y se les dan fármacos peligrosos innecesariamente?

Si tienes experiencias o reflexiones al respecto, compartelas en los comentarios. ¡Sigamos promoviendo el autocoñocimiento!

Gracias Diana J. Torres. Mi agradecimiento también a mi querida amiga Ascensión Gómez por pasarme Coño Potens, y a P.Nitas, por la preciosa ilustración que acompaña esta entrada.

 

En el río de Jaca

Volvimos a encontrarnos en Jaca, once años después del primer curso de maternidad organizado por Via Láctea. Regresamos a lo básico, a hablar de la ayuda madre a madre y de los grupos de apoyo. Reflexionábamos sobre la creciente medicalización de la lactancia y su alto coste, sobre como la ayuda que antes se encontraba en los grupos ahora parece que haya que buscarla en una consultora de lactancia, previo pago económico y de cómo ahora muchas madres salen de esas consultas con diagnósticos: antes todo eran cándidas, luego todo fueron mastitis, ahora parece que todo son frenillos que hay que cortar.

Casa de la Luz

Casa de la Luz

Escuchamos a mujeres que contaron como su parto habia sido una experiencia sanadora y empoderadora. Madres ayudadas por otras madres. Una decía:

Me preguntó cuanto tenía que pagarnos por nuestra ayuda. Le dije que nada, que yo ya tengo mi trabajo y mi salario, que esto de ayudar a otras madres con sus partos y lactancias no lo hago para ganar dinero. Porque si lo hiciera para ganar dinero tendría que cobrar muchísimo. Porque esto lo hacemos para seguir creando red o tejiendo urdimbre, para que un día ella también pueda ayudar a otras madres. Luego nos hizo un regalo impagable: estar presentes en su parto…

El curso este año ha sido muy corto y algo distinto. Muchas ausencias (algunas dolorosas) que nos hacen pensar en el futuro de este espacio de encuentro. Otras presencias, matronas que buscan precisamente estos encuentros para poder sanar las heridas que acarrean como resultado de trabajar en paritorios todavía violentos. Hablamos de adultocracia, de la magia de la leche, de la Casa de la Luz…Jugamos a diferenciar por el audio o la imagen si es un polvo o es un parto: gracias a las matronas valientes.

rio.JACAEntre clases y clase nos encontramos en el río. Nos bañamos y hasta nos rebozamos en el lodo, preciosa arcilla verde. Qué placer reír con las amigas. Creo que el año que viene nos veremos en Asturias. Larga  vida a los cursos de Jaca.

El brillo de la vida

Jacalostral

La vida mientras tanto

 

 

Informe Amigas

???????El consejo general de enfermería anda preparando su próximo “Informe amigas” en el que alertarán a la población general de lo peligrosas que somos las amigas. De cómo a veces les decimos a las embarazadas “huye de ese médico que sólo quiere programarte una cesárea” o “ni se te ocurra bajarte las bragas en la semana 39 porque igual te inducen el parto sin avisarte haciéndote una Hamilton”. De cómo damos consejos sanitarios sin título alguno. De cómo les decimos a las puérperas que “no hagas ni caso, tu ponte al crio a la teta cada vez que abra la boca y ya verás cómo te sube la leche”. De cómo no cobramos por nuestros servicios pero aceptamos encantadas regalos e invitaciones a eventos variopintos, incluyendo reuniones de tuppersex. De cómo damos consejos médicos sin tener ni pajolera idea apelando al sentido común. De como decimos a las embarazadas “tú no estás gorda y no permitas que te echen la bronca por engordar 4 kilos en un mes”. De cómo nos plantamos en casa de las mujeres a las siete de la tarde y les hacemos la cena sin preguntar siquiera si tienen alergias…De como esperamos a veces en la puerta de la UCI neonatal y nos ponemos a llorar las lágrimas que la madre no puede soltar. En fin, que el consejo general de enfermería tiene claro que las amigas somos y seremos peligrosísimas y piensan solicitar nuestra prohibición absoluta.
La que avisa no es traidora, besos.

Diciembres

felicitacionActitud = Gratitud

(dice mi amiga Helena Eyimi).

      2014 ha sido para mi un año muy hermoso. He abrazado muchos árboles, he acariciado la tierra, he plantado, he caminado, he abrazado, he escrito, he amado, mucho más que los años anteriores…He frenado el activismo y creo que he podido escucharme mejor.

Pero claro, también he dejado de atender a gente para mi importante y querida, de estar presente en algunos lugares significativos, no he respondido muchas llamadas y mensajes… Y ahora, el último día del año, pensando en todo ello, me doy cuenta de que simplemente es imposible. De que hay mucha gente a la que aprecio y quiero y con la que me gustaría tener un contacto más fluido o cercano, pero todo no cabe. Estas herramientas tecnológicas nos hacen pensar que si se puede, tener mil amig@s y hasta contactar inmediatamente con tod@s. No es cierto. No se pueden cuidar tantas relaciones. Mi amiga Maqui me dió hace algun tiempo un buen consejo, dijo algo así: “tienes que aceptar que decepcionar a los demás es inevitable“. Es cierto. Hoy me gustaría llamar a mucha gente querida, escucharles, desearles un buen año…pero para ello tendría que pasar casi todo el día pegada al teléfono, se me calentarían las orejas y el cerebro y me perdería lo que pasa a mi alrededor. No quiero.

Así que esta va a ser mi felicitación y agradecimiento, mi pequeño compartir en este último día del año. Hoy correré por primera vez en mi vida la San Silvestre: yo que siempre sentí envidia de los que corrían porque pensaba que yo no podía correr. Será un pequeño sueño hecho realidad. Empecé a correr allá por marzo, siguiendo a mi querido  Cooper, y ha sido todo un descubrimiento. 2014 ha sido además el año en que he vuelto a la escuela, a aprender a escribir ficción, con mi maestra Isabel Cañelles y mis compañeros de curso, ¡qué felicidad!

Hoy volveré a cantar Gracias a la vida. Aunque no logre entender porque yo soy tan afortunada y privilegiada mientras tant@s sufren tanto, seguiré intentando hacer de la gratitud mi actitud, celebrando la vida y ayudando en lo que pueda a erradicar la injusticia y la violencia.

Gracias, feliz año y ¡que en el 2015 abraceis muchos árboles!

 

IMG_0490

 

 

 

 

 

 

 

El brillo de la vida

Lola Ruiz Barrionuevo

Lola Ruiz Barrionuevo

“Yo me dedico  a dar cariño que es lo que realmente mueve el mundo”

Lola Ruiz Barrionuevo

Estaba muy ilusionada con el encuentro: en varias ocasiones se ofreció para colaborar en lo que hiciera falta. Su participación se iba a centrar en contar la experiencia de los grupos de apoyo al duelo perinatal en Vía láctea, que llevaba junto con María Jesús Blázquez. Además durante el último año Lola se había hecho especialmente cargo de las reuniones semanales de apoyo a la lactancia, y casi siempre nos enviaba a continuación una deliciosa crónica a todas las socias de Vía Láctea: “hoy en la casa” (en referencia a Casa de la Mujer de Zaragoza).

Lola Ruiz Barrionuevo nos dejó el mismo día en que daba comienzo nuestro encuentro Jaca en Lozoya. Dos días antes todavía hablábamos con ella de los preparativos para el viaje, y de a quien podría traer en su coche además de a sus dos hijas. Ella iba a compartir con nosotras sus experiencias acompañando a las madres que pierden a sus bebés antes, durante o después del parto. En vez de ello tuvimos que compartir la noticia de su inesperada muerte junto con el texto que ella nos había escrito para su presentación en el curso:

“Me he formado en varias cosas desde ingeniería hasta equilibración energética de chakras, pero ante todo soy mujer y formo parte de esta manada que es la humanidad. De esto me he dado cuenta a raíz de ser madre ya que he vivido grandes experiencias tanto místicas como terrenales siéndolo. Soy madre de tres hijos y cada uno de ellos me ha enseñado un valor único en la vida. Si no fuera por la maternidad no hubiera cambiado mi vida tan radicalmente y no hubiera podido aprender a vivirla, ya que antes solo pasaba por ella de puntillas. Ahora intento sentir y vivir cada día como únicos, y el hecho de poder estar acompañando a otras persona solo enriquece más mi vida. Creo que me quedo con una frase que me dijo una madre, yo me dedico realmente a dar cariño que es lo que realmente mueve el mundo”

IMG-20140901-WA0009María Jesús Bláquez nos describía asi los encuentros de duelo perinatal:

Los encuentros con madres y familias, “Abrazar la muerte cuando se espera la vida” o encuentros de “Duelo Perinatal”, se han celebrado durante años con un deseo, dar amor, dar escucha, facilitar un espacio libre, en círculo en el que se tiene permiso para hablar desde el corazón, dejando fluir todo aquello que la sociedad no permite. Los encuentros han sido encuentros de madres y familias que se dan permiso para abrir su corazón, donde cada persona da y recibe luz de la otra y la otra, sin sentirse juzgados. Y donde también sentíamos la dulce presencia y complicidad de todos nuestros bebés. Han sido encuentros íntimos que han desatado nudos y corazas, que han dado impulsos de vida y confianza y todo con la sencillez y la fuerza de un grupo humano que se reúne en círculo, con humildad y amor.
Lola, ha sido la gran cuidadora del encuentro, su entrega ha sido enorme. Le gustaba poner un cuento del ciclo de la vida, el eterno símbolo de la oruga y la mariposa. Ahora en estos momentos de tanta confusión, me llega que Lola en estos encuentros nos iba diciendo mucho sobre la muerte.

IMG-20140901-WA0029Fue difícil, doloroso, incomprensible. El encuentro que deseábamos fuera una fiesta se transformó justo antes de comenzar: lágrimas, abrazos, la pena y la ausencia. Y a la vez el deseo de Lola de participar en el encuentro, con el que nos conectamos para continuar. Maternidad, activismo y transformación social: el trabajo y reflexión de muchas activistas que pensamos un poco como Michel Odent cuando afirma que para cambiar el mundo primero hay que cambiar la forma de nacer. Mujeres que ayudan a madres casi siempre de forma gratuita y generosa a gestar, parir, dar de mamar, a criar, a pensarse como madres y como mujeres. Hombre que reflexionan sobre como vincularse con sus hijos de forma no patriarcal, es decir, respetando el hábitat de los más pequeños, que como dice Nils Bergman es el cuerpo de la madre. Intentando desmontar la adultocracia, promoviendo el respeto profundo por los más pequeños y sus necesidades de afecto y contacto. Educando sin chantajes, cuidando el deseo de aprender, la curiosidad, el placer.

Más de cincuenta menores, y casi dos veces más adultos. En la sierra, finales de agosto, en la falda del parque nacional de Guadarrama. La naturaleza nos ha ayudado. El encuentro ha sido hermosísmo: seguramente la ausencia de Lola también nos ha hecho más conscientes de lo frágil y privilegiado que es cada instante de nuestras fugaces vidas. Ha habido charlas profundas, impactantes, para mi repletas de enseñanzas.

 

La crónica que nos ha hecho Prado Esteban en su blog, En otro mundo describe con nitidez el ambiente en que hemos vivido. Las imágenes que añado en este carrusel final, tomadas por Ana Alvarez Errecalde y Angela Muller creo que acercan un poco más el recuerdo de estos días llenos de esperanza. El brillo de la vida: gracias Lola.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jaca en Lozoya

CARTELDurante 7 años los Curso  de Maternidad gestados por Via Láctea se celebraron en Jaca, Huesca (2004-2011). En el 2012 el curso fue Jaca en Granada y en el 2013 Jaca en Ifre. Este año presentamos Jaca en Lozoya.

Los cursos son un momento de encuentro y convivencia para muchas mujeres que ayudan a madres. Nos juntamos en familia, los niños pequeños suelen estar en el aula, los mayores jugando o explorando alrededores, madres y padres en el aula o jugando. Más allá del programa siempre hay tiempo para disfrutar del entorno natural, para compartir las victorias y los sinsabores de las luchas por los derechos de las mujeres o de los más pequeños. Los contenidos teóricos del curso suelen girar en torno a los temas que nos inquietan, y este año el tema tenía que ser la Maternidad, el activismo y la transformación social. Intentaremos profundizar en la comprensión del momento que vivimos y hacia donde se dirige nuestro activismo en el parto y la lactancia, las dificultades para una educación libre y respetuosa en este mundo patriarcal y capitalista, la relación con nuestra sexualidad, el medio ambiente o la potencia de los círculos de mujeres como encuentros de sanación y transformacion.

Os dejo el  programa (preliminar, aún faltan por confirmar algunos pequeños detalles) junto con el enlace para formalizar la inscripción. El lugar, un albergue situado en el pueblito La Garganta de los Montes, a 6 km de Lozoya y 80km de Madrid, es maravilloso.

gar346Programa definitivo
Jueves 28 de Agosto
09:00        Presentación del curso. Ibone Olza, Marta Parra, Isabel Fernandez del Castillo
09:30        La revolucion jacalostral: de Jaca a Lozoya (2003-2014).
Mª Jesús Blazquez, Teresa Batlle. Asociación Vía Lactea.

10:00        Activismo para erradicar la violencia obstétrica a nivel global.
Logros y retos.  Ibone Olza. Psiquiatra infantil y perinatal, investigadora.
El Parto es Nuestro

11:30        Mesa Redonda: Maternidad y activismo desde los grupos de madres.
                 Modera: Adela Recio, Estadística y Presidenta de El Parto es Nuestro

* Acciones judiciales en defensa del derecho de las mujeres a la salud: posibilidades

                   y dificultades. Francisca Fernandez Guillén. Abogada.  El parto es Nuestro.
                 * Los grupos de madres: de lo general a lo particular. Lorena Lofiego, madre, doula
Lic. en Psicopedagogía y aprendiz de renacedora.

* Vía Láctea, el inicio de los grupos de apoyo en España. Carmen Tejero, trabajadora
social y cofundadora de Vía Láctea.
* Entremamás, grupos de madres desde la iniciativa privada.  Claudia Pariente
Comunicadora social con especialidad en salud pública y género.

Tarde
17:30-19   Taller de dinámicas de comunicación para coordinadoras de grupo en
diferentes asociaciones.  Coordinan: Marta Parra, Arquitecta,  El Parto es Nuestro
y Sara Jort, Psicóloga, Asociación Española de Psicología Perinatal.
19-20:30   Círculo de bienvenida.  Pilar de la Cueva. Médica ginecóloga y facilitadora de
Biodanza

Viernes 29 de agosto
09:00         El parto como metáfora. Transformando paradigmas.
Isabel Fernandez del Castillo, autora de “La nueva revolución del Nacimiento”.

10:00         Controversias obstétricas: el impacto del activismo.
Stella Villarmea. Profesora Titular, acreditada a Cátedra de Filosofía.
Universidad de Alcalá de Henares

11:30         Mesa redonda: Transformando la atención al parto.
                  Modera: Pilar de Armas, matrona. Hospital de Fuerteventura.

* Transformación social de la atención al parto: una vivencia desde la
administración.  Isabel Espiga. Enfermera. Coordinadora de la EAPN.
Ministerio de Sanidad.

                  * Cambiando los lugares para parir.  Angela Müller y Marta Parra, arquitectas.
Arquitectura de Maternidades.

* Grupos de apoyo al duelo perinatal en Vía Láctea. Mª Jesús Blazquez.
Lola Ruiz Barrionuevo.
* Transformando la atención al parto en un hospital: experiencia en el paritorio
del Hospital de Fuerteventura.  Toni Brito, obstetra.

                  * El cambio del paradigma del nacimiento en Chile, país de cesáreas.
Gonzalo Leiva. Matrón. Profesor Universidad de Santiago de Chile.
Miembro de Nacimiento&Crianza
Tarde
17:30-19    Juegos populares.  Coordina: Isabel Fernandez del Castillo.
19-20:30    La voz del corazón, la piel y el alma.  Rosa Zaragoza.

Sabado 30 de agosto
09:00         La medicalización del sufrimiento en la infancia.

Ana González Uriarte. Psiquiatra infantil y Terapeuta Familiar. Vía Láctea. Huesca

10:00         Paternidad y anti-pedagogía en una sociedad patriarcal.
Paco Herrero, Siul Herrero. Colectivo “Con l@s niñ@s no se juega”.

11:00         Educación biocéntrica.  Pilar de la Cueva, Médica ginecóloga.
Facilitadora de Biodanza.

12:15         Mesa redonda: Infancia y educación en una sociedad adultocéntrica.

                  Modera: Stella Villarmea, Profesora Titular, acreditada a Cátedra de Filosofía.
Universidad de Alcalá de Henares

* El curriculum de la vida: aprendizaje autodidacta.
Ana Alvarez-Errecalde. Artista.  Madre.

                  * Escuelas alternativas: una experiencia en primera persona.
Lorena Lofiego. Participante del proyecto “La Violeta … por una infancia sana”.
* Crianza y pobreza. El desamparo de la protección institucional.
Paco Herrero, Educador Social.  Cristina García Miralles, Maestra.
Colectivo de Acción Social La Dinamo.  Valencia
* De la fusión a la relación. Acompañando el proceso en la Escuela Libre
Cristina García Miralles, Maestra. Escuela Libre Tierra de Niños.
Tarde
17:30-19    Taller de interculturalidad en el parto ¿Qué modelo de atención al parto
estamos ayudando a construir?

                   Modera: Marta Parra. El Parto es Nuestro.

Participan:

                   * Silvia Llopart, fundadora de Fandema (organización que trabaja con mujeres en
Gambia para su empoderamiento y autosuficiencia).
* Ana Polo. Ana Polo Gutierrez, enfermera internacionalista,
estudiante de especialidad salud de la mujer, materna y obstétrica.
* Blanca Herrera. Matrona.
* Sébastien Macors y Nuria Barbera Rubini, comadronas en proyectos
de cooperación en Nicaragua.

19:30         Biodanza.  Pilar de la Cueva

Domingo 31 de agosto
 09:00        La maternidad en situaciones de riesgo, exclusión y violencia

Carmen Tejero, trabajadora social y cofundadora de la asociación Vía Láctea

10:00         Estrategias de comunicación para hacer lo que una ha decidido
en (casi) cualquier situación (y torear la culpa, el chantaje, el pensamiento
dominante). Blanca Herrera, matrona. Grupo de trabajo del Proyecto
de Humanización de la Atención Perinatal en Andalucia. Granada.

12:00         MESA REDONDA: Recuperar la libertad interior.
                  Modera: Ibone Olza

* Nacer a una sexualidad consciente.
Ascensión Gomez. Matrona. Centro Hebamme, Murcia.
* Profesionales y libres (como ser ginecóloga respetuosa y no morir en el intento).
Vanessa Carrero. Ginecóloga y obstetra. Equipo Cumaqua.
* Climaterio: la escalera a la excelencia.
Ana Polo Gutierrez, enfermera internacionalista, estudiante de especialidad salud
de la mujer, materna y obstétrica.

13     :30   Círculo de despedida.  Pilar de la Cueva. Médica ginecóloga y facilitadora de
Biodanza
Comité organizador:  Ibone Olza, Marta Parra, Isabel Fernandez del Castillo
Con la colaboración de las asociaciones Vía Láctea y El Parto es Nuestro

Ciclogénesis imperfecta

Espiral azul, María Jesús Blázquez

Espiral azul, María Jesús Blázquez

Me reconocí de inmediato en esas dos palabras. Mi ser, mi mente, todas mis dudas. Mis cambios, mis ciclos, mis altibajos. Imperfecta, cambiante, demasiado cíclica. Instalada en la duda siempre. Veleta, impredecible, intempestiva.  Mis contradicciones, esas que intento respetar y de las que a menudo me avergüenzo, hasta que reconozco las de los demás y eso (¡qué alivio!) me permite reconciliarme con las mías.

Instalada en la duda como acostumbro tuve sin embargo una certeza absoluta al escuchar esas palabras: hablaban de mi, me definían, asían algo difícil de explicar de mi ser y de mi estar.

Soy la ciclogénesis imperfecta.

Y así sonrío al terminar el año, con todas mis sombras y ciclones, mis tormentas. Mi defensa de la sanidad pública y mi deseo de dejar un sistema que me parece enfermizo y que por lo tanto me enferma. Mi amor por la tierra y la montaña y mi vida en la ciudad hostil. Mi deseo de cambiar de vida y mi miedo a bailar en libertad. Mis caídas y mis recaídas, tantas veces tropezando en la mismísima piedra. Mis íntimos desastres. Mi frustración y mi impotencia cuando no soy capaz de percibir toda la abundancia. Qué difícil quererse a veces.

Todavía tengo que aprender a confiar más y mejor. A controlar mis huracanes, a recordarme que detrás de la tormenta siempre llega la calma y con ella el sol. Ocuparme de mi felicidad. Agradecer a la vida tanto y tantas: mis amigas, mis compañeras. En este año he disfrutado con los círculos de mujeres hechiceras, sabias, guerreras, brujas, amantes. Con Sofía Gutierrez descubriendo los  arquetipos de la diosa.

El patriarcado enfermizo sigue gobernando. Los periódicos, las imágenes, los ministros que no aman a las mujeres. A veces todavía me vienen las ganas de desgañitarme peleando, pero no. Seguramente ese sea su objetivo, desgastarnos en la batalla. Tal vez tengamos que encontrar otras maneras, las activistas, celebrando y cuidándonos aún más, para poder seguir sanando. Con nuestras almas de cantaoras, seguir bailando.

Feliz 2014.