cine

Amarás sobre todas las cosas

amarasMe parece muy difícil y muy hermoso lo que ha conseguido el director Chema de la Peña con este film: “Amarás sobre todas las cosas”. Una historia de amor atravesada por la dramática intensidad que conlleva padecer un trastorno bipolar. Ha logrado plasmar, o mejor, que podamos visualizar, esa enorme y a veces desgarradora tensión interior que en este caso sufre Teo: brillante, apasionado, entrañable pero también irritable, iracundo, excesivo, grandioso, miserable…

Sin palabras casi, la película, tremendamente bella, recurre a la danza para expresar lo que casi no acertamos a nombrar. La pelea interior, la desesperación, la gloria y el derrumbe. Lo que conlleva amar a alguien bipolar: el desconcierto pero también la responsabilidad.

La coreografia y la música aciertan:  bailar al borde del precipicio, abandonarse en la orilla del mar, estrellarse contra las paredes de la unidad de agudos de un hospital. Acompaña una naturaleza que respira  y un Madrid que se muestra bonito y luminoso, tal vez porque apenas se escucha su ruido. Los actores están perfectos, Israel Elejalde en mi opinión sublime.

Qué bien contado, con lo dificil y doloroso que es explicar el sufrimiento de la bipolaridad sin caer en esterotipos. Al contrario, si algo rezuma esta película es respeto por la dignidad de alguien que no se reconoce enfermo ni quere aceptarse como tal.

Dice Chema de la Peña que este proyecto “nace del deseo de explorar la necesidad vital de amar”. Me parece una película muy importante para los que trabajamos en salud mental, profesionales, usuarios y familiares. Merece mucho pases y videoforums o debates.

También para todos los que buscamos la belleza, os dejo el trailer.

Cine de verano

Os recomiendo dos películas deliciosas que he visto en este mes de agosto y que me han encantado. Las dos parten de una mirada limpia y respetuosa a la infancia y profundizan con acierto en cómo perciben el mundo los más pequeños y pequeñas.

solo es el principioLa primera es esta pequeña joya titulada “Sólo es el principio” y que narra la experiencia de un taller de filosofía con los niños y niñas de educacion infantil a lo largo de dos cursos en una escuela pública francesa.

Agradezco a Chiara Leoni que nos la haya descubierto a las alumnas de la formación en Salud Mental Perinatl Terra Mater. Se puede ser entera adquiriéndola en filmin, aquí.

La segunda todavía está en cartelera. La película británica “Nuestro último verano en Escocia” y que habla entre otras cosas de la naturalidad con la que los niños pueden aceptar la muerte.

 

Neixer

neixer1Nacer es importante. Tanto que a veces creo que para explicarlo sobran las palabras: sería mejor observar en silencio a un recién nacido para sentirlo. La sensibilidad exquisita, la fragilidad, la vida que empieza.

El olor de un recién nacido, la quietud del que ha nacido bien, con tiempo, con cariño. El sobrecogedor misterio que a veces percibimos al contemplar a quien acaba de llegar, ¿de dónde vendrá el alma?

6154_275Esa mirada, ese detenerse en silencio a contemplar a un recién nacido es el inicio de NEIXER. El documental dirigido por Ana Victoria Pérez con guión de Viviane Adenauer que ahora está disponible online. En Neixer hay imágenes muy hermosas. También hay palabras contundentes. Lo más poderoso tal vez sea la inmensa diferencia que se percibe entre los dos partos que vemos en el documental. Sobran las palabras y saltan las lágrimas.

Merece la pena verlo, comentarlo, difundirlo. Os dejo abajo el trailer.

A mi me entrevistaron en uno de mis lugares favoritos, al que acudo todos los veranos desde mi infancia: la Cala Blanca de Jávea. Bajo un sol deslumbrante de julio charlamos durante casi dos horas. Para mi es un regalo doble: que ese lugar que amo esté en un documental que me parece muy importante. Gracias equipo.

Trailer: http://vimeo.com/ondemand/4274

La bicicleta verde

La-bicicleta-verde_cartel_peliAyer fui al cine con mi hija a ver “La bicicleta verde. Wadjda”: primera película dirigida por una mujer, Haidaa Al Mansour, en Arabia Saudí.

Cuenta la historia de una niña que sueña con tener una bicicleta: algo practicamente prohibido en un país donde a día de hoy las mujeres no pueden siquiera conducir un coche.
La película es preciosa, tierna, emotiva y a la vez bastante crítica: con pinceladas sutiles realiza una denuncia potente de la situación de las mujeres en Arabia Saudí. Os la recomiendo mucho.

Al salir del cine mi hija, de edad cercana a la protagonista del filme, me hizo una pregunta muy difícil de responder: ¿Porqué permiten que en ese país las mujeres tengan que vivir así?

 

Lecciones de Haíti

Extraído del excelente documental Cólera, lo que aprendimos en Haíti, de Médicos del Mundo, dirigido por Mariana Ruiz de Lobera:

Año 1492. 300.000 hombres y mujeres libres entre arawaks, taines y kalinagos, pueban una isla junto a 16 millones de árboles. En la tierra sólo dejaban la huella de sus pies y algunas imágenes.

Año 1750, 300.000 esclavos negros habitan la misma isla junto a 12.000 amos blancos.

Año 2008, 10 millones de hombres y mujeres, que deben 1.300 millones de dólares a otros hombres y mujeres extranjeros, habitan la isla junto a 277.000 árboles. Se estima que hay 100.000 toneladas de desechos no degradables   en las calles, las acequias, los jardines, los bosques, las playas, los ríos y los canales.

Dura 35 minutos y no tiene desperdicio: una mirada crítica, sensible y profunda al mundo de la cooperación. Absolutamente recomendable.

Cesárea por oposición

Una de las razones más habituales para programar una inne-cesárea suele ser pretender que hay cosas más importantes que permitir que un bebé elija su momento de venir al mundo. Así se programan inne-cesáreas en función de la agenda familiar o laboral de la madre, del médico, de la familia política, de la empresa y hasta de las fiestas regionales.

Hace años leí está noticia sobre una inducción al parto que terminó siento una (inne) cesárea por oposición y escribí esta carta como respuesta. Ahora me ha llegado este excelente corto que refleja perfectamente esta situación no tan infrecuente por lo que se ve. Da mucho que pensar. Ojalá deje de ser una realidad.

Katmandú, de Iciar Bollaín

Hace días que siento la necesidad de volver a ver esta maravillosa película. Probablemente entonces perciba cantidad de detalles que me pasaron desapercibidos la primera vez que la ví, hace ahora unas semanas.

Katmandú me emocionó mucho, tanto que pasé media película llorando. Un llanto que no esperaba y que seguramente tuvo que ver con sentirme mujer en este mundo hostil donde solo un día de los 365  del año es de la mujer.

Es una película muy valiente, y a la vez muy contenida. Visualmente muy bella, con una fotografía y una música muy potentes y sin embargo muy exquisita en la delicadeza con que aborda dramas íntimos reflejo de esta insoportable situación de violencia con la que viven millones de mujeres y niñas en el mundo. También habla  de las que faltan, esos millones de abortos realizados al saber que lo que venía en camino era una niña. Temas durísimos y sin embargo narrados con un profundo respeto hacia la dignidad de esas mujeres y sus culturas, sin caer para nada en la sensiblería fácil ni en el victimismo. La educación de las niñas y niños como principal esperanza de que las cosas puedan cambiar.

Creo que es una película necesaria, imprescindible, que deseo sea vista por muchísimas personas.No me extrañada nada que a más de un misógino crítico se le haya atragantado, y es que atreverse a mirar de frente la situación de las mujeres en este mundo es algo que muchos prefieren no plantearse. Pero afortunadamente cada vez son más las personas que sí se atreven, que eligen no vivir como si estas situaciones no sucedieran, y que aportan su esfuerzo, arte, genialidad y entrega para contribuir a un mundo de verdad justo para todas y todos.

Vaya desde aquí mi agradecido reconocimiento a Iciar Bollaín por esta impresionante película.

http://www.katmandulapelicula.com/

El planeta libre

Maravillosa y visionaria película. Os la recomiendo, mis hijos y yo la hemos disfrutado muchísimo, apta para todos los públicos. Divertidísima y cuestionando libremente nuestra forma de estar en el mundo, ¿como nos verían humanos más evolucionados llegando desde otro planeta? No quiero revelar más…Tiene tantas cosas para comentar, da para  un buen cinefórum.

La escena en el minuto 33,45 con  las declaraciones del ginecólogo cuando por fin expresa con sinceridad a la matrona que él  en realidad no sabe nada de atender partos es antológica:

Si yo nunca he sabido llevar un parto, es usted la que tiene que llevar los partos, usted es la comadrona ¿no? Yo no sé nada de partos, nada en absoluto. Perfusiono, pincho, estiro, empujo, provoco, corto, mido, controlo, epidurales, hago cesáreas sin parar, pero jamás he ayudado a un parto. Nunca he mirado, escuchado, esperado, sólo he intervenido donde no había sentimientos porque tenía miedo, porque yo no sé dar la vida, ¿me entiende?

¡Gracias Erick!