infancia

La primera tienda roja

Faltaban pocos días para que cumpliera los once años cuando tuve mi primera regla. La verdad es que me hizo poca gracia. Mi madre dijo que había que celebrarlo y nos llevó a mi hermana y a mi a merendar a una chocolatería. Recuerdo que yo estaba algo enfurruñada: no me apetecía celebrarlo ni hablar del tema, no quería contárselo a nadie. Tardé muchos años en comprender lo rompedor que había sido el detalle de mi madre ofreciéndome una celebración. Ahora pienso que no he sabido agradecérselo todo lo suficiente. En aquellos inicios de los años ochenta celebrar la primera menstruación debía de ser algo inédito. Y sí, mamá: me hiciste un regalo enorme (este y muchísimos otros).

Afortunadamente ha dejado de ser un rareza y cada vez son más las mujeres que deciden celebrar la primera menstruación de sus hijas de una u otra manera. Este sábado tuve la suerte de poder participar en una de estas celebraciones: la primera tienda roja de Sofía, que con once años acaba de recibir su menstruación.

Su madre, mi querida amiga Claudia, lo preparó con cuidado y amor. Un espacio acogedor cubierto por una tela roja con forma de vulva, un círculo de niñas y mujeres donde pudimos compartir nuestras historias en torno a la primera regla y, sobre todo, CELEBRAR todo lo bueno que tiene ser mujer y ser cíclica.

La preciosa Sofía nos leyó su relato en primera persona. Me impresionó su facilidad pasmosa para describir el torbellino emocional que le habían supuesto esos primeros días y me emocionó su bienestar con la transición, ¡qué bien preparada estaba!.

Sus palabras al finalizar (después de ver la deliciosa película Monthlies: la luna en ti para adolescentes) fueron estas:

¡ojalá todas las niñas puedan tener una fiesta así al tener la regla!

Me hizo sonreír. Hace uns pocos años, cuando mi propia hija tuvo su regla, me llevé un buen disgusto: no me lo dijo hasta que no lo averigué yo misma. Según ella: “¡no te lo dije porque sabía que me ibas a hacer una fiesta y yo no quería!” Aunque ahora nos reímos al recordarlo juntas, confieso que me costó digerirlo, no podía dejar de pensar que algo debía haber hecho yo mal…

Así es la vida. Creo que aunque vayamos siendo mucho más abiertas en todo lo referente a nuestros cuerpos, siempre  seguirá habiendo niñas listas para celebrarlo desde el primer día por todo lo alto y otras que necesiten que pase un tiempo antes de poder compartirlo. Todas somos diferentes, y todas somos cíclicas. ¡Qué sigamos encontrandonos en  las tiendas rojas!

PD: Os dejo el trailer de Monthlies:

 

 

 

IV Foro de Maternidad Via Láctea. Jaca en Navia.

29-30 de junio y 1-2 de julio de 2017 en Navia (Asturias)

“Desde nuestro lugar en el mundo”

JUEVES 29

15.00 h.- Recepción y entrega de documentación.

17.00 h.- Apertura del curso.

17.30 h.- De Pirineos al Occidente de Asturias: la semilla de Jaca – Carmen Tejero y Teresa Batlle (Co-fundadoras de Vía Láctea)

18.30 h.- Presentación del libro “Eres una estrella. El apasionante viaje de niña a mujer” de Eider Pacheco. Madre, partera y médica.

19:00 h.- La mujer al piano: Alicia Méndez (Gerente de La Kabaña; empresaria; siete hijos, dos nacidos vivos, tres nacidos muertos, dos adoptivos; escritora; cooperante en África; superviviente de cáncer de mama; mujer, rebelde, incansable, buscadora, soñadora, libre…)

19:30h.- Cantando y bailando con Rosa Zaragoza y Yaiza Comesaña.

21.00 h.- Cena y tertulia.

VIERNES 30

9:00h.- El embarazo como crisis vital: acompañamiento terapéuticoPatricia Fernández Lorenzo (madre y psicóloga clínica)

10.00 h.- Acompañamiento de mujer a mujer: la tribuLactamor.

11.00 h.- La muerte y el dueloRosa Zaragoza (musicóloga y voz del nacimiento y la crianza humanizados)

12:45 h.- Pausa y café.

13.00 h.- Nuestro lugar en el mundo: la pertenencia a la tierra – Laura López Santamarina (madre, socia de Lactamor y Educadora Social), Colectivo La Casa Azul (grupo de consumo y conciencia social) y Fundación Edes/Huerto El Cabillón (ecología e inserción social de personas con capacidades diversas)

14:30 h.- Comida.

17.00 h.- Preconcepción y concepción: la Vida IntrauterinaLídia Estany (comunicóloga prenatal y perinatal)

18:30 h.- Huérfanos de madre: el negocio de la gestación subrogada en el patriarcado capitalistaIbone Olza 

20.00 h.- Hacedora de alas: alas que traen magia a la vidaCarmen Malvi

20:30h.- Ritmo, ondulación, conexión con la tierra. Danza de vientre.

21.00 h.- Cena y tertulia.

SÁBADO 1

9:30h h.- Maternidad empoderanteIrene García Perulero (mujer, madre, bióloga molecular, feminista, activista del parto respetado y experta en violencia obstétrica)

11:15 h.- El poder de los fogones y los hogares en el siglo XXIMaría del Mar Jiménez (madre, ex-urbanita, socióloga, profesora de cocina, conferenciante y divulgadora de vida sana y alternativa)

12:45 h.- Café.

13.00 h.- Lo que aprendí de las mujeresRafael Maroto Páez (ginecólogo comprometido con un nacimiento más humanizado en un hospital comarcal reconocido como Amigo de los Niños, el Hospital de Jarrio)

14:30 h.- Comida.

17.00 h.- Entre mujeres: Macrina García (80 años de mujer rural), María Asunción Rodríguez Lasa (sindicalista, asociacionista nata y fundadora de un proyecto de vivienda compartida, cohousing) y Maite García (madre y socia de Lactamor)

18:15 h.- Pausa y café.

18:30 h.- La hija, la madre, la mujer – Monica Felipe, escritora, experta en género y salud, licenciada en derecho. Autora de www.elutero.es

20.00 h.- Yo confieso: reflexiones sobre maternidad/paternidad – Sandra de la Uz y Nacho Sagüillo (padres y socios de Lactamor)

20:30 h.- Las niñas malas van a todas partes: reflexiones sobre sexualidad femeninaRosa Eva Rabanillo ( escritora y educadora sexual) y Clara Margarita Pérez (madre, miembro de Lactamor)

21.00 h.- Cena y fiesta/espicha. (en Asturias, espicha: pinchos, sidra y amistad…)

DOMINGO 2

10:00 h.- Mesa redonda: el parto también es nuestroModera: Stella Villarmea (profesora de filosofía). Intervienen: Nacho Matute (matrón, Hospital Universitario Central de Asturias), Blanca Herrera (matrona, Granada), Valle Pérez (matrona de parto en casa en Asturias), Noelia Vicario (matrona de parto en casa en Asturias), Eva Arango, Leticia Rodríguez, Silvia García y sus partos en casa; Itziar Fernández y su parto sin asistencia.

13.00 h.- Reflexiones, agradecimientos, esperanzas y optimismos.

14.00 h.- Comida de despedida.

Más información

Entrevista en el blog alternativo

La herida primal: gestación subrogada y apropiación de bebés

Publico esta carta que me envía una mujer víctima de un adopción irregular y que desea permanecer en el anonimato. Explica muy bien cuánto hay de similar entre la apropiación de bebés (o el también llamado “robo de orígenes”) y la gestación subrogada. En primera persona, desde el dolor y la lucidez de quien se atreve a nombrar sus heridas, con valentía. Gracias.

La maternidad subrogada tiene tanto paralelismo con la apropiación de bebés que estuvo ocurriendo en España (y muchos otros países, como Irlanda, Argentina o la misma USA), que es imposible ignorarlo. Y es que el proceso era el mismo a partir del momento de la concepción. Antes no, evidentemente, y esto los hace fundamentalmente diferentes, pero flaco favor se hace a los bebés producto de esta tecnología si nos negamos a admitir las similitudes, propiciando que se repita la misma situación de abuso e indefensión que las víctimas de aquellas apropiaciones denunciamos casi medio siglo más tarde.

Entre los paralelismos que podemos observar entre ambas situaciones tenemos los siguientes: una mujer embarazada, generalmente en situación de vulnerabilidad, que no quiere a ese bebé, o no se lo dejan querer; una organización dispuesta a mediar entre los deseosos padres adoptivos y la mujer; los argumentos que esgrimía esta organización para lavar la conciencia de los padres, que sabían que no estaban siguiendo el camino legal: “ella no lo quiere, le hacéis un favor”, “salváis la vida del bebé” (ahora dicen que “le estáis dando la vida a este bebé”), “así es más rápido para todos y menos engorroso, no pasa nada si utilizáis el pequeño truco de inscribir al bebé como vuestro”. La mujer embarazada es una mujer sin derechos, a merced de las circunstancias, que no tiene ninguna posibilidad de echarse atrás en sus decisiones, viviendo su embarazo bajo el control de los que han decidido ya que van a hacer con su hijo, porque ella no es nadie aquí, no pinta nada en la ecuación y a la que ni dejarán ver el bebé que ha parido.

Pero el que se lleva la peor parte es, sin duda, el “producto” del embarazo: un bebé a merced de todo este sistema, que si nacía imperfecto ya nadie quería y a ver qué coño se hacía con él. Y si nacía perfecto entonces sí, entonces era un hijo muy querido y muy deseado y muy amado y muy perfecto … y que no podía decir que era adoptado, en el mejor de los casos. En el peor ni se lo dirían a él. Y que nunca podría saber quién le engendró, donde están sus orígenes, por qué lo sacaron de ellos. Y que cuando tuviera hijos no sabría si hay alguna enfermedad horrible que puedan heredar, o si esa cara tan bonita de su niño, que no se parece ni a ella ni a su padre, sería como la del abuelo biológico… quién sabe a quién está viendo en su hijo.

Me decían, y me dicen, que las cosas eran así, que se hacían así. Es lo que les decían a ellos y lo que ellos quisieron creer. Que la adopción legal suponía un periodo en el que les podían quitar al bebé, y ellos no podían afrontar eso. Vela se lo presentó todo muy bien: clínica privada de renombre, impecable, análisis médicos para confirmar infertilidad, pruebas y más pruebas para considerarlos idóneos. Todo con mucha autoridad y muy serio. Dos grandes autoridades del momento: el médico y el cura, asegurando que todo estaba muy bien hecho. Que era lo mejor para la chica y para mí. Que era lo mejor para ellos. Que ellos sólo tenían que pagar los gastos de la chica, les dijeron, en su clínica privada. No estaban comprando ese bebé, por supuesto que no.

Y durante muchos años yo fui la niña perfecta. Fui la hija perfecta hasta que a los 30 años emigré fuera de mi país. Así, sin más, de repente el personaje se desvaneció y yo me rompí. Y es que tenía un agujero muy grande dentro, donde debería haber estado ella (y su historia) y de donde yo la había sacado, porque, total, “no te quería, para que te preocupa, nosotros te queremos tanto, eres nuestra vida…”.

Adoro a mis padres, y por eso he negado la realidad durante muchos años. Me lo han dado todo y con todo el amor. Abrir los ojos ha resultado aterrador y muy doloroso… pero estaba rota y solo podía salir adelante mirando la realidad a la cara y enfrentándola. Ha sido, y es, muy duro.

Por eso cuando veo los vientres de alquiler se me revuelve el cuerpo porque solo veo la versión moderna de lo que se montó en aquellos años. Sólo cambia la tecnología. Pero las mujeres ahí están, embarazadas. Incubando al hijo que no será de ellas. Entonces vivían hasta el parto en residencias de monjas. Ahora, quien sabe…. Más o menos igual, pero sin monjas. Y ahí están los bebés: gestados en un cuerpo que no conecta con ellos, porque no los desea, o en una madre rota por el dolor y el miedo, paridos acorde al calendario más conveniente para ser recogidos por los padres, separados del cuerpo que los ha gestado y entregados a unos brazos extraños. Para la mayoría nada de teta, nada de cuerpo materno.

Dicen que la herida primal no está demostrada, y probablemente tengan razón. Debe de ser muy difícil de demostrar. De hecho, puedes vivir toda la infancia sin manifestarla. De mí destacaban siempre lo feliz que era. Era tan guapa, tan feliz, tan…. perfecta. Pero hay algo que está roto y esto acaba sangrando antes o después. Mi herida fue sanada en parte por el enorme deseo de mi madre, que me dio, además, mucho cuerpo. Mucho más del que generalmente se les daba a los bebés de aquella época. Pero la forma en la que todo se hizo, las incertidumbres, los secretos, los remordimientos y las automentiras… La necesidad de excusar lo que sabes que está mal hecho. Eso me ha hecho mucho daño.

Sólo recientemente, tras meses de presión de mi psicóloga para que escriba algo sobre o a mi madre biológica, he empezado a llenar el agujero que ella dejó. Simplemente con el reconocimiento de su existencia. Yo todavía no he sido capaz de escribir nada, pero Patricia Margaría me mandó su “Palabras para encontrarte” y por primera vez pude enfrentarme a las palabras que también estaban dentro de mí, pero no podían salir. A través de sus palabras a su madre biológica yo empecé a recuperar las mías para la mía. He llorado mucho desde entonces, pero el agujero se va llenado y ella, aunque sin cara y sin identidad, ya “es”. Y eso ya es mucho.

Yo sí sé que la herida primal existe, aunque no sé si tiene demostración científica.

Y sí, la maternidad subrogada es violencia porque a todo lo que he vivido yo (y mucho más que se les hace a esos bebés) hay que añadir, además, que ni siquiera es una situación creada para solventar un problema que ya existía (el embarazo no deseado que ya estaba en marcha). A mí me ha costado mucho, y todavía me cuesta, poner las cartas sobre la mesa y decirles a mis padres lo que hicieron mal. A ellos les está costando mucho aceptar que no estuvo bien hecho. Si, encima, ellos hubieran provocado toda la situación al provocar el embarazo en estas condiciones…Yo no sé… De verdad que no sé cómo estos padres van a mirar a los ojos a sus hijos adultos cuando estos empiecen a mostrar su herida.

Nombrar los genitales desde el nacimiento

Montse Catalán, sabia amiga ginecóloga, comparte esta profunda reflexión sobre la importancia de reconocer y nombrar los genitales de las niñas desde el nacimiento. Es fruto de su experiencia atendiento partos y acompañando los talleres con chicos y chicas que desde Migjorn han realizado con escolares en los últimos diez años. Dice Montse que si reconociéramos y nombráramos con detalle los genitales de las niñas desde el nacimiento igual que se hace con los niños sería mucho más sencillo que las niñas crecieran amando y celebrando sus cuerpos, sabiendo que es cada orificio, conociendo el himen, los labios, la vulva y honrando en definitiva la hermosa naturaleza de  todas las niñas y mujeres. Probablemente así sería más sencillo disfrutar del propio cuerpo, no vivir la menstruacion con dolor o estar mejor preparadas para gozar de las relaciones íntimas.

Montse es la autora del texto que sigue y de la ilustración que acompaña: muchísimas gracias por tu generosidad.

Ilustración: Montse Catalán

Ilustración: Montse Catalán

 

El inicio de un diálogo.

Formar parte de “Migjorn, casa de naixements, s.c.c.l.” desde si inicio ha supuesto para mí una gran oportunidad de crecimiento personal y profesional.

He tenido la oportunidad de mostrar a las mujeres, de cualquier edad, sus partes más íntimas: sus genitales externos y los más profundos, desde la vulva al cuello del útero, de la manera más sencilla: mediante un espejo que ellas mismas sostienen, mientras yo deletreo su anatomía. De esta manera cambia su percepción.

Durante una exploración les pregunto: ¿quieres ver tus genitales?, mientras les doy el espejo –que cuando trabajaba en atención primaria de la Seguridad Social siempre era del mayor tamaño que cabía en mi bolsillo- y tantas veces me han dicho: “No, no ¡qué asco!”

Con un guiño de complicidad, les comento: “Son tuyos…”. Empieza a surgir una sonrisa.

Tras la observación, su expresión se ha convertido en: “Qué maravilla, nunca me lo habían mostrado”, “Nunca se me ocurrió que pudiera verlo”… “¿Por este agujerito sale la regla y salen los bebés?” “Es un misterio, un milagro”

A esto yo le llamo generar autoestima, empoderamiento, salud, prevención…

En los últimos años hemos entrado en escuelas e institutos facilitando talleres para CELEBRAR LA LLEGADA DE LA FERTILIDAD A LAS AULAS y ACERCAR EL NACIMIENTO A ESCUELAS E INSTITUTOS, que hemos llamado en general

ESTA ASIGNATURA PENDIENTE QUE ES LA VIDA

 (podéis ver detalle en la www.migjorn.net)

 

Nos ha sucedido lo mismo: ante la visión de imágenes relacionadas con los genitales masculinos ha habido risas, ante las de genitales femeninos: ¡qué asco!

Y, las preguntas: mil… las que nunca han faltado han sido las referidas al dolor en relación con la sexualidad femenina: la regla, el parto, las primeras relaciones sexuales…

De las reflexiones sobre esta experiencia ha surgido este texto que os ofrezco a continuación que forma parte de otro más amplio en torno a aspectos relacionados con

EL CUIDADO DE LA VIDA DESDE SU INICIO.

NACER, la criatura asoma su cabecita al exterior tras el intenso viaje desde el vientre de la madre al mundo. Manos cariñosas le reciben, son las de la madre, el padre, su familia, las de la comadrona atenta y respetuosa profesional. Lentamente, despacio acaba de surgir su cuerpo, sus brazos y sus piernas. Con cuidado, piel con piel, sobre el vientre de la madre, empieza el tiempo de reconocimiento mutuo. La mirada, el olor, la humedad, el calor, el contacto… la mano materna acariciando el cuerpo… se desliza, lo delimita, se detiene en cada pliegue, el tiempo no existe… descubre sus genitales, los reconoce: ¿son femeninos? ¿son masculinos?

Más tarde su mirada atenta se deposita sobre ellos: la vulva, los labios mayores, los labios menores, el himen y en él el orificio de entrada a la vagina, el clítoris y su capucha, el orificio para hacer pipí… un pene, unos testículos en su bolsa, la piel recubriendo el glande… La madre, la familia, la comadrona los miran, los admiran –como sus ojos, su boca o los deditos de manos y pies- los nombran, los reconocen…

A partir de este reconocimiento y diálogo inicial podrán renombrarlos, reconocerlos todos los días cuando la criatura disfruta desnuda de su libertad de movimiento, al cuidarle, al asearle, al poner un aceite o una crema, al dedicarle un masaje infantil…

En muchas ocasiones este reconocimiento lo reciben más fácilmente los niños porqué sus genitales están más expuestos y porqué nuestra cultura es más favorable a nombrarlos, a expresiones de celebración y referencias a su masculinidad.

Con las niñas en general iniciamos un trato de no verbalización, un no reconocimiento explícito, una no celebración… alguna familia nombrará la vulva pero muy pocas se detendrán en descifrar cada uno de sus detalles: los labios mayores, los labios menores, el himen y en él el orificio de entrada a la vagina, el clítoris y su capucha, el orificio para hacer pipí…

Nuestra cultura sigue todavía sosteniendo el tabú de la virginidad, tenemos interiorizado en lo más profundo de nuestro inconsciente que la visión, la exposición de los genitales femeninos por más infantiles que sean son más susceptibles de inducir la mirada erótica, excitante de la sexualidad masculina imperante, de la tentación al abuso sexual, a la pederastia… y este fantasma nos sobrevuela y nos hace daño.

De forma consciente también podemos dar a la mirada de los genitales masculinos una dosis de ternura donde habitualmente ha primado la picardía y la ironía, con una sutil y profunda sensación de “podrás disfrutar libre de los sufrimientos de la sexualidad femenina”.  Posiblemente la ternura necesaria para unas relaciones integrales más humanas.

Este es un momento clave para iniciar un trato de igualdad en el reconocimiento y de superar tabús que nos llevan al silencio, a la falta de acompañamiento en el descubrimiento de la sexualidad desde niñas. Ausencia de compañía que también pueden notar los niños, pero en menor y diferente medida.

Este reconocimiento desde el inicio de su genitalidad, esta mirada a sus genitales, esta descripción detallada al nombrarlos poniendo palabras, podrán encontrar continuidad a lo largo de la primera infancia y su crecimiento posterior hasta la adolescencia sin interrupciones. Quizás aquí esté una de las muchas claves aún por descubrir de este acompañamiento hasta la adolescencia, la etapa en que las criaturas maduran hacia su propia fertilidad en lo físico, en lo emocional y en lo social descubriendo el mundo más allá de la familia y de la escuela. Probablemente este reconocimiento y estas palabras desde el inicio de la vida posibiliten el diálogo roto o nunca iniciado entre madres y criaturas, entre una generación y la siguiente. En realidad a todas nos ha faltado y por el contrario hubiésemos deseado. Todas hemos experimentado este vacío, esta carencia, esta complicidad, esta confidencialidad entre madres y criaturas. Y la valiosa excepción confirma la regla y la posibilidad de una realidad distinta.

Será importante observar este acompañamiento en el transcurso de la vida con atención y detalle semejante, igual o parecida a la que proporcionamos cuando se trata de cuidar el aprendizaje de caminar, comer, hablar, lavarse los dientes o las manos, leer o salir de excursión las primeras veces.

No ha sido una tarea fácil para muchas mujeres que no han observado con gusto y autoestima sus propios genitales, menos aún si no los han nombrado con detalle con muestras de confianza y de respeto, diría con “orgullo” como han podido hacer adolescentes y adultos del sexo masculino.

La falta de relación con esta zona genital de nuestro cuerpo crea un abismo, nos deja sin palabras, para poderla nombrar con tranquilidad y con aprecio desde el momento de nacer sin interrupciones hasta las conversaciones habituales de la infancia y la adolescencia con nuestras hijas. Ellas aprenden a través de nuestra actitud la existencia de un vacío innombrable en su cuerpo. Crece día a día el silencio.

Cuando llega la pubertad y los cambios se anuncian inevitables para la madre se hace más notoria la necesidad de comunicar con la niña especialmente para que ésta sienta que ante problemas puede sentirse acompañada. Llegada esta edad un diálogo muchas veces nunca iniciado será difícil de comenzar.

Los niños, en su mayoría sienten también este silencio en la comunicación con el padre y con la madre, o con la familia en sus diferentes composiciones, pero no sienten tan profundo el vacío de la falta de mirada y palabras que dan valor a sus genitales.

Si nos decidimos a acompañar las nuevas generaciones en el reconocimiento y aprecio de su genitalidad seguramente surgirán cambios en sus vivencias más íntimas y en la cultura ambiental que nos envuelve generando nuevas relaciones entre todas las personas. Hoy conociendo solamente nuestro contexto no podemos ni siquiera imaginar. Cada cambio por pequeño que sea crea condiciones para el siguiente y así nacen nuevas realidades.

Montserrat Catalán Morera                                                                                Dicembre 2016

La infancia refugiada

IMG_20160430_192808Siento vergüenza cuando pienso en ese cartel colgado en el palacio de Cibeles (sede del Ayuntamiento de Madrid) que dice “Refugees Welcome”. Si fuera verdad creo que como mínimo ya tendríamos que haber enviado unos cuantos aviones a la frontera greco-macedonia y haber vaciado al menos uno de los números campamentos de refugiados trayéndolos a Madrid.

No saqué fotos a los niños aunque muchos lo pedían, deben de haberse acostumbrado rápido. Son los mismos que hace pocas semanas cruzaban desde Turquía en bote, con frío y peligro de muerte. Algunos bebés de semanas o días en el trayecto. Tuvieron la mala suerte de llegar justo después del cierre fronterizo y ahí se han quedado, en los campamentos cerca de Macedonia. Idomeni es el más numeroso, pero hay muchos otros.

IMG_20160430_191615Las pandillas de niños y niñas juegan mucho y con total libertad, claro. No tienen nada más que hacer. La mayoría están ya muy sucios. Algunas ONGs les ofrecen algún rato de actividad dirigida, alguna clase. Vi a unos voluntarios de una ONG llegar con unas bolsas de juguetes, las sostenía un hombre enorme en lo alto, cincuenta o sesenta niños se amontonaban para intentar coger algo en aquella absurda piñata, golpes y empujones, muchos terminaron llorando.

Por las noches algunos refugiados siguen intentando cruzar campo a través la frontera, con la única ayuda de los traficantes de personas. Una embarazada nos contó que dos noches antes al intentar cruzar la frontera se cayó sobre el vientre y no sabía si su bebé seguía con vida, a la exploración se vio que sí. Parece que la situación de los refugiados al otro lado de la frontera es aún peor, nadie sabe bien que está pasando con ellos en Macedonia.

IMG_20160429_103724Es difícil imaginar la situación y la magnitud del drama, no me sé las cifras. 120.000 cruzaron en bote, me dijeron. Once millones de persona han huido de Siria. La mitad de su población. Las familias nos enseñaban fotos de sus casas en el móvil: ahora ruinas de Aleppo, Homs, etc. Nos contaban del hambre terrorífico entre los que se han quedado, algunos han tenido que llegar al canibalismo antes que morir de hambre. Ahora están en medio de la nada, no entienden bien que pasa, confiaban en Europa, en todos nosotros, en nuestra humanidad. Los jóvenes te cuentan lo que quieren estudiar, las madres te piden ayuda para sus bebés, algunos pendientes de cirugía o tratamientos. Muchos bebés y niños pequeños mostraban signos de alto sufrimiento psíquico. De las dificultades con la lactancia hablaré en otro post.

IMG_20160430_174304_1Idomeni me sobrecogió. Es un inmenso y caótico campamento de refugiados, junto a la valla, los policías macedonios al otro lado han plantado un tanque para dejar bien claro que no piensan dejar pasar a nadie. Pero el campamento militar que visité al día siguiente creo me dejó aún más desolada: aunque todavía pueden entrar y salir del mismo con relativa libertad las condiciones son durísimas y hay montañas de niños y niñas ahí también. Van talando los árboles de los alrededores para hacer sus pequeñas fogatas.

El tema es ¿cómo es posible que esto pase en Europa? Estamos dando un trato inhumano a todas esas personas que huyen de una guerra.  ¿Cómo ayudar a que cese este drama? Creo que la solución tiene que ser necesariamente política. Me parece patético ahora recordar el debate al que hemos asistido en los últimos meses en la prensa española sobre el posible o futuro gobierno. Miles de horas en los medios de comunicación dedicadas a comentar detalles nimios o intrascendentes mientras este drama acontecía tan cerca. Aunque queramos mirar para otro lado y seguir como si nada, no vamos a poder. Esta gente está intentando cruzar Europa como otros muchos antes intentaron cruzar África. No tienen nada que perder porque ya lo perdieron todo. Incluso desde un punto de vista egoísta nos interesa abrirles las puertas, creo yo. Me gustaría que esos que quieren gobernarnos pasaran unos cuantos días en Idomeni. Tendría que ser el requisito mínimo antes de poder trabajar en política exterior ahora mismo.

A todas las personas que se preguntan cómo ayudar o qué hacer, dos cosas:

  1. Conocer la realidad, abrir los ojos y el corazón, estar informados, ir a los campamentos…
  2. Exigir a nuestros gobernantes y políticos acciones urgentes que resuelvan esta tragedia: abrir las fronteras, recibir a los refugiados, acabar con la guerra, hacer justicia.

III FORO LIBRE DE MATERNIDAD DE VIA LACTEA EN ASTURIAS

JACA ASTURIASYa está el programa del “Jaca en Asturias”: los encuentros, cursos y foros en torno a la maternidad que Via Láctea lleva organizando desde 2004, inicialmente en Jaca y posteriormente en distintos lugares de España ( Dilar, IfreLozoya, Jaca). Este año será en a principios de julio en Villanueva de Santo Adriano, Asturias: allí nos veremos.

“INTIMAR CON LA NATURALEZA, FLUIR EN LA MATERNIDAD”

III FORO LIBRE DE MATERNIDAD DE VIA LACTEA EN ASTURIAS
VILLANUEVA DE SANTO ADRIANO 30 de Junio, 1, 2, 3 de julio 2016

JUEVES 30 DE JUNIO

-15 horas: Comienzo de entrega de documentación a los asistentes en “El Sabil”

-18 horas: Apertura del foro a cargo de un  representante de la Consejería de Sanidad.

-18:30 horas: Retrospectiva de Vía Láctea y estrategia formando parte de un recorrido.

Carmen Tejero y Teresa Batlle. Co-fundadoras de Vía Láctea.

-19 horas: Presentación del cartel del foro por su autora. Introduciéndonos  desde el arte y la creatividad al foro. Eva Mena.

-19.15 horas: Ronda de presentaciones e intereses de los asistentes.

CENA

-22horas: Presentándonos- Tertulia

 

VIERNES 1 de JULIO

-09:45 horas: Sumando. Yurema de la Fuente, Psicóloga.

-10:30 horas: Conexión con la naturaleza a través del parto. María Riega. El Parto es Nuestro. Asturias.

-11:45 horas: Panel de Experiencias:

Parto hospitalario en Asturias. Belén Blanco .Ingeniera Química.

La soledad en el puerperio. Ana Sánchez, Educadora social.

Maternidad por reproducción asistida.  Desde la toma de decisión hasta la         lactancia. Eva Bernal. Fundadora de Creando una Familia.

-13:30 horas: COMIDA

-17 horas:Formando profesionales en la no violencia obstétrica. Nacho Matute. Matrona de Atención Primaria. Tutor de Residentes en Unidad Docente de Asturias.

-17:45 horas:

Aprendiendo a acompañar. Ultima Promoción de Matronas formadas en el HUCA.

Rocío Álvarez Albuerne. Sonia Álvarez García. Carlos Fernández Álvarez.

-19:15:  Taller Titulo por confirmar.Rosa Zaragoza. Cantante y Musicóloga.

CENA

-22 horas: Conociéndonos- Tertulia.

SABADO 2 de JULIO

-9:45 horas.  ¿Qué será del amor en el siglo XXI? De los Vínculos Humanos a la Artificializacion. Prado Esteban. Educadora, filosofa. Investigadora.

-11:30: Historia de un pequeño Grupo de Apoyo a la Lactancia. Clara Margarita Pérez. Madre y miembro de la Asociación Lactamor.

De madre primeriza a amamantar en tándem. Sandra María de la Uz Blanco.

Intimar desde lo rural. Azucena Díaz Martínez.

-13: 30 horas: COMIDA.

-16 horas: Conciencia de mi cuerpo de mujer. Conecta con tu útero .De pareja a trío.

Mónica Felipe. Experta en Genero y Salud. Experta en comunicación. Terapeuta transpersonal.

-17:15 horas:  Proyección de película-documental (  9 lunas – Loba…) por determinar.

-19:00 horas: Taller de Biodanza. Pilar de la Cueva. Facilitadora de Biodanza

CENA

22 horas: Tertulia-Compartiendo.

DOMINGO 3 de JULIO.

-9:30 horas:  Vía  Láctea.  Recriándonos en experiencias desarrollo emocional. Las obras maestras de las redes y el despertar social. Carmen Tejero, Teresa Batlle.

-10:00 horas: La infancia apresurada. El alto coste de adelantar etapas. Isabel Fernández  del Castillo.

-11:00 horas: Como las creencias de nuestras familias afectan a nuestro desarrollo. IMPRONTAS comunes a cientos de kilómetros.Mesa redonda de hijos de Vía Láctea

Laura Aznar de la Cueva.

Diego Aznar de la Cueva.

Alfonsa Esteban.

Cecilia Muñoz Regueiro.

Blanca Cruz Herrera.

Carmen Cruz Herrera.

June Villaroel Olza.

Carlos Matute Pellicer.

Proyección.

-13 horas: Rosa Zaragoza. Canto y Danza

-14:00 horas: COMIDA.

ALOJAMIENTO:sabil
Hemos concertado el cierre del alojamiento (http://www.elsabil.net/) que cuenta con 55 camas en régimen de alojamiento y pensión completa. Las condiciones de confortabilidad son estupendas. En el mismo establecimiento tendrá lugar el desarrollo del trabajo del encuentro.
Dado que el número de plazas es limitado, la reserva la realizaremos junto con la inscripción para quienes estéis interesados. En el caso de completarse, tenemos previsto un concierto con otros establecimientos turísticos que tratarían de ajustar el precio de alojamiento y desayuno.

“El Sabil” nos ofrece la posibilidad de reservar comidas y cenas para los asistentes al encuentro y sus acompañantes al precio de 10 euros comida o cena. Las comidas se elaboran en el establecimiento con productos de ámbito local, y por tanto, se servirá cocina con base típica asturiana.
Los niños que no ocupen cama ni comida no pagan. Se pueden reservar comidas sueltas.

Las dietas especiales (celiacos, vegetarianos…) deben avisarse en el momento de la reserva.
Las sabanas y toallas están incluidas en el precio.

Una empresa de deporte de aventura de la zona gestiona piscinas a 500 m. del albergue, así como un importante número de actividades de ocio y deporte de aventura para la chavalería o los ratos de descanso. (Bicicletas, canoas, escalada etc).
El enclave está rodeado de sendas peatonales y para bicicletas que une los pueblos cercanos.
Estamos junto a un cercado de osos donde se pueden ver a los animales en semi-libertad deambular y comer.

PRECIOS:
Antes del día 30 de abril: 50 euros de cuota de inscripción.
Del 1 de mayo al 26 de junio: 60 euros de cuota de inscripción.
Comidas y cenas sueltas: 10 euros.
Alojamiento en régimen de pensión completa: 120 euros.
INSCRIPCION:
La inscripción se realizara detallando los siguientes datos:
1. Nombre y apellidos de la persona que se inscribe.
2. Teléfono de contacto y e-mail.
3. Lugar de procedencia.
PARA LA RESERVA DE ALOJAMIENTO:
1. Datos de la persona que reserva, que deberá ser asistente al foro.
2. Número de personas acompañantes que reservan cama en régimen de pensión completa.
3. Numero de comidas y cenas sueltas.
4. Número de niños que no usan cama ni comedor.
El abono se realizara en un pago por todos los conceptos en el número de cuenta:
Ibercaja 20855253890330266916.
En el concepto debe figurar: “Foro Asturias 2016 y el nombre de la persona que se inscribe”.

El resguardo con los detalles de reserva se debe enviar por email a la dirección de correo:

forodejacaasturias2016@gmail.com
O a Ana Cristina Pellicer Corellano, a la dirección de correo postal:
C/ José Miguel Caso González Nº 9
33006 Oviedo – Asturias.

Vía Láctea emitirá un correo o un mensaje de confirmación de inscripción y reserva al email o el teléfono que se nos facilite de contacto.

SERVICIO DE GUARDERIA
Habrá un servicio de apoyo con los niños pequeños para los que lo solicitéis. Aun no podemos daros precios, pero será económico.
Laura Aznar realizará talleres, juegos y actividades con los niños. Queremos que sea dinámico y creativo.
Este servicio se deberá confirmar cuando se recoja la documentación

 

Veinte años siendo tu madre

IMG_6373Veinte años siendo tu madre. Al amanecer enciendo la vela y respiro hondo. Cierro los ojos y vienen las imágenes que no están en ningún album ni película de vídeo, afortunadamente.  Los juegos, las cabañas, los inventos, las bicis, los amigos, los árboles a los que tantas veces te vi subirte. Que suerte ser tu madre, vuestra madre. Cuánta alegría, cuánta risa, qué frescura. Qué guapo.

A la vez en esas imágenes sin album me miro a mi misma y me veo pequeña. No sé si he sido la madre que me hubiera gustado ser. O tal vez sea el mundo y el momento en que nos ha tocado vivir. Todos los “debería”, los juicios, la presión. La culpa legendaria. El conflicto casi permanente entre lo que me pedía el cuerpo hacer y lo que se esperaba que yo como madre hiciera. Lo que podríamos llamar mi crónica dificultad para ¿poner límites?¿Exigir?¿Castigar?

Castigar, que palabra. Castigar a los hijos, ¿a quien se le pudo ocurrir?

Miro la llama y quiero perdonarme todo el daño que te habré hecho. Borrar esa tristeza que a veces me impide ver la otra cara de la realidad.

No sé si me lo has puesto fácil o difícil, sé que ser madre me parece difícil. No ser tu madre, sino ser madre, en general. Aquí y ahora. Hay tanto postureo, como tu bien dices. Tanta fachada, tanto concurso y competición entre madres. Y tantísima soledad.

Sigo sin saber que hacer con mis miedos de madre pero ahí los llevo, intentando que sean sólo mieditos para que me quepan en los bolsillos y no me impidan caminar, reír o abrazaros. Me gustan las cosas que me dices a veces, como ese rap que me ibas a escribir titulado “no te rayes mamá”. Gracias.

Mi amiga Carmen me regaló ayer estas palabras de Jose Luis Sampedro y yo hoy también te las regalo:

Hazte quien eres: hay que hacerse quien se es, y todos somos distintos. Pero lo que quiera que seas desarróllalo al máximo. Cada cual debe aspirar a ser lo máximo que pueda ser con sus condiciones. Y de esa manera devolverá a la vida de todos, la vida que ha recibido él.
Tengo 94 años y me considero un aprendiz de mí mismo. Todavía aprendo a ser quien soy. Y me moriré sin haber acabado, pero he hecho todo lo posible: hazte quien eres y hazlo fervorosamente. Y hazlo entregado a eso y en solidaridad con los demás, porque sin ellos no somos nadie. Sin doblegarte, sin hundirte, sin ceder, sin creer los inventos de los que quieren explotarte. No te rindas!
José Luis Sampedro 2011

Feliz cumpleaños Nicolás.

 

La prevención de la tortura y los centros para menores infractores

Desde el año 2012 colaboro como Técnica Externa con el Defensor del Pueblo, en concreto con el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura. Este es un órgano independiente que lleva a cabo un sistema de visitas periódicas a los lugares en que se encuentran personas privadas de libertad con el fin de prevenir la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. Dentro de estos centros se incluyen los centros para menores infractores o centros de reforma, antiguamente conocidos como reformatorios. Son las visitas que suelo acompañar como técnica externa, se realizan siempre sin aviso previo.

42109391Como psiquiatra infanto-juvenil me entrevisto con los menores y jóvenes internos, así como con los profesionales de los equipos técnicos, educadores, etc. Escuchamos, preguntamos, observamos, valoramos el trato que reciben los chavales así como los tratamientos y terapias, algo que en algunos casos se incluye bajo el confuso concepto de “internamiento terapéutico” por orden judicial. Digo confuso porque existe bastante discrepancia en los criterios que motivan que algunos internos tengan esta recomendación en su orden de internamiento.

Desde que el Defensor publicó en 2009 el Informe sobre los centros de protección de menores con trastornos de conducta y en situación de dificultad social creo que la atención en los centros de reforma al menos ha mejorado considerablemente. Todo un logro, en parte creo que gracias a esta labor de seguimiento y en cierto modo auditoría que realiza el MNP. Sin embargo no sé cómo están los centros de protección, ya que esos no se visitan al no haber privación de libertad.

Lo llamativo para mí son las enormes diferencias que existen en los centros de una comunidad autónoma a otra, más allá de que la gestión sea pública o concertada con entidades privadas. Hay cada vez más centros donde el trato es muy bueno, donde hay educadores y psicólogos y demás profesionales francamente muy implicados en la ayuda a los jóvenes internos. En muchos centros lo tienen claro y trabajan desde la relación terapéutica, creando vínculos que para los menores suelen ser sanadores. En otros, los menos, no tanto.

Creo que es muy importante que se fomente el reconocimiento de las buenas prácticas en estos centros, que se compartan las experiencias, que se difunda y se creen foros de intercambio para profesionales. En algunos centros fomentan el deporte como herramienta clave para aliviar el estrés y prevenir la agresividad, en otros tienen huertos y animales que cuidar, o colaboran con asociaciones de discapacitados, otros enseñan a los chavales a cocinar maravillosamente, algo que les servirá de por vida…Además hay lugares donde se realiza una intervención específica en los casos de internamiento terapéutico que realmente es integral, no psiquiatrizante, de mucha calidad. A veces me da por soñar e imaginar cómo sería si además se potenciara la escucha empática, la comunicación no violenta, la biodanza y otras herramientas para el bienestar, no sólo de los internos sino de los trabajadores de los centros.

Los dos delitos que más están aumentando entre los jóvenes son la violencia intrafamiliar y los delitos sexuales. Ambos tienen mucho o todo que ver con los vínculos tempranos, con la crianza y los cuidados en los primeros años de vida. Y claro, algunos se sorprenden de que curiosamente los jovenes que cometen estos delitos a menudo provienen de familias de clase media o alta. A mí no me sorprende, he visto de cerca la soledad y tristeza de muchos niños pequeños de familias ricas, cuidados a menudo por mujeres “internas” que a veces eran despedidas o sustituidas sin que se tuviera en cuenta la importancia de esa persona a la que el pequeño se había vinculado con enorme fuerza. ¡Pobres niños ricos! Cuando escucho a estos internos y sus historias familiares siempre me pregunto por su nacimiento y pienso en sus madres y padres, y si habrían aplicado el peligroso método Estivill animados por sus pediatras…No puedo evitarlo. O si habrán sido víctimas de acoso y bullying en la escuela. Sufro especialmente cuando encuentro embarazadas internadas, o jóvenes que acaban de ser padres, ¡cuánto trabajo por hacer!

Quería compartirlo, también porque creo que la labor que se realiza desde el Defensor del Pueblo es muy importante y poco conocida. Sus trabajadores son para mí un referente, gente de la que aprendo en cada visita a ampliar la mirada, a detectar injusticias, a mediar en conflictos de forma casi imperceptible, a reconocer lo bueno por difícil que parezca en entornos muy hostiles, a cuidar y reconocer el mérito de profesionales que a veces trabajan donde nadie más quiere hacerlo. Están acostumbrados a visitar comisarías, cárceles, centros de internamiento de extranjeros, etc. y con su escucha en muchos casos aportan confianza y cierta esperanza en la justicia a los internos, a los más desesperados, reconociendo por encima de todo su dignidad y derecho al buen trato siempre. Les admiro. Os animo a visitar su web, donde también se pueden descargar los informes anuales.

 

Maternidad, Paternidad y Vida

CARTEL FORO JPGEste año “Jaca vuelve a Jaca”. Es decir, los encuentros y cursos de Maternidad organizados por Via Láctea desde el año 2004 vuelven a celebrarse en Jaca, tras tres años en los que el encuentro se celebró en Dilar (Granada), Ifre (Murcia) y Lozoya (Madrid), (con la colaboración de El Parto es Nuestro).

Esta vez no será un curso sino un foro libre de intercambio de experiencias. Toda una oportunidad de encuentro para las y los que pensamos que para cambiar el mundo es preciso cambiar la forma de nacer y criar. Abierto a todas las personas que quieran compartir e intercambiar reflexiones y experiencias en relación a cualquier aspecto de la vida, que tenga como eje central la vivencia de la maternidad-paternidad en cualquiera de sus ciclos vitales, desde la pre-concepción hasta la muerte, vivida como madre, padre, hija-hijo, abuela-o, o como acompañante de estos procesos desde la sanidad, la educación, los grupos de apoyo, etc…

(El encuentro del año pasado lo recogí en esta entrada: el brillo de la vida, y el anterior en esta otra: la vida mientras tanto).

Toda la información sobre el encuentro la podeis encontrar aquí: Folleto II Foro Jaca

No al catering frío

IMG-20141221-WA0001Hoy os hago dos preguntas.

Primera pregunta: 1) ¿Qué prefieres comer:

a) comida cocinada una o dos horas antes en el mismo edificio donde tu comes?

b) comida cocinada hace unos días (hasta 21!) a cien kilómetros de donde tu comes, traida en camión, calentada en un microndas industrial en el mismo edificio donde tu comes?

Segunda pregunta: 2) ¿Qué prefieres que coman tus hijos o hijas en su colegio:

a) comida cocinada una o dos horas antes en la misma escuela?

b) comida cocinada hace unos días (hasta 21!) a cien kilómetros de la escuela, traida en camión empaquetada en bandejas, conservada en una nevera enorme, calentada en un enorme microndas industrial  en la escuela?  (Para instalar el microondas ha sido preciso desmontar la cocina de la escuela, como la comida viene servida en bandejas no es posible repetir o pedir más cantidad).

Todas las personas a las que he hecho la pregunta prefieren en ambos casos la opción a). Sin embargo la Consejería de Educación de Castilla León apostó hace algun tiempo por la opción B. No sabemos porqué razones (aunque es fácil imaginar que alguien se vaya a lucrar con el cambio), pero pretenden eliminar las cocinas de las escuelas rurales y sustituirlas por neveras, microndas y camiones.

Ahora las AMPAS de las escuelas públicas  se han organizado y piden firmas para apoyar la protesta y conseguir que se paralice la medida. Como bien señalan:

“Los comedores escolares son algo más que un comedor, son lugares de encuentro, educativos,  y de transmisión de valores nutricionales, sociales y ambientales.

En el ámbito laboral y de desarrollo local, el traslado del lugar de elaboración de la comida fuera del centro conlleva  la desaparición de las cocinas en los colegios, lo cual supone la desaparición también de al menos un puesto de trabajo en cada centro educativo (generalmente personal laboral de la Junta). Pero esto no se queda aquí, ya que estas grandes empresas, por motivos de disminución de costes, compran la materia prima para elaborar los menús a miles de kilómetros de los comedores escolares a grandes proveedores, dejando de comprar la carne, la fruta, el pan… a los proveedores locales, lo que repercute de manera directa en el tejido rural, con el perjuicio que esto supone para el ámbito rural, cada vez más depauperado, ignorado y expoliado.”

Creo que tienen toda la razón del mundo, y que lo qué comen los niños en la escuela va más allá de donde está cocinada la comida. Las escuelas necesitan tener cocinas, y los niños poder participar mucho más del proceso educativo que conlleva la alimentación. Si quieres apoyar la protesta firma por favor en este enlace:

Suspender la implantación del cátering frío en los colegios de las Merindades

Para saber más: NO al cátering frío