pediatria

El Parto Es Nuestro: impacto y contribución de nuestro activismo

epenluz“…esta asociación civil ha tenido un impacto absolutamente crucial en la reforma del sistema de salud obstétrica durante los últimos diez años en España.”

¿Está mal que lo digamos nosotras? La verdad es que es difícil resumir o plasmar todo lo que los doce años de activismo “epenero” (de EPEN; acrónimo de El Parto Es Nuestro) ha logrado en este país. Imposible, igual que es inabarcable la lista de personas de todo tipo que han contribuido, la infinidad de madres, padres, matronas, pediatras, enfermeras, obstetras, doulas, consultoras de lactancia…Y tambien profesionales de otros ámbitos aparentemente poco o nada relacionados con el parto: cineastas, arquitectas, electricistas, filósofas…

El caso es que lo hemos intentado, y hemos publicado un artículo que resume el impacto de nuestro activismo, no sólo en la atención al parto sino en la democracia deliberativa. Para ello Stella Villarmea, Profesora de Filosofía de la Universidad de Alcalá, analiza el impacto de EPEN en el debate, utilizando la teoría de las controversias de Dascal para profundizar en como ha evolucionado el mismo.

La principal contribución de la asociación El Parto es Nuestro consiste en haber conseguido que un tema, el de la atención al parto, que inicialmente se abordaba como una mera discusión, pase a ser tratado posteriormente como una disputa y, finalmente, ser considerado como una controversia.

El artículo lo hemos publicado en un monográfico de la revista Dilemata dedicado a la maternidad,  se puede leer completo y descargar gratuitamente en el siguiente enlace:

El parto es nuestro: el impacto de una asociación de usuarias en la reforma del sistema obstétrico de España.

Cuando los sujetos se embarazan: filosofía y maternidad. Revista Dilemata 18, 2015.

Ecopsicología perinatal

1000005-1Cuando el pasado diciembre lanzamos la formación en Salud Mental Perinatal Terra Mater no imaginamos la acogida tan estupenda que tendría la iniciativa. Desde enero venimos proponiendo un seminario mensual, revisando la psicología perinatal desde una perspectiva ecopsicológica.

¿Qué significa, lo de ecopsicológica? La ecopsicología trata de comprender la relación de los seres humanos con la naturaleza, partiendo de que todas las personas necesitamos tener una relación sana con un entorno natural saludable.  La salud humana, tanto la física como la emocional y la espiritual, es dependiente de la salud del planeta y de todos los ecosistemas que lo habitan.

TERRAMATEREl dolor y la pena que sienten muchas personas cuando se destruyen por ejemplo los espacios naturales donde jugaron en su infancia, o se tira el arbol que siempre estuvo delante de su casa, son sentimientos profundos que han sido poco escuchados en la psicología tradicional y que tienen que ver con es “inconsciente ecológico” que definió Roszak como  “la necesidad de establecer un vínculo empático con la naturaleza, es un aspecto central de la consciencia humana (Roszak 1992)”.

Llevándolo al terreno perinatal empezamos siempre por la fisiología y la neurobiología, intentando comprender que ha previso la naturaleza con sus millones de años de evolución y perfeccionamiento constante, para la crianza de la especie humana. Desde ahí es más facil comprender hasta que punto la cultura actual occidental o incluso la medicina pueden interferir o hasta perjudicar en la creación de los vínculos tempranos y las severas consecuencias que todo ello tiene. Revisar la neurociencia perinatal también nos lleva a potenciar la fisiología como herramienta terapéutica, de forma similar al modelo que plantea la ecoterapia. La ecopsicología del recién nacido supone comprender que, como dice Nils Bergman, el cuerpo de la madre es el nicho del recién nacido, el lugar donde desarrolla todas sus conductas a la perfección.

Estudiar estos temas a fondo me está permitiendo poner un poco de orden en mi conocimiento y, como siempre, darme cuenta de ¡lo poco que sabemos! Estoy estudiando mucho, disfrutando de poder compartir y aprender con las alumnas (más de cien y de toda latinoamérica) y agradeciendo la oportunidad de trabajar desde este perspectiva con Isabel Fernández del Castillo y Nils Bergman.

Os dejo el video de la clase introductoria al seminario que dimos con Nils Bergman, por si os interesa profundizar en este tema.

 

El derecho a parir bien acompañada

¿Con quien te gustaría parir? ¿Quién quieres que te acompañe en el nacimiento de tu bebé?

Muchísimas, probablemente la mayoría de las mujeres, dirán que con el padre del bebé. Muy bien. Pero si además del padre, te haces la pregunta de quién quieres que te anime, te acompañe, te acaricie, te recuerde algunas frases importantes en momentos de decaimiento o cansancio…Si quieres que alguien te ayude con el dolor o la fatiga, alguien que te pueda dar un masaje o recordar tus deseos a los profesionales que te atienden si tú no estás para hablar…Igual quieres que te acompañe tu hermana, o tu madre, o tu mejor amiga. O igual quieres que te acompañe una doula.

Parir bien acompañada es importante. El miedo bloquea, detiene, y complica el parto. En el parto intervienen las mismas hormonas que en el coito, que se alteran de igual manera. Es decir, para parir idealmente necesitamos sentirnos igual de confiadas, relajadas y tranquilas que cuando hacemos el amor con la persona amada. Si sentimos miedo, si nos interrumpen con preguntas o explicaciones, si nos ponen mala cara, si nos hacen cambiarnos de un lugar a otro, si nos dejan solas sin saber que sucede…el parto se detiene, se alarga, y las hormonas del estrés pueden incluso hacer que al bebé le llegue menos oxígeno y comience a sufrir.

El derecho a estar bien acompañada en el parto es algo básico. Y sin embargo todavía son demasiados los profesionales que atienden partos que no lo comprenden ni respetan. Así se dan situaciones a diario tremendas. Por ejemplo, en algunos hospitales te puede acompañar el padre en la cesárea si eres una “recomendada”, es decir, si tu pareja o tu trabajáis en ese hospital o tenéis a alguien muy cercano que trabaje allí, probablemente dejen a tu pareja entrar al quirófano en la cesárea, pero si no ni de broma. O si no tienes pareja, igual tu amiga puede acompañarte en el parto pero no tu doula. O si pasaste por un parto terrible la vez anterior que te dejo traumatizada, y quieres que una doula que te conoce desde entonces te acompañe en este parto porque eso te va a tranquilizar, tampoco te dejan. Son los profesionales del parto los que deciden, reglamentan, abren o cierran la puerta al paritorio con criterios bastante dispares, que no suelen estar escritos, o que si lo están admiten numerosas excepciones en función de quien esté de guardia. En cualquier caso lo que prima no es el respeto a la decisión de la mujer ni a sus necesidades, sino las opiniones, la comodidad, o las preferencias de los profesionales.

Y esto se da por igual en el nacer y en el morir. Hace unos días un padre escribió esta carta: La soledad de una UCI pediátrica. El derecho a estar bien acompañados se vulnera en las UCIs, pediátricas o de adultos. Muchas personas han fallecido solas en una UCI cuando sus seres queridos habrían dado lo que fuera por poder acompañarles en el tránsito, pero “las normas” lo impedían.

Para mí lo más grave del “informe doulas” es esto: lo que conlleva de no comprensión del derecho básico a estar bien acompañadas/os en los hospitales. En el parto, en el nacimiento, en la enfermedad, en la muerte.

 

No al catering frío

IMG-20141221-WA0001Hoy os hago dos preguntas.

Primera pregunta: 1) ¿Qué prefieres comer:

a) comida cocinada una o dos horas antes en el mismo edificio donde tu comes?

b) comida cocinada hace unos días (hasta 21!) a cien kilómetros de donde tu comes, traida en camión, calentada en un microndas industrial en el mismo edificio donde tu comes?

Segunda pregunta: 2) ¿Qué prefieres que coman tus hijos o hijas en su colegio:

a) comida cocinada una o dos horas antes en la misma escuela?

b) comida cocinada hace unos días (hasta 21!) a cien kilómetros de la escuela, traida en camión empaquetada en bandejas, conservada en una nevera enorme, calentada en un enorme microndas industrial  en la escuela?  (Para instalar el microondas ha sido preciso desmontar la cocina de la escuela, como la comida viene servida en bandejas no es posible repetir o pedir más cantidad).

Todas las personas a las que he hecho la pregunta prefieren en ambos casos la opción a). Sin embargo la Consejería de Educación de Castilla León apostó hace algun tiempo por la opción B. No sabemos porqué razones (aunque es fácil imaginar que alguien se vaya a lucrar con el cambio), pero pretenden eliminar las cocinas de las escuelas rurales y sustituirlas por neveras, microndas y camiones.

Ahora las AMPAS de las escuelas públicas  se han organizado y piden firmas para apoyar la protesta y conseguir que se paralice la medida. Como bien señalan:

“Los comedores escolares son algo más que un comedor, son lugares de encuentro, educativos,  y de transmisión de valores nutricionales, sociales y ambientales.

En el ámbito laboral y de desarrollo local, el traslado del lugar de elaboración de la comida fuera del centro conlleva  la desaparición de las cocinas en los colegios, lo cual supone la desaparición también de al menos un puesto de trabajo en cada centro educativo (generalmente personal laboral de la Junta). Pero esto no se queda aquí, ya que estas grandes empresas, por motivos de disminución de costes, compran la materia prima para elaborar los menús a miles de kilómetros de los comedores escolares a grandes proveedores, dejando de comprar la carne, la fruta, el pan… a los proveedores locales, lo que repercute de manera directa en el tejido rural, con el perjuicio que esto supone para el ámbito rural, cada vez más depauperado, ignorado y expoliado.”

Creo que tienen toda la razón del mundo, y que lo qué comen los niños en la escuela va más allá de donde está cocinada la comida. Las escuelas necesitan tener cocinas, y los niños poder participar mucho más del proceso educativo que conlleva la alimentación. Si quieres apoyar la protesta firma por favor en este enlace:

Suspender la implantación del cátering frío en los colegios de las Merindades

Para saber más: NO al cátering frío

 

Formarse en psi perinatal

MAMABEBEA menudo me escriben psicólogas y psiquiatras (también matronas, ginecólogos, doulas…) preguntándome como pueden formarse en psicología, psicopatología o psiquiatría perinatal. No siempre llego a responder a todos los correos que recibo (lo siento, no me da la vida) pero en general suelo recomendar contactar con la Asociación Española de Psicología Perinatal, fundada por compañeras psicólogas (todas ellas excelentes) de El Parto es Nuestro, así como otras páginas webs o libros de autores que a mi me han servido mucho (Stern, Bowlby, Brazelton, Blydowski, etc) y el acudir a grupos de madres como oyente y observador.

En mi caso, llegar a especializarme en psiquiatría perinatal tuvo mucho que ver con mis vivencias como madre (el paso de mi segundo hijo por la UCI neonatal fue un tremendo aprendizaje) y mi pertenencia al grupo de apoyo aragonés Via Lactea. Ya en aquellos años, a finales de los 90, las matronas de Zaragoza empezaron a pedirme que atendiera a algunas madres cuyos psiquiatras recomendaban destetar para tratar la depresión, o que diera charlas o formación. Un poco así, a petición de otros o marcada por mis vivencias empecé a formarme. Luego vino fundar Apoyocesáreas en 2001: además de sanar mis propias heridas me permitió comenzar un largo recorrido de escucha y acompañamiento a las madres en el periodo perinatal. Lo que motivó a su vez que en mi trabajo en la red pública como psiquiatra infantil también me llegaran cada vez más bebés o incluso embarazadas derivadas por mis colegas.

Mi formación en buena parte ha sido autodidacta y desde luego nada estructurada. Buscando aquí y allí referencias, acudiendo a congresos internacionales (Marcé Society, ESCAP) o cursos de formación con profesionales como David Chamberlain o Casilda Rodrigañez en Jaca o Cheryl Beck, buceando en internet, rescatando bibliografía, solicitando supervisión siempre que he encontrado profesionales de los que aprender. A trompicones en muchos casos, y teniendo que desaprender lo aprendido o lo que me enseñaron al comprobar como las teorías más clásicas en el área partían de lo que a mi me parecían juicios peyorativos a las madres o del desconocimiento de la fisiología básica.

ILUSTREn este desaprender he tenido que revisar a fondo mi propia historia también, como hija, como madre. A veces en consulta (siendo yo “la paciente” durante años), a veces en espacios informales o alternativos. Para mi los grupos de madres han sido clave, el poder reflexionar sobre la crianza con personas de procedencias muy diversas para luego volver a las fuentes clásicas con otra mirada me parece imprescindible.

Después de todos estos años me he dado cuenta de que sigo teniendo algunas lagunas significativas: siempre necesitaré estudiar, aprender, revisar, cuestionar incluso algunos aprendizajes que el tiempo me demuestra obsoletos. Lo mejor es el placer que el estudio me proporciona: me encanta leer todo tipo de textos y disfruto enormemente integrando y compartiendo lo aprendido. Por todo ello finalmente me he animado a aceptar la propuesta de mi amiga Isabel Fernández del Castillo de crear una formación online en salud mental perinatal que ahora lanzamos. Me parece una oportunidad, por un lado de compartir lo aprendido para facilitar el camino a los y las que vienen detrás. Por otro de seguir aprendiendo, creando redes, compartiendo con otros profesionales.

Este es pues el inicio de un nuevo proyecto, que compartimos sumamente ilusionadas Isabel y yo. Os agradezcemos la difusión.

I FORMACION EN SALUD MENTAL PERINATAL TERRA MATER

Folleto Psicología del Nacimiento

Razones

La etapa que rodea el nacimiento es de una gran trascendencia en términos de salud física, emocional y mental, a corto y a largo plazo. Muchos de los problemas físicos, emocionales, cognitivos y sociales que aparecen en otros momentos de la vida a menudo tienen su origen en lo que sucedió en este periodo sensible de la vida. Además del propio bagage personal de las madres, la forma en que ellas y sus bebés viven estos acontecimientos, el apoyo del que disponen o no, y la calidad de la atención médica y humana recibida, forman un conjunto de circunstancias que condiciona profundamente la experiencia y dejan huella.

A pesar de ello, la atención médica que se brinda en el embarazo, parto y puerperio, tanto al bebé como a la madre, suele estar muy centrada en los aspectos técnicos, con una atención médica a menudo excesivamente medicalizada, que con frecuencia altera las condiciones afectivo-biológicas  y el escenario hormonal previsto por la naturaleza para un acontecimiento tan especial.

En los últimos años, la atención al parto y nacimiento está viviendo una profunda transformación, fruto del esfuerzo de profesionales y usuarias que reclaman un cambio hacia una atención humanizada y basada en la evidencia científica, que por un lado respete la fisiología del parto y por otro intervenga sólo cuando es estrictamente necesario y de manera respetuosa. Desde Terra Mater hemos acompañado este proceso ofreciendo formación continuada para profesionales implicados en la atención a la maternidad, con el objetivo no sólo de favorecer un cambio en las prácticas, sino de contribuir a un auténtico cambio de paradigma.

Sin embargo la formación en salud mental perinatal no ha recibido el mismo empuje. Conscientes de la importancia que las emociones tienen en la salud, no sólo mental sino también física, y en cómo afectan a aspectos cruciales tales como la evolución del parto, el éxito en la lactancia materna, el vínculo, la relación de pareja o la crianza, numerosos profesionales demandan una formación de calidad no sólo en los aspectos psicológicos del parto, sino también en los del embarazo y posparto.

Esta formación, de duración anual y un seminario mensual, tiene como objetivo hacer un recorrido desde la psicología del embarazo hasta la del puerperio, tanto desde la óptica preventiva y del conocimiento profundo del “ecosistema natural” del bebé, la madre y la familia, como desde la terapéutica cuando las cosas no han salido como se esperaba y la familia necesita acompañamiento, apoyo o incluso atención profesional.

La formación en salud mental perinatal Terra Mater está diseñada para responder a las inquietudes de todos los profesionales deseosos de profundizar en los aspectos psicológicos perinatales.
La formación que ofrecemos es:

* Ecopsicológica: intentamos comprender la naturaleza de los procesos psicológicos, partiendo del paradigma de la ecopsicología que incluye como aspecto central del ser humano la necesidad de tener un entorno natural sano con el  que establecer una relación saludable y de la Teoría del Apego de John Bowlby. De ahí la necesidad de conocer y profundizar en las neurociencias perinatales o en la fisiología del parto, entre otros temas.

* Holística: integrando los estudios científicos más recientes con el conocimiento que aportan otras disciplinas que recogen la sabiduría más ancestral, entendiendo que el todo que somos es mucho más que la suma de las partes y aspirando a recuperar la conexión cuerpo-mente-alma, o a no perderla desde el inicio de la vida.

* Novedosa y completa: ncluye,  entre otros, temas como la salud mental de los profesionales que atienden los partos, la detección temprana de las alteraciones vinculares, la violencia obstétrica o  la introducción a las psicoterapias madre-bebé.

* Rigurosa, priorizando siempre la calidad y la claridad en la transmisión de conocimientos. Volviendo a las fuentes clásicas con una visión crítica que nos permita desmontar algunas teorías clásicas que han resultado ser muy dañinas para la salud de las madres y sus familias, libre, intentando recoger lo mejor de cada modelo, y ecléctica. Citando siempre las referencias bibliográficas en cada tema revisado.

* Abierta. Aunque la formación está preferentemente dirigida a profesionales  la participación está abierta de todo tipo de personas independientemente de su formación previa o titulación académica. ¿Por qué? Porque creemos en la importancia de espacios de encuentro y porque conocemos bien como la maternidad es una experiencia profundamente transformadora, que a menudo trae consigo un replanteamiento vital y profesional que por ejemplo hace que ingenieras decidan formarse como doulas o que arquitectas se especialicen en el diseño de paritorios familiares y acogedores. Esta apertura a todas las personas interesadas, independientemente de su titulación o categoría profesional, hace que la formación no pueda ser acreditada, al no ajustarse a los requisitos formales de la Agencia de Calidad.

* Flexible. Se puede asistir presencialmente, o seguirla vía online, tanto en tiempo real como en diferido durante las cuatro semanas siguientes.

Económica. Hemos intentando recudir los costes al mínimo.

Participativa. Si deseas aportar experiencias o temas a la formación puedes escribir un correo proponiéndolo y será valorado. Además existe la posibilidad adicional de integrarse en grupo de trabajo continuado online en el que se profundizara en la formación.

* Dinámica  y por lo tanto en construcción constante. Aprendemos, escuchamos, nos formamos. Cualquier aprendizaje inevitablemente conlleva una parte vivencial; aquí priorizaremos la escucha a las madres y sus vivencias y apuntaremos posibilidades y espacios de introspección

* Muy práctica: ofrecemos una formación eminentemente práctica, sintética, que permita además a los profesionales que deseen profundizar más en los temas saber dónde buscar. Transmitiendo los aprendizajes de años de formación, atención y activismo a partes iguales

* Respetuosa, priorizamos siempre la atención a madres y bebés desde el respeto y el no enjuiciamiento. Los profesionales bien formados son clave para la prevención de los trastornos mentales perinatales

* Calidad: contaremos con la colaboración de algunos profesionales de referencia a lo largo del curso. Para el primer bloque contamos con la presencia del experto neonatólogo Nils Bergman.

La formación dura un año con un seminario mensual. Se estructura en torno a tres bloques: embarazo, nacimiento, posparto. En cada bloque se contará con la participación de uno o varios profesores colaboradores.

Objetivos generales

  • Introducción a las principales aportaciones teóricas que desde la psicología se han hecho en el campo de la salud mental perinatal, así como a las neurociencias perinatales.
  • Revisión de los estudios científicos más recientes y relevantes en esta área.
  • Adquisición de herramientas para el acompañamiento saludable en la etapa perinatal así como para la prevención, detección precoz y terapéutica de trastornos mentales perinatales.
  • Introducción a la investigación multidisciplinar en salud mental perinatal.
  • Creacion de redes entre profesionales interesados en formación continuada en este área.

Metodología

Revisión de bibliografía clásica contrastando con evidencia científica reciente, desde una perspectiva ecosistémica y holística. Recomendable conocimientos de inglés (lectura de textos científicos). Se incluye la discusión de casos clínicos.

Dirigida por:

Ibone Olza e Isabel Fernández del Castillo. Ambas somos cofundadoras de la asociación El parto es Nuestro (2003). Hemos colaborado con las instituciones sanitarias en la reforma de la atención obstétrica desde los inicios que dieron lugar a la Estrategia de Atención al Parto Normal. Nos avalan años de estudio, publicaciones, activismo y colaboraciones con todo tipo de instituciones y organismos tanto nacionales como internacionales. Apostar por crear un espacio de formación en Salud Mental perinatal es para nosotras una asignatura pendiente y un sueño hecho realidad.

INSCRIPCION

* La inscripción se realiza a través de la página de cada curso.  Se aplica un 5% de descuento por pago anticipado de cada módulo completo (4 seminarios).

* Formación dirigida a psicólogos/as, psiquiatras, matronas, ginecólogos/as, pediatras, enfermeros/as, asesoras de lactancia, doulas, educadores y cualquier persona interesada en el tema.  No se requiere formación previa.

* Para participar en grupo de trabajo supervisado es necesario redactar solicitud de inscripción.

* Formación no acreditada.

 CALENDARIO
Módulo I:  Psicología del nacimiento – Enero-abril 2015

¿Qué sucede en la psique de la mujer durante el parto? ¿Existe un proceso psicológico común a todos los partos ¿Qué percibe o siente el bebé? ¿Es cierto que el cómo nacemos deja una huella profunda en todos nosotros?

En el primer módulo de Formación en Salud Mental Perinatal Terra Mater dedicado a la Psicología del Nacimiento intentaremos responder a todas estas cuestiones.  Profundizaremos además en las consecuencias que el parto puede tener en la salud mental para comprender las necesidades de acompañamiento emocional en el parto, los aspectos transculturales y el efecto de las principales intervenciones obstétricas. En el último seminario del bloque abordaremos la relación que se establece entre la mujer de parto y los profesionales que le atienden en diversos contextos, así como el efecto que esto puede tener tanto sobre las mujeres como sobre los profesionales.

 

Metodología:  revisión de la literatura científica más relevante y actualizada en cada tema. Desde una perspectiva fisiológica y ecológica, es decir, intentando comprender primero como funciona nuestro cuerpo en condiciones ideales de salud y seguridad, para luego profundizar en todas las posibles alteraciones. Además de artículos científicos se presentarán casos clínicos, poniendo énfasis en las aplicaciones clínicas basadas en la evidencia científica disponible.
Seminarios primer módulo:

I.1.  19 enero 2015
Psicología del Nacimiento I
Dra. Ibone Olza
5 horas
Precio: 75€ (antes 31 dic. 60€)
+ info

I.2.  18 febrero 2015
Psicología del Nacimiento II
Dra. Ibone Olza
5 horas
Precio: 75€ (antes 10 enero: 60€)
+ info

I.3.  13 marzo 2015
Neurobiología del Nacimiento: aplicaciones clínicas
       Dra. Ibone Olza & Dr. Nils Bergman
7 horas
Precio: 125€ (antes 1 febrero: 110€)
+ info

I.4.  15 abril 2015
La salud mental de los profesionales del nacimiento
Dra. ibone Olza
5 horas
Precio: 75€ (antes 1 marzo: 60€)
+ info

 

Módulo II: Psicología del embarazo – Mayo – Agosto 2015

Módulo III: Psicología del puerperio – Septiembre-Diciembre 2015

 

 

 

Bebés comprados, vientres subrogados: memoria y violencia obstétrica (II)

Picture3

Lo peor que le puede pasar a un recién nacido es que le separen de su madre.

Nils Bergman, neonatólogo.

Estas palabras de Nils Bergman me vienen a la mente cada vez que oigo hablar de “vientres de alquiler” y “maternidad subrogada“. Conceptos que en la mayoría de los casos (salvo contadísimas y altruistas excepciones) considero ejemplos de violencia obstétrica extrema basados en la explotación de los cuerpos de mujeres en situación de dificultad económica. En la India por ejemplo los datos de la madre que gesta el bebé no quedan recogidos en ningún lugar. En las páginas de maternidad subrogada además se publicitan los “genes caucasianos”.  Con frecuencia el parto se programa o se realiza la cesárea en la fecha de conveniencia para los futuros “padres”. Y sí, como psiquiatra infantil me sigo preguntando (como ya comenté en el post anterior sobre Memoria y violencia obstétrica) ¿qué huella quedará en estos bebés que ni siquiera podrán saber quien fue la mujer que les gestó? 

newlifeindiaLa pionera Ley Venezolana de Violencia Obstétrica señala como tal “obstaculizar el apego precoz del niño o niña con su madre“. Por mucho que se facilite el piel con piel con el padre nada más nacer, ¿como será crecer con esa ausencia de madre?, ¿y la falta de cuerpo a cuerpo con la madre?

¿El derecho a ser madre o padre puede estar por encima del derecho a la propia identidad? Para mi está claro que no.

En los últimos días varias noticias se han hecho eco del drama de estos bebés, a menudo gestados desde el deseo narcisista y egoísta de hombres que sin ningún pudor opinan que ellos pueden ser “madres y padres” como dijo Ricky Martin en la portada de Vanity Fair hace algun tiempo. La odisea de los quintillizos; Más por vientre de alquiler que por adopción; La factoría de bebés del millonario japonés …Se suceden las noticias sin debate apenas, parece que fueran anécdotas triviales. La psicóloga Gabriella Bianco, a la que admiro, ha sido de las pocas profesionales que ha escrito con profundidad sobre este tema.

Me parece importante recuperar estos párrafos del manifiesto que hace unos años elaboramos un grupo de mujeres y hombres de la red Amaryi, e insisitir en que maternidad y paternidad no son lo mismo.

japones1Manifiesto para la recuperación de la maternidad

La maternidad es una sucesión de procesos que acontecen básicamente de forma simbiótica entre dos seres: la madre que concibe, gesta, alumbra y da de mamar, y la criatura que es gestada, parida y amamantada. Hay una continuidad fisiológica, emocional y psíquica en todo el desarrollo. Por eso no es lo mismo la madre que el maternaje o los cuidados que otra persona pueda darle a la criatura.
No es lo mismo maternidad que paternidad.

No hay igualdad entre maternidad y paternidad; hay apoyo mutuo y solidaridad. La igualdad entre maternidad y paternidad en la práctica, entre otras cosas, significa la sustitución de la lactancia por el biberón (por eso los intereses mercantiles hacen publicidad de torsos masculinos con bebés en brazos), y equivale a sacar a la criatura de su habitat. Por eso, este tipo de igualación va en la dirección de profundizar la falta actual de maternidad, y de seguir manteniendo la violación de los derechos materno-infantiles. La paternidad, así como cualquier forma de maternaje, deben contemplarse como una extensión de la maternidad. Y sería un contrasentido que el maternaje desplazara a la maternidad cuando su función es sostenerla y apoyarla. Con todo, la necesaria implicación afectiva de los padres en la crianza y su colaboración equitativa en las tareas domésticas, tiene un profundo sentido para nuestro género humano, ya que propicia la reconciliación y el desarrollo de los enormes recursos biológicos y culturales que tenemos a nuestra disposición para recuperar el bienestar social perdido.

Psicólogas contra la lactancia

Vale, el título escuece. Lo que pasa es que todavía me choca cuantas psicólogas y psicólogos a día de hoy todavía “opinan” o “recomiendan” que la lactancia no se prolongue más allá de determinada edad o fecha. Confieso mi perplejidad, y también mi indignación cuando estos psicólogos y psicólogas encima se permiten recomendar un destete temprano.

Elisa Ruiz, psicóloga, amamantando a Amanda en el curso de Jaca en Lozoya. Foto de Ana Alvarez-Errecalde

Elisa Ruiz, psicóloga, amamantando a Amanda en el curso de Jaca en Lozoya. Foto de Ana Alvarez-Errecalde

Estas son algunas de las preguntas que me encantaría poder hacerles, y agradecería mucho que me respondieran:

  1. ¿A partir de que día o edad según ellos la lactancia materna pasa de ser beneficiosa a ser perjudicial? Unos dicen el año, otros año y medio, otros dos años…
  2. ¿En base a qué, o porqué? ¿A caso ese día en que deja ser recomendable la leche materna pierde alguna de sus incontables propiedades?¿O es más bien el contacto cuerpo a cuerpo lo que pasa a ser perjudicial?¿Son los abrazos o el hecho de que el niño o niña succione el pezón de la madre lo que no les parece bien? ¿Porqué?
  3. ¿Cómo tendría según ellos que hacerse el destete? Es decir, llegado “el día D” a partir del cual piensan que la lactancia es perjudicial o no recomendable, ¿que creen que tienen que hacer las madres a partir de ese momento?¿Explicarles a los niños o niñas que la leche o la teta ya no son buenas para ellos?¿Cómo? Y si el niño o niña no entiende y quiere seguir con la teta, ¿que recomiendan hacer?¿Negarles el abrazo?¿Y si el niño o niña llora porque quiere teta?¿O si enferma?¿O si vive el destete como un rechazo y deja de comer?
  4. Ya lo he dicho antes, pero ¿en que experiencias o estudios se basan para hacer esas afirmaciones?¿Consideran que la mayoría de nuestros ancestros y ancestras que probablemente fueron amamantados durante años sufrieron daños psicológicos por dicha razón?
  5. ¿Cuales han  sido sus experiencias personales con la lactancia? ¿Fueron amamantados de bebé o no?¿Pueden imaginarse lo que hubiera sido ser amamantados durante años por sus madres?¿Como han sido las lactancias de sus hijos o hijas?¿Sus teorías psicológicas han interferido, ayudado o entorpecido sus lactancias?

Me encantaría obtener respuestas, lo digo en serio. Mientras tanto, añadir que también es cierto que cada vez me encuentro con más psicólogas orgullosas de sus experiencias personales con la lactancia, capaces de ayudar y apoyar y también de acompañar a las madres que por la razón que sea no han podido disfrutar de la lactancia. Como Elisa Ruiz, cuya foto os adjunto con su permiso, amamantando a su pequeña Amanda en el reciente curso de Jaca en Lozoya.

El cerebro en el parto

mri_scanBIRTH

Llevo años intentando entender que pasa con el cerebro en el parto. Mejor dicho: los cerebros. El de la madre y el del bebé. Me impactó mucho ver este vídeo de la primera Resonancia Magnética realizada intraparto. Aunque el estudio en si me parezca una barbaridad (meter a una parturienta en una máquina de resonancia magnética nuclear) creo que tiene cierta utilidad para visualizar algo que tradicionalmente ha pasado desapercibido: la enorme plasticidad del cerebro conforme desciende por el canal del parto, la intensidad de la fuerza a la que está sometido, la cantidad de fenómenos eléctricos y neuroquímicos que probablemente estén pasando en y durante el parto.

No sólo eso, además está el cerebro de la madre. Conforme hemos investigado más me ha sorprendido constatar que el parto es un evento neurohormonal, único, con un diálogo constante entre dos cerebros, el de la madre y el del bebé.  Casi no sabemos nada sobre todo lo que acontece ahí en ese momento absolutamente irrepetible, ni de las consecuencias que puede tener cualquier manipulación.

Ahora,  acabamos de publicar el trabajo que hemos hecho conjuntamente con Luis Miguel Garcia Segura y Angeles Arévalo del Instituto Cajal del CSIC en la prestigiosa revista Frontiers in Neuroendocrinology (¡factor de impacto a 5 años>10!). Algo así como mi segunda tesis doctoral, que sintetiza nuestra investigación de los últimos cinco años en torno al nacimiento.

Neuroendocrinology of childbirth and mother-child attachment: the basis of an etiopathogenic model of perinatal neurobiological disorders

Verlo ahí me emociona más de lo que puedo expresar, y confío que llegue a muchos lugares, ha sido un graníisimo esfuerzo que ahora toca celebrar.  En cierto modo es el trabajo que me hubiera gustado leer cuando empecé a interesarme por el tema, hace ya unos cuantos años. Ojalá sirva para concienciar a los profesionales de la atención al parto en la importancia de extremar los cuidados y de intervenir lo mínimo.

Psiquiatría Infantil en Neonatología: la salud mental del bebé hospitalizado.

neonatolComparto esta publicación recién salida de la imprenta en la que resumimos nuestro trabajo como psiquiatras infantiles en Neonatología. Comprende nuestro trabajo de los últimos cinco años en la Unidad de Neonatología del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda, toda una labor de equipo multidisciplinar y de aprendizaje constante para todos y todas. Siempre pensando en como mejorar la atención a las familias y el trato a los bebés hospitalizados desde el nacimiento.

El programa completo de psiquiatría perinatal también está descrito en este otro artículo. Confío en que será útil para todas las personas que me escribís solicitando formación en salud mental perinatal.

El artículo se ha publicado dentro de un monográfico especial de la revista Cuadernos de Medicina Psicosomática dedicado a la Salud Mental Perinatal, al que se puede acceder gratuitamente en este enlace.