psiquiatría infantil

Casos clínicos en Salud Mental Perinatal

Desde el programa de formación en Salud Mental Perinatal Terra Mater  trabajamos por la mejora de la atención psicológica a la perinatalidad. Estamos construyendo una amplia red perinatal compuesta por personas empeñadas en facilitar una mejor atención a madres, bebés, padres, familias. Hemos convocado esta segunda jornada de formación continuada centrada en uno de los aspectos que más nos reclaman nuestras alumnas y alumnos: los aspectos prácticos y aplicados a la clínica de la perinatalidad. Será el próximo 2 de diciembre en Madrid, y también se podrá hacer online.

Esta jornada es una invitación a la participación y la construcción del aprendizaje. Un grupo de expertas y expertos psicólogas y psiquiatras compartirán casos clínicos seleccionados de psicología, psicopatología y psiquiatría perinatal, tanto en el ámbito público como en el privado. La jornada se plantea pues como un foro de encuentro, profundización y reflexión. Os invitamos a participar en el diálogo, comentando los casos que presentarán las y los expertos desde diferentes modelos de intervención.

Programa

8:45 a 9:15  Recepción y acreditación

9:15             Bienvenida y presentación.  Ibone Olza e Isabel Fernández del Castillo.

 9.30 – 11.30  PRIMERA MESA.  Modera: Sara Jort Povea.  Psicóloga perinatal, psicoterapeuta gestalt. Valencia.  (Asociación de Psicología Perinatal)
  • Embarazo y Miedo al impulso de agresión: Orden y desconcierto. Patricia Fernández Lorenzo. Psicóloga Clínica. Servicio de Salud Mental Asturias.
  • El espectro TOC durante el periodo perinatal: a propósito de dos casos. Elena Serrano Drozdowskyj. Programa de Salud Mental Perinatal Velázquez 70. Coordinadora de la Unidad de Salud Mental Perinatal Consulta Dr. Carlos Chiclana. Representante del grupo regional español de la Sociedad Marcé Internacional. Madrid.
  • Abordaje sistémico de la crisis de pareja en la etapa puerperal. Esther Ramírez Matos. Psicóloga Sanitaria. Terapeuta Familiar y de pareja. Doula. Asesora de lactancia. Educadora de masaje infantil. Creadora y facilitadora de ” La tribu “: grupo de crianza y crecimiento personal.  Madrid.
  • A propósito de un caso de fobia al contacto con el bebé. Masaje infantil como herramienta terapéutica. Ana González Uriarte. Psiquiatra. Psicóloga. Terapeuta familiar. Educadora en masaje infantil. Unidad de Salud Mental Infanto-juvenil. Huesca
  • Intervención grupal en la UCI neonatal. María Emilia Dipp. Psicóloga Clínica, Hospital de Vall d´ Hebrón, Barcelona.
11:30 a 12:00  Pausa café
12:00 a 14:15  SEGUNDA MESA. Modera: Paul Cassidy (Asociación Umamanita)
  • Embarazo de una matrona: cuando la dulce espera es amarga. Jazmín Mirelman. Psicóloga perinatal. Miembro del grupo de trabajo de psicología perinatal del COP Madrid. Proyecto RedAfectiva y Unidad de psicoterapia perinatal en Grupo Doctor Oliveros. Madrid.
  • Duelos en la etapa perinatal: la coincidencia de la vida y la muerte. Aurora Doll Gallardo. Psiquiatra. Programa de Salud Mental Perinatal de Vallecas. Madrid
  • Duelo tras aborto provocado, la pastilla bajo la lengua. Pilar Gómez-Ulla. Psicóloga y terapeuta familiar en consulta privada y miembro de la Red El Hueco de mi Vientre. Madrid.
  • Perder para Sanar. Silvia Ortega Membrilla. Psicóloga Sanitaria y Terapeuta Familiar. Centro de Psicoterapia Vínculo. Madrid.

14:15 a 16:00  Pausa comida

16:00 a 18:00  TERCERA MESA.  Modera: Edith Liberman. D. Psicología Social. Terapeuta en Análisis
Bioenergético. Formadora del Instituto Internacional de Análisis Bioenergético (IIBA).
  • La influencia de los primeros años de vida durante la maternidad y crianza. Isabel Echevarría. Psicóloga perinatal, Clínico EMDR, miembro del grupo de trabajo de Psicología Perinatal del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y de la Sociedad Marcé. Co- directora del Centro de Psicología Sanan. Madrid.
  • Acerca de una reacción depresiva en la etapa Perinatal. Silvia Saharrea. Psicóloga Sanitaria Especialista en Clínica y Psicoterapia del niño y su familia y perinatal. Miembro del Grupo de Trabajo de Psicología Perinatal del COP de Madrid. Miembro de la AEPP. Socia de ASMI. Madrid
  • Disociación emocional en hombres por ruptura del vínculo de apego. Javier de Domingo. Psicólogo. Profesional de Rebirthing. Facilitador de grupos de hombres. Fundador de #siloshombreshablasen. Madrid
  • Una vida traumática: trabajando el mundo interior. Iris Raga Carbó. Psicóloga. Centro de Psicología Alvara. Madrid.

18:00 a 19:00  Conferencia de clausura:  Hacia una perspectiva integradora ecosistémica en la perinatalidad. Ibone Olza, Doctora en Medicina. Especialista en psiquiatría infantil y perinatal. Profesora Asociada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Alcalá de Henares.

Dirigida a: Psicólogos, psiquiatras, enfermeras de salud mental, matronas, pediatras, obstetras y otros profesionales relacionados con la atención al embarazo, parto, puerperio, primera infancia y salud materno-infantil.

 Lugar:

* Presencial: Espacio Ronda. Ronda Segovia, 50 (Madrid)
* Online, en tiempo real o en diferido:  Info seguimiento online

Fecha: 2 diciembre 2017
De 8,45 a 14,15h. y 16 a 19h.

Precio:  

* 70€  (a partir del 20 noviembre: 80€)
* En caso de realizar también el  seminario Prevención, Acompañamiento y Psicoterapia en el periodo perinatal el día 1 de diciembre:  50€  (a partir del 20 noviembre: 60€).
* Profesionales de la atención al embarazo, parto y posparto de Latinoamérica: 50€  (a partir del 20 noviembre: 60€)
* En el caso de alumnas/os de Latinoamerica, el pago se realiza por tarjeta de crédito, previa solicitud nuestra de pago a través de PayPal que emitimos una vez recibida la pre-inscripción.

 

Formulario de inscripción

Kufungisisa

Kufungisisa en shona significa “pensar demasiado”, de manera enfermiza. Preocuparse, obsesionarse, deprimirse…Una palabra que sintetiza lo que en occidente entendemos como ansiedad o depresión. Para aliviar el Kufungisisa se diseñó el Frienship Bench, una intervención sumamente sencilla: hablar de lo que te pasa con una mujer mayor que sabe escuchar, sin juicios, y que te ayuda a ir resolviendo algunos problemas cotidianos. Primero de forma individual y luego en grupo, mientras van tejiendo bolsos con plásticos reciclados (bolsas de basura, cintas de video…) dando forma a las preciosas ZEE bags con lo que consiguen algunos pequeños ingresos.

Tejer, compartir, cantar: cuando lo que han contado es demasiado doloroso espontáneamente comienzan el canto. En grupo con otras madres y abuelas, con los nietos en brazos o a la espalda.

Voy introduciendome en la compleja realidad de estas mujeres zimbabuesas poco a poco. No sé bien como no pensar demasiado. Las historias son durísimas. La palabra privilegio se queda pequeña. No sé que decir. (Los árboles aquí son preciosos, inmensos, ¿qué pensarán ellos? )

Para curar kufungisisa hay que abrir la mente: kuvhura pfungwa. Juntas, buscar una solución: kusimbisa. Y compartirla en el Circle Kubana Tose: el grupo de apoyo. Hope, live, heal. Esperar, vivir, sanar…Me quedo con esto:

Si quieres llegar rápido, vas sola,

si quieres llegar lejos, vais juntas.

 

 

Psicosis puerperal y lactancia

Hoy se celebra el Día Mundial de la Salud Mental Materna. Una iniciativa importante para sensibilizar sobre la importancia de cuidar a las madres en el embarazo, parto y posparto y muy especialmente su salud emocional. Para evitar que por culpa del estigma que conlleva la enfermedad mental la mayoría de las madres que sufren un trastorno mental queden sin diagnosticar ni tratar, como probablemente sucede en nuestro país, con las dramáticas consecuencias que eso tiene para las madres, los bebés y toda la familia.

En nuestro entorno se dan toda una serie de paradojas que hacen que ser madre sea hoy francamente difícil. Las mujeres jóvenes que desean ser madres lo tienen casi imposible. Son poquísimas las que se lo plantean entre los veinte y treinta años, cuando más sanas estamos, o incluso antes de los treinta y cinco, porque las ayudas son inexistentes. Impensable tener hijos aquí mientras se estudia una carrera o se aprende un oficio. Compatibilizar maternidad y trabajo, paternidad y cuidados, sigue siendo una quimera. Por otra parte, se nos vende una imagen idealizada y edulcorada de la maternidad como bien de consumo y como satisfacción absoluta de necesidades, lo que favorece que esos embarazos tan tardíos en muchos casos vayan a ser vividos con ansiedad, estrés,  y que el posparto sea una decepción, un vacío, un desierto, una depresión. Se juzga a las madres sin ofrecer alternativas, sin crear redes y espacios, sin ayudarles en los cuidados, no digamos ya si los hijos tienen algun tipo de discapacidad o enfermedad grave…Es desolador.

En nuestro país apenas hay recursos especializados para las mujeres que sufren algun trastorno mental perinatal. No hay psicólogos apenas en los equipos obstétricos o neonatales, no hay unidades especializadas de hospitalización madre bebé, no hay casi programas para embarazadas con trastorno mental grave…

En los últimos años estamos haciendo un esfuerzo desde la Sociedad Marcé Española por mejorar la situación. Personalmente he apostado por dedicarme a la formación. Desde Terra Mater vamos ya por la tercera edición de la formación en salud mental perinatal, un lujo sobre todo por la calidad de nuestra alumnas, procedentes de todos los países de habla hispana ya que la formación se puede hacer online. Un espacio multidisciplinar donde seguimos revisando y desmontando algunos conceptos para avanzar en la prevención, detección y tratamiento desde la evidencia científica y cuidandonos al mismo tiempo.

Pensando en todo ello quiero aprovechar para compartir hoy la reseña de esta investigación reciente. Se trata de un estudio realizado en Australia con madres con psicosis puerperal. Con ingreso en la Unidad Madre Bebé Helen Mayo practicamente todas se recuperan por completo en cuatro semanas y el 77% mantienen la lactancia. Algo impensable en nuestro entorno, donde las madres con psicosis ingresan en unidades de agudos de psiquiatría cerradas, sin sus bebés, y mantener la lactancia es heroico por no decir imposible. (Tristemente además en muchos casos son los profesionales los que recomiendan el destete). Necesitamos contar con recursos de este tipo en nuestro entorno.

La salud mental materna es importante. Como dice Ruth Feldman:

Es nuestra responsabilidad como cuidadores, científicos, políticos, profesionales de salud mental, y ciudadanos responsables que cada bebé tenga la oportunidad de aprender a amar y que cada padre y madre reciba el apoyo necesario para que esto suceda. 

 

Codificando interacciones sociales con Ruth Feldman

La semana pasada participé como alumna en un curso de dos días con Ruth Feldman,  profesora en el Departamento de Psicología y en el Brain Research Center de la Universidad de Bar-Ilan y profesora adjunta del Child Study Center en la Universidad de Yale (USA). Esta investigadora israelí es una de las principales autoridades a nivel mundial en el tema de la interacción entre madres, padres e hijos. A lo largo de los últimos años se ha volcado en intentar comprender todo lo que sucede en esa interfaz, primero entre las madres recientes y sus bebés y luego a lo largo de toda la crianza. Es la que más ha desarrollado el concepto de sincronía en la interacción, la que más ha integrado psicología y neurobiología para comprender esa primera relación tan crítica y su efecto por ejemplo en el desarrollo de la empatía. Llevo años leyendo sus trabajos: desde los iniciales con prematuros en la UCI neonatal hasta los más recientes comparando la plasticidad del cerebro en madres y padres.

curso cibEn el curso que impartió en Barcelonas nos formó a un pequeño grupo en su metodología CIB: Coding Interactive Behaviour. El CIB es un sistema de codificación global de la conducta social. Incluye múltiples escalas  organizadas en varios factores que se refieren a aspectos importantes de cualquier relación, tales como la sensibilidad, intrusismo, compromiso, reciprocidad. El CIB ha sido validado en múltiples estudios en diferentes culturas, y edades, que van desde bebés hasta adolescentes y entre parejas adultas. Puede ser utilizado en investigación y en clínica, especialmente en psicoterapia.

El CIB me parece una herramienta muy sencilla y bonita a la vez. Es curioso, porque viene a ser como si te dan un andamio para poder descifrar de forma ordenada todo eso que acontece en la relación social. Lo bonito, como siempre, es la historia que hay detrás. Ruth nos contó como ella inicialmente estudió composición musical y jazz en la Universidad de Yale. Luego fue madre muy joven (tiene ¡cinco hijos!). A medio camino de la crianza decidió estudiar psicología, y finalmente se doctoró estudiando la interacción entre bebés y madres. Es bonito como digo porque en realidad el CIB viene a ser la partitura, es decir, se puede ver como su formación musical le ha servido para analizar esa hermosa danza entre madres, padres e hijos.

Para mi fue un disfrute absoluto y todo un estímulo intelectual: Ruth es cercana y sabe escuchar, asi que la formación ha sido muy rica para todos, todo un lujo tener una profesora así.

Os recomiendo esta charla en la que Ruth Feldman explica la sincronía y la neurobiología del apego magistralmente.

La gestación subrogada es violencia

 “Lo peor que le puede pasar a un recién nacido es que le separen de su madre”. La frase del neonatólogo Nils Bergman, investigador referente a nivel mundial, sintetiza muy bien toda la evidencia científica actual que demuestra lo doloroso que es para los bebés ser separados de su madre nada más nacer. Las consecuencias son más dañinas y las secuelas más graves, obviamente, cuanto más prolongada es la separación. Precisamente por toda esa evidencia ya sólo situaciones de cierta gravedad médica justifican esa separación inmediata.

Lo que el bebé vive en el embarazo, en el parto y en los primeros días de vida deja una huella muy importante en su vida psíquica y condiciona en muchos aspectos su desarrollo cerebral. Toda una serie de mecanismos neuro hormonales hacen que nada más nacer los bebés esperen encontrarse con su madre, reconocerla, olerla, mirarla a los ojos, e idealmente, iniciar la lactancia. El estrés de la separación prolongada de la madre puede dañar el desarrollo cerebral del bebé y condicionar su salud de por vida. Muchos de los niños que han sido adoptados sufrieron esas separaciones tempranas y traumáticas de la madre lo que a veces favorece trastornos del vínculo o alteraciones muy graves de la conducta en la infancia o adolescencia que pueden ser muy difíciles de tratar: suelen ser precisos años de terapias. Los que nos dedicamos a la psiquiatría infantil lo sabemos bien. Obviamente hay una mayoría de niños-as adoptados que crecen saludablemente y sin secuelas del abandono inicial, pero también hay una minoría que sí tiene dificultades muy severas y/o graves trastornos de conducta, independientemente de cuanto les quieran y cuiden sus familias adoptivas.

Comparar adopción y subrogación me parece especialmente tramposo. El abandono o rechazo que precede a la adopción, es decir, que una madre (¡y un padre!) abandonen o no se hagan cargo de su bebé, es algo que, si eres el/la hijo-a “te pasa”. Que decidan gestarte en el vientre de una madre de la que te separarán nada más nacer es algo que “te hacen”. En el primer caso, adopción, tu familia adoptiva reparará ese daño aceptándote y queriéndote. En el segundo, subrogación, tu familia decide hacerte pasar por ese embarazo y parto con separación posterior causándote ese daño de la separación, poniendo por encima de todo su presunto derecho a ser padres.

El bebé gestado por subrogación, al igual que todos los de nuestra especie, espera encontrarse al nacer con la mujer que le ha gestado y que para él es su única madre. Ser separado de ella nada más nacer y probablemente no volverla a ver suponen un trauma y una pérdida enormes: equivalentes a que su madre muera en el parto. Las experiencias de los bebés que fueron robados por la dictadura en Argentina y recuperaron su identidad al llegar a la edad adulta son ilustrativas. Incluso los que fueron criados por familias amorosas crecieron con ese “ruido en la cabeza”, esa sensación de pérdida, esa añoranza enorme de alguien que no sabían nombrar y resultó ser su madre.

Separar al recién nacido de su madre sin que haya una razón médica de peso se considera violencia obstétrica. Como tal se recoge en las leyes de los primeros países que han legislado en torno a esta violencia (Venezuela, México, Argentina): “Obstaculizar el apego precoz del niño o niña con su madre, sin causa médica justificada, negándole a ésta la posibilidad de cargarlo o amamantarlo al nacer”.

La gestación subrogada supone que el bebé lo geste una mujer que no lo va a criar y que, a cambio, recibe un ingreso económico. Al bebé le afectará enormemente cómo viva psicológicamente la gestante el embarazo. Para comprender lo que conlleva podemos intentar imaginarnos la misma situación con un bebé ya nacido. ¿Dejaría alguien a su bebé nueve meses de vida al cuidado exclusivo de una desconocida en un país lejano? Si esa mujer lo cuidara amorosamente ¿cómo se sentiría el bebé al tener que separarse de ella? ¿Cuánto la echaría de menos, la extrañaría, querría volver a verla? ¿Cómo le afectaría despedirse de ella? ¿Qué momentos, qué situaciones le recordarían a su cuidadora y le harían sentir un inmenso anhelo de volver a verla, escucharla, abrazarla? ¿Y si la mujer no le cuidara amorosamente?  Si esa cuidadora estuviera agobiada o estresada por mil razones y descuidara, hablara mal al bebé, le insultara o le ignorara, ¿cómo se sentiría el bebé durante los nueve meses? ¿Cómo sería su vida tras ese tiempo con la cuidadora de un país lejano a la que no volvería a ver en su vida?¿Alguien dejaría a su bebé nueve meses al cuidado de una desconocida en un país lejano?

La gestación subrogada conlleva infringir una herida psíquica enorme a un recién nacido (no sólo, también a su madre, pero de eso hablaré en otro post). Separarle de la madre que lo gestó, y mantener la separación. Desde el punto de vista del recién nacido no solo es una agresión injustificable éticamente. Además, es arriesgado, y previsible que algunos de estos bebés puedan sufrir secuelas psíquicas y/o dificultades para los vínculos afectivos el resto de sus vidas. Incluso en los casos de gestación “altruista”, como Canadá, hay gestantes que expresan: “disfruté mucho del embarazo, pero nunca sentí una conexión maternal”. ¿Quién puede pensar que eso no afecta al desarrollo del bebé?

PD: A las familias que ya habéis tenido a vuestros hijos por subrogación: informaros. Estad atentos. Observad, cuidad, amad a vuestros hijos-as. Potenciad los vínculos, pero no neguéis la realidad ya creada y las posibles consecuencias y/o secuelas. Pedid ayuda a psicólogos-as expertos en apego y trauma infantil en cuanto os parezca preciso. Sed conscientes, sed sinceros.

Ibone Olza. Psiquiatra Infantil y Perinatal

 

Contra el tráfico de recién nacidos

fotograma-del-nuevo-reportaje-de-en-el-punto-de-mira-mediaset-espana

Imagen del programa Punto de Mira

Estoy en contra de la compraventa de recién nacidos, más conocida como subrogación. Creo que atenta contra los derechos humanos básicos: conlleva la explotación de mujeres pobres y el tráfico de bebés sin que haya el más mínimo control sobre en manos de quien van a parar los recién nacidos.

Creo que la subrogración, igual que la donación de órganos o de leche materna, debería ser legislada de forma que sólo se permitiera en casos en los que existe un vínculo significativo entre la madre que va a gestar al bebé y la que lo va a criar . Por ejemplo si una hermana quiere gestar a su sobrino-a o una abuela a su nieto-a porque la madre por un problema médico como puede ser una histerectomía no puede hacerlo. Me acuerdo de una amiga que después de haber parido y amamantado a sus tres hijos y sabiendo que no tendría más, me expresaba que a ella le encantaría poder gestar un bebé para la maestra de su hijo que no podía ser madre por razones médicas. Esos procesos son los que habría que permitir, los que surgen desde el cariño y el vínculo entre amigas o hermanas, desde la generosidad y la gratuidad, como es la donación de órganos.

ucrania

Imagen de Punto de Mira

Desde luego considero un derecho absoluto del recien nacido el poder saber siempre quien le gestó y conocer a esa madre, idealmente como digo existiendo un vínculo familiar o de amistad estrecha previamente entre ambas madres.

Lo que se viene llamando maternidad subrogada es en realidad un negocio creciente que atenta contra los derechos humanos. Por un lado las madres gestantes suelen ser en su mayoría mujeres muy pobres en países pobres.

El reciente reportaje de tv en CUATRO en Punto de Mira visitando una de estas clínicas en Ucrania fue esclarecedor. Diez o doce mujeres, la mitad o así gestaban gemelos, encerradas en una misma casa el último mes de gestación. Muchas expresaban que tenían otros hijos y que se les hacía muy duros no verles todo ese tiempo. Todas lo hacían por dinero, por pobreza y precariedad. Todas expresaban tristeza. Una de ellas decía que tenía dos hijos varones y que le daba mucha pena que la niña que llevaba en vientre iría “para Italia“. Otras decían: “yo llevo dos niños para Alemania“, “yo llevo un niño y una niña para Austria“, “yo un niño para España” etc… El negocio es altamente lucrativo para quienes lo gestionan. Las madres subrogadas no tienen nigun derecho ni reconocimiento sobre el bebé. Las parejas o personas que se quedan con el recién nacido tienen derecho a rechazarlo “si algo sale mal“: en ese caso el bebé va ¡a un orfanato!

Nadie parece estar pensando en las brutales secuelas psíquicas que todo esto puede dejar en esos bebés, en la impronta que deja lo que vive la madre durante el embarazo sumado a la brutal separación nada más nacer. Nadie parece preocuparse por en manos de quien van a parar esos recién nacidos: pederastas o depravados pueden comprar uno o varios bebés. Con lo difícil que es adoptar, ¿cómo se permite esto sin apenas control?

El drama de esas mujeres pobres, teniendo que vender sus cuerpos para conseguir algun ingreso, me parece terrible. La única palabra que se me ocurre es trata, explotación, esclavitud, por mucho que lógicamente ellas lo hagan voluntariamente por no tener otras opciones de ingresos. Tráfico de recién nacidos. Urge que tengamos un debate social profundo al respecto, antes de que sea demasiado tarde. Urge que defendamos los derechos de los más vulnerables.

Os dejo el enlace al documental de CUATRO, vedlo por favor, y comentad.

Añado este texto de Lidia Falcón que suscribo plenamente:

Carta pública a Iñigo Errejón: no somos vientres de alquiler

Jugar para sanar

Foto: Mireia Navarro y Victoria Peñafiel

Foto: Mireia Navarro y Victoria Peñafiel

Tenía cuatro años y había nacido de forma muy prematura: pasó sus primeros meses en una incubadora. Ahora era su hermano el que también había nacido demasiado pronto, en el mismo hospital en el que estuvo él siendo un bebé.

En ese Servicio de Neonatalogía alguien tuvo la brillante idea de ofrecer un taller para los hermanos y hermanas de los bebés ingresados. Un espacio de juego donde poder jugar a mamás y papás o médicos con muñecos en incubadoras, con sondas, tubos, estetoscopios y vendas. El taller se llamaba Projecte Germans y estaba pensando como paso previo al contacto de los niños con sus hermanitos-as recién nacidos prematuros, para facilitar la transición y adaptación en una situación tan difícil para toda la familia.

project-germanes-2Este pequeño no faltaba a ninguno de los talleres. Jugaba una y otra vez con los muñecos-bebés-prematuros. Probablemente estaba sanando su propio trauma como sanan los niños: jugando libremente en entornos seguros.

Nos lo contó la creadora del proyecto: Maria Emilia Dipp en la Jornada de Actualizacion en Salud Mental Perinatal que recientemente organizamos desde Terra Mater (todavía se puede ver online). En su ponencia “Acompañamiento emocional y psicoterapéutico a las familias con bebés hospitalizados” Maria Emilia explicó como el juego simbólico les sirve a los niños y niñas para elaborar una situación traumática.

Jugar para sanar. No sólo los más pequeños, también los padres sanan jugando con sus hijos-as. Incluso los profesionales: la propia creadora del proyecto estuvo ingresada en una incubadora al nacer con su hermana melliza. Seguramente ese pequeño detalle explique muchísimo: la calidad del proyecto, lo cuidado que está, la hermosura que desprende…La propia trayectoria vital de Maria Emilia como hija, como psicóloga y como madre de prematuro hablan de alguien que ha transitado ese recorrido y sanado, crecido, comprendido.

Os dejo el video sobre el Projecte Germans: ¡es precioso!

Cuidando la salud mental de las madres

jornada-smptmEl próximo 3 de diciembre celebraremos la primera Jornada de Actualización en Salud Menta Perinatal Terra Mater. El día antes pondremos cierre a la segunda edición de la formación anual en salud mental perinatal que iniciamos en 2015. En enero empezará la tercera edición (reserva de plazas aquí) con algunas novedades importantes.

El espacio creado con la formación está siendo un lujo: muchas profesionales de perfiles muy diferentes (apostamos siempre por la multidisciplinaridad) trabajando y reflexionando sobre la psicología perinatal, la psicopatología y las estrategias de prevención y tratamiento, a la vez que realizan una potente introspección personal, individual y grupal.

Estos dos últimos años la formación está siendo mi principal actividad laboral, mi apuesta por mejorar la atención a las madres, los bebés y las familias en torno al nacimiento. Con Isabel Fernández del Castillo vamos construyendo y aprendiendo y apostando por el formato online, que permite que tengamos muchas alumnas de toda latinoamérica y otros lugares del mundo y nos evita viajes y desplazamientos de alto gasto energético (personal y ambiental).

Os dejo el programa de la jornada. Me emociona porque muchas de las ponentes son alumnas de la primera y segunda edición que están desarrollando programas que seguro son semillas para seguir mejorando y evitando el sufrimiento de las madres. Os animo a venir a la jornada o hacerla online, si os interesa la psicología perinatal vais a disfrutar seguro.

PROGRAMA  3 de diciembre 2016. Presencial y online

8.30                 ENTREGA DE DOCUMENTACION

9h.                   Presentación Jornada. Isabel Fernández del Castillo. Directora Terra Mater.

9.15 -9.45h.    La experiencia psicológica del parto fisiológico:  una revisión sistemática de estudios cualitativos. Implicaciones para la práctica asistencial y la salud mental materna e infantil. Dra. Ibone Olza. Psiquiatra perinatal. Profesora Asociada Universidad de Alcalá. Directora del Programa Formación Salud Mental Perinatal Terra Mater.

10-11.30h.       Mesa redonda Atención a la psicopatología en la etapa perinatal.

Modera: Alfonso Gil Sánchez. Ginecólogo y psiquiatra perinatal. Centro de Salud Mental de Molina del Segura, Murcia. Vocal Internacional de la Sociedad Marcé española (MARES).

* Diagnóstico diferencial de los trastornos psiquiátricos en el posparto
Aurora Doll Psiquiatra CSM Vallecas.

* Abordaje de la pérdida perinatal. Un enfoque desde la Investigación Acción Participativa. Sonia Pastor Montero. Doctora por la Universidad de Alicante. Enfermera especialista en Pediatría. Hospital de Montilla (Córdoba).
* Abordaje psicoterapéutico de la depresión posparto Gabriella Bianco. Psicóloga perinatal y Psicoterapeuta. Socia fundadora de la Asociación Española de Psicología Perinatal (AEPP)

* Atención comunitaria al trastorno mental perinatal. Alfonso Gil Sánchez. Ginecólogo y psiquiatra perinatal. Centro de Salud Mental de Molina del Segura, Murcia. Vocal Internacional de la Sociedad Marcé española (MARES).

11.30-12h      Pausa café

12h.13.30      Mesa: Atención a las familias en la etapa perinatal.

Modera: Ana González Uriarte. Psiquiatra y Psicóloga. Unidad Salud Mental Infantojuvenil. CS Pirineos. Huesca.
* Los cuidados de la salud mental perinatal por las matronas. María Sanz Argüello. Matrona. Hospital Infanta Leonor. Madrid.
Acompañamiento Emocional y psicoterapéutico a las familias con bebes hospitalizados: Projecte Germans.  Maria Emilia Dip Perez, Psicóloga. Hospital Vall d’ Hebron, Barcelona.
La reubicación del hombre. Javier de Domingo. Fundador del movimiento Siloshombreshablasen.  Gestor de Círculos de hombres, psicólogo perinatal. Madrid.
El papel del acompañamiento de la doula en el bienestar de las madres
Concha Villarroya. Doula. Valencia

13.30-14.15 h Violencia de género en el embarazo. Casilda Velasco Juez. Matrona. Doctora por la Universidad de Granada.

14.00-16h.      Pausa comida

16-18 h:          Trabajando por y para la salud mental perinatal: Comunicaciones libres.

  • “Día Mundial Salud Mental Materna “. Isabel Echevarría López, Psicóloga perinatal.
  • “Consecuencias neurobiológicas del estrés durante el embarazo: estudio longitudinal multi céntrico basado en la diada madre-hijo “.  Flors Cirera, psicóloga. Facultad de Biología, Universidad de Barcelona.
  • “Piel con piel tras cesárea “.  Isabel Tostado, matrona. Hospital Infanta Leonor
  • “Atención psicológica en una unidad de neonatología.  experiencia en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid “. Isabel Cuellar, psicóloga clínica.
  • “Mujeres contando sus lactancias: conociendo sus dificultades y obstáculos”. Dolores Pérez, matrona. Universidad Autónoma de Madrid.
  • “Musicoterapia en el embarazo: un abordaje desde la prevención “.  Berta Pérez.  Terapeuta Gestalt. Máster en Musicoterapia.
  • “Cuando las cosas no van como esperamos: muerte y duelo perinatal en las clases de preparación al parto “. Manuela Contreras, matrona, Master en investigación en cuidados de la salud.
  • “Red ‘El hueco de mi vientre’. Lo que esta experiencia ha aportado a un grupo de matronas de Cantabria “. Pilar Gómez-Ulla, psicóloga y terapeuta familiar.
  • “Moxibustión en presentaciones no cefálicas “. Miriam Morlans, matrona. Hospital Infanta Leonor.
  • “Parto planificado en casa: estado de la cuestión “. Máximo Peña, psicólogo.

 

18-18.45h.      Conferencia Clausura: Facilitando la interacción madre bebé: el Programa de Observación Guiada. Cecilia Pérez Mínguez, Doctora en Psicología. Madrid.

Mas información aquí.

 

 

Me gustan mis pacientes

img_20150717_193104

Tal vez palabras no sean las adecuadas. Mis pacientes: gente que viene a pedirme ayuda, escucha, opinión o consejo en momentos delicados de su vida. Entran y me cuentan. Su vida. Con una franqueza que me admira. Con valentía, con pudor, con lágrimas a veces. Casi siempre son mujeres en momentos relacionados con el inicio de la maternidad. O con la dificultad de ser madre. Embarazadas o con bebés o tal vez buscando ser madres. Padres también veo. Hombres que me gustan por su ternura, que cuidan a los bebés mientras ellas hablan o cuentan, que a veces juegan con el hijo o hija mayor para que ella pueda explicarme todo lo que viven, el desconcierto, la soledad, la culpa, el extrañamiento.  Las broncas. Las mujeres que hablan del miedo a no querer a sus hijos lo suficiente. Entonces suelo hacer de espejo: ¿no te das cuenta que ese miedo es precisamente porque ya le amas muchísimo más de lo que se considera suficiente? Me miran desconcertadas.

Los bebés en mi consulta nos regalan sonrisas, momentos de magia mientras sus madres lloran o me cuentan sus peleas con el mundo, con la vida, en esta sociedad hostil donde ya casi nadie habla en el metro o sonríe por la calle. Mis pacientes me cuentan y yo escucho, observo, miro a ver que siento. A veces les cuento eso, lo que siento. Lo que me señala mi cuerpo. Otras veces comparto algo que aprendí de otras y otros pacientes. Pequeñas joyas, perlas. Los bebés también señalan y reclaman.

A veces me quedo callada, sin encontrar la palabra. Maravillada. ¿Cómo decirles que me encantan? ¿Cómo explicarles cuanto me enseñan? Me reconozco en las dudas, en las miserias, en las pequeñas violencias cotidianas de las que yo también me avergüenzo… A veces me entran las ganas de confesarme, de contarles, o de llorar yo sus lágrimas. De agradecerles la enseñanza. Si vosotras supierais…

Salen en mis sueños. Cuando dejan de venir les extraño y de vez en cuando pienso en ellas. Los bebés ya andan. No entiendo apenas esta vida y aún menos como la vivimos. Colecciono momentos, destellos, caricias y palabras. También las babas.

Qué suerte ser psicoterapeuta. Una vez una amiga me dijo estas palabras:

_Cuando alguien te pide ayuda en realidad te está haciendo un regalo.

¡Es tan cierto!

A mis pacientes, mil gracias.

La UCI neonatal ideal

Foto: Mireia Navarro y Victoria Peñafiel http://www.ditspetits.org

Foto: Mireia Navarro y Victoria Peñafiel http://www.ditspetits.org

“En la UCIn ideal, el apoyo psicosocial a padres y staff serán
objetivos igual de importantes que la salud y el desarrollo de los bebés ”

Hynan MT & Hall SL. “Introduction: Psychosocial Program Standards for NICU Parents.” J Perinatol Supplement Dec. 2015.

Me ha encantado encontrar esta frase recién publicada en un monográfico del Journal of Perinatology dedicado al apoyo psicológico no sólo de los bebés ingresados y sus familias, sino también de los profesionales que trabajan en las UCIs de neonatología. Es la primera vez que veo reconocido con tanta claridad algo que muchos llevamos tiempo intuyendo y deseando. Que la salud de los profesionales sea tan importante como la salud de sus pacientes es algo tan necesario, que no hacerlo probablemente incida negativamente, no sólo en la salud del staff sino también en la calidad de los cuidados médicos y de enfermería. El monográfico de acceso abierto incluye varios artículos muy interesantes:
– Como integrar a las madres y padres para unos cuidados centrados en el desarrollo. Van mucho más allá de facilitar el contacto piel con piel o que los progenitores sean los principales cuidadores, sugieren que los padres y madres participen en los pases médicos y de enfermería, tengan acceso completo a toda la historia clínica de su hijo en todo momento, que se deje de pensar en los padres como “visitas” al bebé y se les ponga en el centro, que se les eduque en la importancia de su rol fundamental e intransferible como cuidadores de sus bebés, etc.
Como crear grupos de apoyo para madres y padres durante el ingreso. Para ello proponen que se ofrezca a cada familia el apoyo de una madre o padre veterano (que ya pasó por ahí hace tiempo) que ayude a los padres desde los tres primeros días del ingreso. Algo que desde algunas asociaciones como APREM se viene intentando en nuestro entorno. Además señalan la importancia d elos grupos de apoyo al duelo si el bebé fallece.
– Como realizar cuidados paliativos en la UCIn, aquí también inciden en la importancia de preparar esos duelos si es posible ya desde el embarazo cuando se confirma una enfermedad o malformación de mal pronóstico. Incluso hablan de como preparar a la familia para una muerte del bebé en casa si ese es el deseo de los padres.
– El imprescindible papel de los profesionales de salud mental en la UCIn. Psicólogos, trabajadores sociales, psiquiatras infantiles…y cómo estos profesionales de la salud mental también tiene que ocuparse de la salud mental del staff, en ocasiones sobrepasados por la dureza de las situaciones límite que acontecen en la UCIn. Interesante también conocer la asociación americana de psicólogos que trabajan en UCIs neonatales o de trabajadores sociales perinatales.

Todo esto me recuerda el trabajo que pusimos en marcha en la UCI neonatal del Hospital de Puerta de Hierro y que intentaba abarcar casi todos estos aspectos. Cada vez hay más profesionales de la salud mental formándose y deseando poder trabajar en el área perinatal, creo que ha llegado el momento de que las UCIs neonatales les abran las puertas. En algunos lugares ya lo están logrando. Pequeños grandes pasitos hacia la humanización de los cuidados intensiso (HU-CI).